martes, 17 de julio de 2012

Vuelvo

Vuelvo a casa y al blog y lo hago para jubilar zapatos,una vez más,como una vez más me he cambiado de domicilio y (esto sí es nuevo)estoy siendo capaz de sobrellevar el primer vuelo larga distancia de mi pajarillo;en estos días los zapatos que véis aquí se han pateado el sendero comarcal entre Montequinto y Dos Hermanas,han socavado las lindes utreranas,han subido a montañas de cartón,han derrapado en escaleras debajo de colchones y han gastado sus pobres suelas por la carrera de san Jerónimo,la gran Vía y hasta la esquina de la calle de la Ballesta;Madrid ha vuelto a enseñarme cómo es de taimada y retorcida, su tufo urbano me embriaga desde sus viejos portales y sus escaleras de mármol pero también esa vida exultante de su plaza mayor y sus contrastes;nada que no sepáis,pero todo por descubrir a poco que sea uno mismo quien camine con los zapatos viejos por las sendas nuevas. Me gustaría decir que estas manoletinas han servido además para matar cucarachas,pero no sería cierto; el dulce hogar necesitó fumigaciones atrasadas y para ello he estado usando las chanclas de goma con una rapidez ninja y letal;he estado hablando con las cucas en los mejores momentos,como aquél,golpe maestro,en que encontré una dentro de una caja y convertida en erizo alérgico la puse en su sitio como hizo Andrea Fabra con los parados,"que te jodan,bicho,que te mueras ya",qué curiosa épica la de la superioridad de las especies. En aquellos días amargos el careto de pija de la Fabra casi me consoló de mi propia miseria,pero sólo fue un chispazo;enseguida hubo otras y mejores cosas que atender. Al fin y al cabo a nadie se puede culpar de tener vacío el cerebro. Ayer la traca final con la fumigación , poco a poco se me olvida que éste no sería nunca mi hogar,tal como me prometí los primeros días de escalofríos y decepción;pero no quiero hablar sólo de bichos. También ha habido encuentros maravillosos(el de Virgi no estaba en el guión y por eso fue tan especial),una larga visita al museo del Prado,que me llenó los ojos y el espíritu con las láminas de mis libros de arte escolares,mucho alimento espiritual para tan pequeños ojos,ésa es la verdad,pero salir derrengada a las cuatro de la tarde y sentarse a comer en uno de esos restaurantes con carteles de colorines,uno de esos sitios donde el camarero es un madrileño maduro y te dice a ti, exclusivamente a ti,"aquí abajo no,tú te mereces algo mejor,cariño" y te manda al comedor de la primera planta,donde los mantelitos rosas y el aire acondicionado frío frío de verdad,desde donde se ve por un hueco la cocinera mulata hablando por el móvil y la clienta rusa que ni papa de español pero quiere estar tranquila con su tomate y su rúcula,donde los ventanales a la calle te permiten ver todavía un trozo de la entrada al museo y entre las vaharadas de Mahou piensas que en efecto,la amabilidad del encargado era para ti al igual que para las sorianas,las mañas y las aragonesas,una cuestión de encanto comercial. El verdadero sentido del arte es su universalidad,y todo sabe mejor con el dulce engaño de las sonrisas;qué bien me lo he pasado en Madrid,leches. Qué ideas más originales he tenido,y cómo he encajado en mi propia piel,con la precisión de un reloj suizo,troquelada sobre mi silueta de barbamamá escritora y mujer enamorada. Qué bien huele mi piel cuando está queriendo,que diría una cursi cuyo nombre podría empezar por Erre. Si no fuera por... bueno,lo dejo aquí,que me estoy perdiendo "Bandolera",eufemismo que quiere decir que volveré a oír los mismos diálogos tontorrones que ayer a esta misma hora,con la excusa de cabecear un rato pensando en todas las cosas que esperan agazapadas a ser resueltas o abordadas. Espero que al recibo de ésta os encontréis todos bien. Entrego esta carta al correo de la tarde para que os llegue enseguida,con las primeras nubes de calor de esta tarde cruel. Besos de vuelta. Gracias por seguir ahí, en los comentarios y en las miradas. Hasta mañana.

