viernes, 8 de julio de 2011

Entendiendo

Un día me iré
como nos vamos todos
y será muy divertido hacer repaso
contabilizar tanto las heridas
como las veces que he hablado
expectativas colgando a media cara
sonrisa congelada
y un retal medio cosido y desdoblado
el bolsillo lateral donde me guardo
los tesoros y recuerdos de la infancia;
yo que lo tiro todo
voy con mi casa a cuestas
entendiendo por casa
una forma de ser que confunde o arrasa
no hay términos medios
sólo cosas que pasan
y me dejan mirando esos días perdidos
en que de verdad no supe
decidir la retirada .
Podría ser peor
hoy me han hablado
de uno que allí estaba
un día enfermó
y desde entonces
su mesa de trabajo , sus lápices
las cosas que tocaba
aún lo esperan ;
me he preguntado
si sería tan imbécil como el resto
y me he dicho
seguro que no
porque ya ha muerto.
Ya sabrá que todo era mentira.
Detrás de los cristales
borbotean las palabras
insanas, entendidas
como formas de empleo ;
menos mal , después de todo
mi ángel me permite
la rara libertad de durar poco
en sitios donde el alma se acojona
lugares donde la vida es una puta
dedicada al simple cotorreo.


(Libre a partir del lunes vuelvo al Inem, como un Guadiana con tarjeta,libre).

10 comentarios:

Ricardo Miñana dijo...

Espero que alguna vez tengas suerte y no necesites volver al Inem.
que tengas un buen fin de semana.
un abrazo.

Sue dijo...

En algún momento te contaré la mala semana de curro que he tenido y lo puta que me he sentido. Esclava de un sistema de mierda y de personas y situaciones que no tienen nada que ver conmigo. Arrastrada al lloro infantil, a solas, en casa, preguntándome qué hago en ese lugar y por qué sigo soportando lo insoportable. Yo, que soy inteligente, me siento como una estúpida allí, cuando me buscan las vueltas porque no tienen nada que reprocharme. Porque curro como el que más.

Así que, en parte, envidio tu libertad, aunque tenga esa oscuridad de la incertidumbre.

Tu brillas por ti misma como estrella en el firmamento, así que encontrarás el camino. Qué digo, encontrarás muchos caminos.

Todos.

Un beso grande.

muerte roja dijo...

Estaba valorando y disfrutando de tu entrada llena de diversión y dramatismo al 50% como tú tan bien sabes contarlo, cuando la última frase me ha dejado el choc y casi me ha hecho olvidar toda la entrada.
Pero ya has acabado el contrato, ya en el inem??
Me dejas perpleja, espero que nos cuente esa parte de tu vida que has dejado caer como si nada, en paréntesis y como nota final...

Un abrazo fuerte Reyes :)

Larisa dijo...

"... la rara libertad de durar poco
en sitios donde el alma se acojona".

Llámalo ángel, llámalo X, llámalo energía.

;)

¡Muuuuuuuuuuuuacaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

virgi dijo...

Te lo digo una vez más, querida Reyes: algo bueno te está esperando, pero no sé dónde ni cuándo.
Te llegará, lo sé, y será hermoso.
Te abrazo fuerte fuerte

(y a Sue también)

Anna Jorba Ricart dijo...

Ha sido publicada en La sabiduria de Sancho tu relato Corazón de patata

mariajesusparadela dijo...

Yo no comparto el comentario de Virgi en su totalidad: es posible que algo bueno haya para ti, pero tienes que empezar a luchar para que llegue, no lo esperes sentada, por favor.

iris dijo...

Bueno Reyes, como tú bien dices tienes un ángel que no permite que pases mucho tiempo en ese tipo de trabajo.A mí me pasaba lo mismo , hasta que decidí aguantar con el paro y los 420 euros de la ayuda hasta que me situara profesionalmente donde me sentía a gusto...y en eso estoy, ya estoy segura de a qué me quiero dedicar, en este momento estoy en proceso de financiación del proyesto. Verás como más tarde o más temprano, lo que ahora vés dificil aparecerá ante tí, pero como dice Maria Jesus, hay que ir a por ello. Besos y mucha suerte.

BB dijo...

Reyes, Reyes, yo desde tan lejos como estoy, sigo tras de ti, de tu trashumante vida, trashumante corazón y me pregunto, cuando encontrarás ese sitio donde colgar tu hamaca y descansar...
Te abrazo
BB

O SuSo dijo...

pues genail, y para ser más consciente te dejo por aquí el Manifiesto de Parados Felices!!
A reconquistar el tiempo.

http://www.reocities.com/pimientanegra2000/manifiesto_parados_felices.htm

Un beso

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...