domingo, 26 de marzo de 2017

Me falta una hora

Hoy me apetece esto;
...
Me falta una hora de domingo para decirte que te quiero, así como es verdad que me falta la paciencia.
Que temí irme de este mundo sin conocer un amor como el tuyo, que amanece los domingos como una marea tranquila , y te sigo encontrando cuando apenas ya lo espero.
Es así entonces nuestro encuentro, sin palabras ni análisis de ésos que tanto he leído, de las revistas de psicología ( trucos baratos para alimentar el deseo de las parejas muerta, como si lo que está muerto se pudiera resucitar), mujer urbana al fin y al cabo siempre me he alimentado de teorías.
Tú me subes el cubo de la paciencia o me das una vela encendida desde ayer por la noche, y me esperas sin decir nada incluso cuando estoy despotricando.
Tú careces de mi maldad innata y de mi chorro de palabras, a mí me falta tranquilidad de espíritu.
Yo te soñé muchas veces en el mundo desesperado, cuando vagaba de puerta en puerta como una señora puta en miniatura, sabiendo que mi libertad estaba por encima de todo porque era madre soltera, aunque parezca la letra de un  fandango como los que cantaba Pepe Pinto, (ésos que todavía me hacen llorar porque son sentimentales y porque mi abuelo era un cantaor de primera que nunca llegó a nada, ya que  tenía un corazón ligero como una paloma).
Por eso busqué y sabía que vendrías, aunque no sabía cuándo, y uno de mis amantes a distancia más sensatos me decía "Reyes, bonita, no esperes esas cosas, los hombres son egoístas en el mundo moderno, ya ves cómo está el patio " y era verdad que el patio estaba lleno de enredaderas, de falsas ilusiones y esperanzas , y después de cada beso llegaba la distancia.
Era verdad que mis supuestos amigos me decían "No necesitas pareja porque eres inteligente", como si la soledad fuera el plato de los dioses.
Los dioses, tan soberbios y castigadores, tan faltos de ecuanimidad, en el fondo.
Claro que sigo siendo libre, que podría mañana coger mis cuatro cosas y despertarme sólo sobre mí y mis problemas, pero entonces faltarían tus ojos verdes, tu cálida mirada sobre las cosas que me agobian, tu mejor percepción de mis derechos, la serena supervivencia de los días, el horario de los cojines.
No te preocupes, yo pondré las sorpresas, bastará con que me ayudes a limpiar y a planear viajes a la costa lejana de mis sueños un par de meses al año, yo seguiré soñando por los dos.
Por los tres, en este caso.
Y no voy a olvidar aquella lección de cuando mi corazón me guiaba, creyendo que sería lo que parecía imposible, por una vez sin venderme la moto de ideas preconcebidas ni estadísticas;
nadie puede recibir lo que no espera.

7 comentarios:

Alphonse Zheimer dijo...

Una carta de amor en toda regla, de amor lúcido sin florituras ñoñas ni recetas de princesas rubias y príncipes azules; me ha gustado como siempre, y ya he cumplido mi parte del trato unilateral que he hecho con Ud. y he colgado mi chuminada redentora y pataletística de las putadas que hacen los anónimos en las ciudades.
Ya queda menos, creo que 19 entradas que espero con una indisimulada avidez.
Ya he recibido sus botellas y las saborearé antes de contestarle.
Ahora compartiré con Ud. un documental que me ha encargado el morito por "Drive"; esté atenta al mail.

Reyes dijo...

jajajaj gracias de nuevo, ya empecé el documental pero lo he dejado en el minuto 18, la verdad que está interesante , mañana lo terminaré porque ahora con el cambio de hora resulta que es más tarde lo que creía...joooo....bueno mañana vuelvo para mi chorradita number three de este reto que me he puesto a mí misma para como sabe jugar a las obligaciones.
Y también porque es una terapia baratita y sana.

Abrazos,grandes.

Tracy dijo...

A mí también me falta una hora, por si eso te consuela.

Genín dijo...

Uy, me siento como que interrumpo algo, pero me alegra mucho sentirte tan vital y con el corazón funcionando calidamente y a tope... :)
Besos y salud

Montserrat Sala dijo...

Me lo dijeron ayer,
las lenguas de doble filo.
Que te casaste hace un més,
y me quedé tan tranquilo.

Otro cualquiera en mi caso,
se hubiera puesto a llorar,
yo cruzándome de brazos,
dije que me daba igual!

Porqué sin ser tu marido,
ni tu esposo, ni tu amante;
yo soy quién mas te ha querido.
Y con eso tengo bastante!!!l

Pepe Pinto: magnífico. Yo me he atrevido a escribirlo a la catalana, que suena fatal, pero para que veas que la cultura andaluza no me es indiferente.
Dices que la primevera ha resuciado en tí la ilusión y ha levantado tu ánimo y no sabes como me alegro. Un beso muy grande, chiquilla.

Reyes dijo...

TRacy, nos han robado una hora por la cara, sí.
Genín, qué vas a interrumpir nada, hombre, si vengo a mi escaparate.
jejeje.
Montserrat, qué bonito lo que has puesto, gracias.

Besos a los tres

Araceli Esteves dijo...

Qué bonito, Reyes.

Algo se romperá (Crisis)

Algo se romperá entre nosotros cuando ya no piense como tú, cuando entiendas que lo que tanto te importa se me da una higa, cuando nos dé co...