13 comentarios:

Genín dijo...

Yo bien, gracias...jajaja
Esta entrada comunica alegría, y serena felicidad.
Me alegro sentirte así, fuera Madrid o Sevilla la que te diera esa felicidad que extroviertes tan magistralmente, cosa esta ya muy normal en todo lo que escribes(Es peloteo porque quiero que sonrías, pero no deja de ser cierto).
Aunque debo confesarte que me sobresalté cuando hablabas de la cucaracha, me temí que se hubiera metido la Fabra en tu casa, esa que casi toda España desea que se joda con todas sus castas!
Por lo demás, disfrutando de la sensación de esquivar la caló con el aire acondicionado en el ranchito, aunque solo sea hasta las 20,30, que hay que apagar para recuperar una mijita de baterias.

Besos y salud

mariajesusparadela dijo...

Y qué contenta quedo yo con todo eso.

Isabel dijo...

Tiempo si leerte, querida Reyes, y por lo que cuentas, veo que lo has pasado bien. Me alegro mucho.

Besos.

Nieves dijo...

Chachi Reyes, así estoy.. jejeje
Me encanta verte de vuelta, contando tus aventuras y desventuras.
Hoy el leerte me ha ayudado a remontar una noticia que acabo de recibir hace una hora.
Creo que la compartiré con vosotros en mi próxima entrada.

Besos TKM ;D

BB dijo...

Siempre aquí, mi querida Reyes, pendiente de todo lo que nos dices, de todo aquello que te alegra o ensombrece, de todo ese caminar tuyo con zapatos viejos o nuevos, siempre...
Un beso,

Montserrat Sala dijo...

Que alegria saberte bien y contenta. Te siento feliz, eufórica y andadora con zapatillas viejas, pero con nuevos andares. Andares resueltos, andares de museos y andares madrileños.
Esperando seguiré que nos cuentes otras andaduras,tan felicies como esta.
Recibe un fuerte abrazo, amiga mia.

San dijo...

Bien gracias Reyes, tu tambien bien por lo que leo, la pequeña Mafalda andaluza, contando los días de regreso con mamá y todo en su lugar esacto.
Me alegro de tu felicidad tras fumigar y desechar zapatos viejos.
Buen regreso.

Eastriver dijo...

Gracias a ti por mandarnos cartas tan bonitas, por descubrir el mundo con tan buenos y sabios ojos, por andar inmisericorde hacia donde deseas, y por vivir la vida con la plenitud que se intuye.

No te figuras cómo me gustó leer que estás tan linda, tan linda... (y no es cursilería, es Benedetti, nena). Petons molt carinyosos.

Erik dijo...

Magnifico paseo por Madrid. Tenia pensado pasar por ahí antes de acabar las vacaciones y volver a revivir otros tiempos. Mientras tanto me conformo con tu carta.
De cucarachas pijas mejor no hablar, tan solo poner algún cepo de cual.

Beso

Francisco Espada dijo...

Tú en los madriles y yo marbelleando; tú alejada y yo cercano en la distancia. Como quien viste el pantalón de la temporada anterior y encuentra en el bolsillo un billete de diez euros, así de exultante estoy yo con tu regreso.
Besos

Elvira dijo...

Suenas muy bien, pero estoy algo torpona: ¿Te has mudado a Madrid?

Besos

virgi dijo...

¡Y lo bien que te ví, maravilla!Fue un rato corto, pero tierno y burbujeante.
A la fabra (sí, con minúscula), que le den.
Para ti, mogollón de besos (algunos al shico)

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Posiblemente tu vida, como la de la mayoría de todos nosotros no sea gran cosa, pero, hija, contada por ti... se va a otro precio.

Besos.

Verdades

Hay ateos bañándose en la sangre de Dios y creyentes que ya están en el infierno. Sé por qué beben tanto los poetas es porque no saben qu...