domingo, 26 de junio de 2011

Feliz verano a lo pobre

Aunque tengo demasiadas cosas que hacer , casi como siempre, y mis neuronas sucumben bajo ríos de lava sevillana , quería desearos un feliz verano .
Tiempo de luz y renovación , y bla bla bla y por aquí abajo un calor del copón .
Por favor os pido tres cosas;
1. No ver las noticias.
2. No agitar delante de mí trapos de color rojo.(vamos a llevarnos bien ).
3.No hacerme pensar demasiado.
...
En serio, mudanzas aparte , he decidido hacer dieta , gorda tengo más calor,pero... qué falta me hacen esos chupitos fríos de ron y cola , esos pelotazos para narcotizar mi dolor interno , para celebrar la vida.
Empiezo a pensar que es verdad lo que me explicaba el otro día Susiño en el post de la boda, que el alcohol u otros psicotrópicos (qué preciosa palabra , leñe) abre los sentidos y te hace apreciar cosas que normalmente no están .En mi caso nunca he visto el sol como la inmensa bola de luz que es en realidad , y jamás soy tan dulce y comprensiva como cuando bebo ; cada vez que me tomo un par de copas hago las paces conmigo misma y disfruto de la belleza de mi pequeño mundo.
Las personas que conozco me parecen entrañables y todo empieza a mejorar a nivel mental.
Es como si te quitas un vestido innecesario y sientes lo cómoda que se está en bolas, sin toda la fanfarria de pensamientos críticos y angustiosos ahogándote como un abrigo de fieltro .
Y diréis , pues si tan a gusto estás dándole al drinking, pa qué lo de la dieta.
Muy fácil ; tengo que aprender cosas del mundo de los seguros que me temo que en estado de iluminación no me entrarían.
De hecho no me entran de ninguna manera , y ando preocupada y alicaída; es el peor momento para empezar a trabajar y va a ser un verano de mierda; sin embargo hoy no he pensado , he vivido.
Hemos pasado el día mojándonos en la manguera , lavando perras,( han quedado preciosas y luego más tarde han podido dormir en el sofá junto a la niña )y la languidez de una felicidad artificial me ha acunado amorosamente todo el día , en un perfecto día de verano.
Verano a lo pobre ,pero lleno de luz.

16 comentarios:

ana dijo...

¿lo ves tonta? siempre hay algo bueno entre lo malo, disfruta de lo que tienes y sonríe a la vida. Mucho ánimo preciosa.

O SuSo dijo...

Primeramente no tenía ni idea de eso de los océanos, pero tampoco creo que sean coincidencias, porque volví del Algarve a primeros e Junio y la vida me hace publicar esto ahora....

Con respecto al alcohol y otros psicotrópicos, dije que son una forma de cambiar la percepción y abrirla, claro, pero es una puerta incontrolable, desata demasiada energía celebral y puede que no sepamos, yo al menos no tengo ni idea, gestionar toda esa iluminación a base de químicos externos. Un monje budista, un gregoriano encenrrado, los derbiches venga a dar vueltas, incluso un chamán en rito de ayahuasca, son seres en plena consciencia, que se han preparado y que tienen herramientas para gestionarse todo los que ese momento de iluminación les traiga, yo a sol y sombra no...de hay mis recelos por esta vía.

Reirse de todo y todos, partiendo de uno mismo es un buen principio para quitarse ese abrigo que encorseta.

Por cierto, me hace muuucha ilusión que me cites, pero elegir mis reflexiones etílicas?ja,ja,ja...

Tus vacaciones de pobre son geniales, y ya le gustaría a un montón de ricas soñar con algo así.

Un abrazo.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Me quedo con el final de tu escrito, cargadito de luz y buenos momentos

Besos de verano Reyes

virgi dijo...

Es que la luz la irradias tú.
Pa' empezar.
Y el verano va ser mejor y distinto de lo que crees. ¿No sabes que perdemos mucho tiempo imaginándonos el futuro y nunca es como pensábamos?
Besos, alguno para Selene, porfi.

TORO SALVAJE dijo...

Está bien.
Prometo no agitar trapos rojos no sea que me embistas.

Que pases un buen verano.
A lo pobre o a lo rico lo importante es divertirse.
Ojalá lo consigas.

