miércoles, 9 de noviembre de 2011

El milagro

Todos los días esperaba un milagro.
El cielo desplegaba sus nubes desde el mismo alféizar de su ventana, el viento alentaba sus sueños partiendo desde la raíz de sus cabellos y de una forma u otra los colores se sucedían en una especie de tornasol diario en el que era imposible aburrirse.
Y sin embargo, ella seguía esperando un milagro.

21 comentarios:

iris dijo...

Yo creo que en el fondo todos y todas seguimos estamos esperando un milagro y no nos damos cuenta que ya lo estamos viviendo, que vivir ya es un milagro y una gran oportunidad. Besos.

Muerte roja dijo...

La foto es preciosa, sobre los milagros, no voy a ser yo la que te diga que desgraciadamente no existen... yo no vi ninguno...

Ánimo y besitos :)

Estoy de acuerdo con Iris.

Emilio Manuel dijo...

Más que milagro, yo diría que busca la esperanza perdida.

Un abrazo.

mercedespinto dijo...

Cierto, para todos ocurre el milagro cada amanecer; pero somos tan necios...
Un abrazo.

Francisco Espada dijo...

Yo encuentro un milagro en cada amanecer: ¡he despertado!

mariajesusparadela dijo...

El milagro sucede cada día: estamos vivos sin que sepamos por qué. Y el sol sale. Y tenemos ojos, para admirar toda esa belleza que nos muestras.
Yo creo que todo eso son milagros cotidianos.

Sue dijo...

Estoy con Iris, Mercedes, Francisco, Paradela... aunque a veces mi pesimismo no me deje verlo cada nuevo día es un milagro.

Un beso.

Marisa dijo...

Abundo en lo anterior
el despertar cada día
ya es milagro.

Unbeso

Genín dijo...

No, yo ya no espero milagros, se que tendré que morir, y ya no queda muy lejos...
Hoy, aquí, todo son nubarrones y chubascos, y eso me pone mustio, no estoy acostumbrado a este cielo...
Besitos y salud

Tracy dijo...

Y el milagro lo tenía delant: vivirrrrrr.

Larisa dijo...

Paso de los llamados 'milagros cotidianos' que nombran por aquí arriba. No hay mérito. Y no consuelan. Esperar un Gran Milagro, esa sí es la actitud. Colaborar a crearlo, ya es la re-actitud. Vamos, pues.

Un besazo.

Elysa dijo...

A mí me parece un milagro despertar cada amanecer y de paso tampoco está mal desear otros milagros y salir a buscarlos.

Besitos

Montserrat Sala dijo...

Mejor no esperar cosas que no van a llegar nunca. aunque dicen los entendidos que la esperanza és lo último que se pierde.Particularmente,
yo soy de las que piensa que vivir es lo único que vale la pena, y és lo tenemos concedido. Abrazos.

Antonio dijo...

Milagro tiene que ver con "mirar", del latín "mirari" (asombrarse, extrañar, admirar, sentido predominante en el castellano de los siglos XII y XIII, cuya reminiscencia queda hoy en esa usual reacción de quien se siente observado con insistencia, plasmada en el "¿qué miras?" (¿tengo monos en la cara?).

Como derivado de mirar, miraclo aparece en El Cid, y miráculo en Gonzalo de Berceo, descendiente semiculto de miraculum (hecho admirable).

"Milagro" es hermano de "maravilla" y, —mira por donde—, acabo de descubrir que utilizar la tan manoseada expresión de "un milagro maravilloso" es redundancia inadmisible, ja ja.

Un abrazo, querida Reyes.

Raúl dijo...

El milagro era ella, mujer.

NáN dijo...

Me cansé de estar sentado a la puerta de mi casa esperando ver pasar los cadáveres de mis enemigos.

He cambiado a la actitu de "los amato y luego los dobo". Eso sí que es un milagro.

manolotel dijo...

Eso es Internet. Un sueño que se esparce. Miles de colores para el alma y la vista que no siempre nos deja satisfechos.

El milagro a veces tarda demasiado y a veces, esperar no es suficiente. En esos casos hay que hacer algo más para que el sueño se haga realidad.

Un besote, amiga.

BB dijo...

Pues, yo, optimista irredenta, creo en los milagros, porque el estar aquí, ya lo es...
Besos, querida amiga
BB

Isabel dijo...

El milagro es la vida y la sabiduría es saber apreciarla, como la protagonista aprecia esos cambios de luz.

Besos.

Lluís Bosch dijo...

Hoy después de leer un periódico de derechas me he ido para casa y me he sentado ante la ventana a esperar el milagro.

TriniReina dijo...

Precisamente hoy me he levantado con esa sensación, la que algo extraordinario me va a suceder. Espero quesea algo bueno, o cómo mucho, que el día pase sin pena ni gloria:):)

Como el del chiste: " Virgencita,si quera como estaba:):):)

Besos

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...