miércoles, 5 de mayo de 2010

Y yo escribía


Era el mes de Junio y yo escribía
mi corazón dando tumbos en la arena
la piel seca de tanto echar de menos ;
era el mes de Junio y yo escribía
asomada a la ventana de mi cuarto
un trozo de autobús se te llevaba
aunque en mis manos quedaba tu perfume .

Si me viera ahora como soy
aquella dulce niña que escribía
sin olvidar ni uno solo los acentos
creyendo puntualizar la vida
o el suave terciopelo de las rosas;
aquella que creyó que amanecía
cuando el sol ya era bajo ,casi ausente
que pensó que sabía los secretos
porque tenía valor con las palabras
a caricias las amaestraba sola
y no le importaba derramarlas.

El amor era amor
la familia familia
se podía estudiar y esperar en las esquinas
en las fuentes de pueblo un viernes por la tarde
donde el agua bailaba cantarina;
el miedo era pequeño e inservible
como el pastor mentiroso de los cuentos
y siempre recibía su merecido;
quién lo diría
ahora soy cobarde y estoy sola
no veo la luz del faro en la distancia
pronto será Junio
mi corazon flotando en agua sucia
tengo un paraguas y varias redes rotas
un poco de sol anaranjado
un montón de besos huerfanitos
un grupito de amigos invisibles
y encuentro razonable el desapego;
eso es porque he navegado durante mucho tiempo
a tiempo claro y ojo ardiente
aferrada a cientos de mentiras
por si el tiempo me pillaba por sorpresa
aunque al final lo hizo;
vaya mierda de travesía
ahora que lo pienso .

4 comentarios:

añil dijo...

No, no, no, ningún timpo pasado fué mejor, aunque a veces sea un poco chungo. Hoy me quedo con:
"el miedo era pequeño e inservible
como el pastor mentiroso de los cuentos
y siempre recibía su merecido;"

Besos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Hay quien ni siquiera sabe que se puede hacer una travesía.

Besos para el camino.

Fran dijo...

Nada de lo que hemos hecho en la vida puede tener el calificativo que le das. Tuviste una ruta entonces y la tienes ahora. Sé que no eres cobarde, conozco de tu fortaleza, sácala de nuevo al camino.

Te lo dice un amigo que te quiere

virgi dijo...

Visto con esa melancolía, todos los brilés jugados, las rayuelas, la soga, las casitas...tienen un punto de tristeza. Y eso que yo no tuve una fuente cantarina que me alegrara con su sonido árabe y andaluz.
Pero hemos de darle la vuelta, querida Reyes, ahora te requeteves en ese tesoro que te hace la vida tan bella.
Un abrazo de mayo, junio ya vendrá.

Qué se puede decir

Qué se puede decir a alguien cuando crees que ya lo has dicho todo??