Besos.

TriniReina dijo...

La luz que tú le pones, Reyes.

No hay que ire al Caribe para poner a veranear el alma, incluso cuando el cuerpo se achicharra a 40 grados a la sombra:)

Iba a decir que odio el verano, pero más odio los seguros, no me extraña que te tengas que tomar dos chupitos u tres:):)

Besos guapaaaa

mariajesusparadela dijo...

Mi verano será preparar el invierno (guardar la hierba empacada para los caballos, guardar leña y piñas para la chimenea,hacer la recolección de patatas, manzanas, quiwis, etc) y vivir cada momento como único, secándome el sudor con un brazo...pero, te lo juro, no envidio nada los veranos que se leen en las revistas, de esa panda de famosos y millonetis descerebrados.

añil dijo...

Me encanta saberlo, a mí me pasa lo mismo cuando me tomo dos cañas, me destapo creativamente y todo el mundo esta bueno que dan ganas de comérselo. Eso con dos cañas, con tres ya no lo tengo tan claro.

Un beso desde Córdoba. Ahora son las 10.59 de la mañana y no me creo que el aire entre fresco. Ya llegarán las tres.

Araceli Esteves dijo...

Un verano lleno de luz te deseo. Llamas de iluminación interna para enfrentar las embestidas de las tinieblas. BESO

muerte roja dijo...

La felicidad se vive así, a poquitos, pequeñas pinceladas, pequeñas cucharadas o pequeños sorbitos.
Nadie es feliz al 100%
Todos tenemos nuestras miserias y nuestras sombras.
Tal y como cuentas tu vida, es una vida con muchos poquitos que ya sabes que hacen un mucho.

Feliz verano!!!!
Ah, a mi esa palabra también me gusta, cual?

Psicotrópicos (debería haber sido la palabra del Año)

Laura Uve dijo...

Mi psicotrópico favorito es el cava... jajaja...

Sobre tus peticiones, no hay problema con la 1ª y 2ª... pero ¿¿¿cómo vamos a dejar de pensar???
Ahora no nos conviene...

Te deseo también un verano feliz, lleno de cariño y de luz!! Eso sí, odio el calorrrrrr

Isabel dijo...

Igualmente cariño, sudandito pero bien, porque ya estamos acostumbrada a "la caló"

Besitos

Elysa dijo...

Me quedo con la parte final, que pases un feliz verano a lo rico o a lo pobre, pero feliz.

Besos.

Sue dijo...

El maravilloso mundo de los seguros... si yo te contara...
Te cuento: Mierda de vaca.

En cuanto a las copichuelas, si te soy sincera nunca me he creído eso de que el alcohol engorde, de verdad. Vamos, no sé, pero es que yo debería estar como una ballena feliz entonces. No por lo que bebo ahora (que estoy hecha una monjita) pero anda que no he privado... La cosa es que no me lo creo y que un tintito de verano o una cervecita de vez en cuando, reina, no te va a engordar. Te lo digo yo, leñe.
Y que todos los veranos a lo pobre sean esos.

Aquí, en la capital, también tenemos 40 graditos de nada. Hoy, recién llegada de los 26 del mediterráneo (35 al calor de las fogueres), he recordado lo odiosa que es esta ciudad a partir de estas fechas.

Lo único que me salva este verano es mi 15M del alma y todas las actividades que hay previstas en cada barrio y toda la gente nueva que voy a conocer y todas las claritas y los tintitos de verano que me voy a tomar a la salud de Rouco Varela (imaginando que se cae por la escalera del patíbulo y se rompe algo, claro).

Besos y a dormir que mañana toca cadalso.

Uff.

Salvador Navarro dijo...

Beber nos descubre tal como somos, apoyo tu teoría de la desnudez. Quitarnos máscaras y poses para disfrutar de nuestro interior siempre frágil. Tu fragilidad reconforta al compartirla con nosotros. Tus palabras son como un gintónic de frescura, en pleno verano sevillano....

Alice se perdió dijo...

Tú y yo nos vamos a beber unos buenos cubatas este verano para perder el sentío y mandar un montón de cosas al carajo!!!! Y que le den por el c a los michelines, coño!

Qué se puede decir

Qué se puede decir a alguien cuando crees que ya lo has dicho todo??