domingo, 9 de febrero de 2014

El amor es un candado que se oxida con la lluvia

Se prevén treinta y tantos litros por metro cuadrado durante la tarde de hoy.

Ya me apoltroné con todo lo necesario;bombones,pijamas,periódico,tablet,niña,amor callado,lamparita encendida,brasero.

No falta nada,ni siquiera la regla,de lo que me alegro porque así el dolor no estará en el trabajo el primer día.

Me vengo al blog,pensando qué escribir de entre las muchas cosas que me duelen,nostalgia que pincha como un escalpelo,pero la llevo descartando desde hace días,no quiero malear,no quiero echar de menos a los muertos ni engañarme a mí misma con el rollo de las cosas tristes.

La tristeza es una trampa,la más bonita de todas,porque nos hace más interesantes,no hay tristeza sin reflexión.

Y tampoco hay vida sin emoción,la certeza más dura en temas de relaciones y convivencias,por mucho que se empeñen la civilización y las religiones,no se nos puede sujetar en una repetición de vivencias durante todos los días de la vida por muy corta que ésta sea y por mucho amor que haya.

Entendido esto,al final escribiré una tontería;

me gustaria decirles a todos los seguidores de Federico Moccia, gran conocedor de la necesidad de los jóvenes de creer en el amor eterno, que todos esos candados que el tío vende por internet y con los que se está enriqueciendo vilmente,no les garantizan que la novia o el novio actual sean para siempre,y que es bueno y saludable que así sea.

¿Qué estáis comprando,insensatos,la idea de tener a la misma persona hasta el fin de vuestra existencia?
¿Sabéis acaso lo que eso supone?

Es como apostar ahora,en este mismo momento,por llevar los mismos zapatos hasta los 78 años,o firmar para no cambiar de gustos musicales o alimenticios,comer sólo chocolate hasta la ancianidad ,etc,acotar la vida en la edad más temprana,ponerse los límites antes de haber comenzado...
qué forma más burda de intentar asegurarse lo imposible.

Que lo sepáis;

para lo único que sirve poner candados en los puentes de las ciudades,es para estropear el patrimonio cuando éstos se oxidan,por la humedad de los ríos,ya sea el Tíber o el Guadalquivir,o los días de lluvia intensa como hoy.

Ojalá alguien se ocupara de educaros de otra manera; en el amor a vosotros mismos; en la aceptación de los avatares de la vida; ojalá quisieráis escuchar a los puretas que han vivido mucho,porque ellos tienen libros de cien páginas en el transcurso de sus vidas, y más de un nombre pegado a las costillas y al corazón,que no muere,decían,sin conocer al menos varias victorias;

ojalá algún escritor romántico se atreviera a escribir que vuestro amor es sólo un candado que se oxida con la lluvia.

No hay que dejarse engañar;sólo pensar un poco;

es mucho mejor vivir ese amor que mandarlo a retirar por el ayuntamiento como un mueble viejo y contaminante.

(Foto,abcdesevilla)






7 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Sí, mejor vivirlo.

Tracy dijo...

Buen consejo, ¿pero crees que llegarán esos jóvenes a leerte y si te leen te harán caso?

Salvador Navarro dijo...

No hay tristeza sin reflexión... Yo no soy joven y pienso que sí hay que querer que el amor sea para siempre, en todo caso y a cualquier edad, aunque la realidad nos golpee con las miserias de nuestros errores o el tiempo apague la llama, pero hay que mentirse con sinceridad acerca del carácter eterno del amor, para que éste sea auténtico en el momento que se disfruta

Reyes dijo...

Lo sé,Salva,pero hay que intentar salvar el puente de Triana,cohone.
Y todos los puentes de Italia,y del mundo.
Incluyendo los de plata para el enemigo.
Besos,Salva,Maria Jesús,Tracy.

Emilio Manuel dijo...

No se si hablamos de candados pegados a un puente, o de un hombre/mujer pegado a una mujer/hombre, en cualquier caso siempre hay que hacer una limpieza de vez en cuando, que no suponga cortar por lo sano.

Saludos

Gilberto Avendaño Inocente dijo...

"La tristeza es una trampa,la más bonita de todas,porque nos hace más interesantes,no hay tristeza sin reflexión"

Me ha gustado mucho esta parte.

Y sí, la tristeza es hermosa y fuerza a reflexionar.

Encantado.

Saludos.

virgi dijo...

La juventud es así.
Yo paso por el puente cercano a mi casa y veo cientos de ellos, lo que me inspiro un post que no sé si leíste.
Besos besos (pronto en direshto)

Verdades

Hay ateos bañándose en la sangre de Dios y creyentes que ya están en el infierno. Sé por qué beben tanto los poetas es porque no saben qu...