jueves, 10 de noviembre de 2011

Procrastinación o los patos de mi cerebro

Ya sabéis que está inventado todo y esto de la procrastinación, que suena a algo mucho peor de lo que es,lleva ya años sonando como término pisicológico y forma de vida habitual de todos esos fracasados que jamás consiguen lo que se proponen, dicho sea lo de fracasados con todo el cariño puesto que no voy a tirar piedras contra mi propia choza.
Tanto me gusta que alguien se haya fijado en ello y haya abierto una fuente de filosofía y estudio acerca de sus causas,perfiles pisicólogicos habituales y motivaciones(si el cagar es biológico,la destrucción en cualquiera de sus formas siempre tiene un origen mental)que acabo de enlazar el blog de procrastinación.org para visitarlo con regularidad y enterarme de las últimas noticias y avances en nuestra materia, aunque curiosamente, una vez realizado el test del principio, resulta que la procrastinación "está llamando a mi puerta" o sea no es tan rotunda como yo creo.
Pero oiga, si yo siempre lo dejo todo para más adelante,pa mí que más que llamar a la puerta,ha entrado hasta el salón ,se ha sentado en el sofá y ha puesto los pies encima de la mesa.
Gracias por los paños calientes ,pero sr. Web Master de Procrastinadores Universales,le diré que este verano yo bebía cerveza alegremente en una piscina comunitaria y miraba feliz al cielo de un verano eterno mientras decidía adelgazar diez kilos y trabajar duro con mi mente, que es un boniato atravesado por conexiones neuronales bastante amargadas desde los quince años, más o menos,sabedora de que llegaba una travesía distinta que tenía que afrontar con otro temple ; a partir de los cuarenta no es gracioso que te muerdas las uñas porque la realidad te parezca un motivo de estrés perpetuo,no, sobre todo si tienes una hija a la que tienes que llenar la mochila con filosofías más positivas para que no sea una histérica ni dependa de ansiolíticos en la edad adulta; al menos hay que intentarlo para romper el círculo maldito porque la vieja excusa de que el mundo es una mierda ya no sirve, como digo, a partir de los 40.
Con mi sayo y sin mojarme la barriga, como manda el refranero, le prometí a la señora del espejo que perdería esos kilos "después del verano" y luego le prometí a un amigo que estudiaría para Justicia " a primeros de mes" y luego se lo prometí a Lola y también a Virginia " a partir del lunes" y me dejé para el final donde ,agazapada y triste, hacía pucheros delante del espejo porque lo que a mí me gusta es comer y escribir y ya mismo la vida se me acaba,para qué tanto querer hacer las cosas bien si no duramos tanto,así empieza, ya me lo conozco,lo mismo que con las dietas,los estudios,los planes de conversión y mejora,al final resulta que (también)puede ser un problema de autoestima y de miedo, claro.
El "para qué quieres conseguir eso" , si no va restar ni un ápice de lo que eres,y encima te vas a morir igual.
Como decía, el verano se alargó como un chicle pero acabó al fin ; llegó la lluvia de Septiembre, la vuelta al cole,se acabaron la cerveza y el culebrón del Diablo de amores,el sol del mediodía se transformó en nube,se peló el árbol que se ve desde la cocina y llegó Noviembre.
El agua que era azul transparente se ha vuelto verde,ya no hay piscina sino lago;yo sigo aquí, peso lo mismo,gano igual de poco, avanzo lentamente en los estudios y dejo pasar los días con una especie de resignación absurda, sobre todo desde que entendí que sufrir por ello en exceso puede romper(y de hecho ha roto) mi salud llamativamente .
La otra tarde descubrí con asombro que una pareja de patos había tomado posesión de la piscina y me encantó la escena otoñal .
Entonces (esto no sé si me gustó tanto)pensé que procrastinar no es más que eso, dejar que los patos se queden a vivir en el lago pringoso del cerebro, donde las ideas por sí solas jamás llegarán a ser cigüeñas.

(La foto es mala pero se ven los patos,inocentes en su simple existencia).

19 comentarios:

Tracy dijo...

Me he reido y he filosofado contigo, una mezcla explosiva que no está nada mal, la seguiré practicandocada vez que pueda.

Larisa dijo...

"He fracasado hasta en ser un fracasado", leí anoche en el Tuiter de alguien. Y lo apunté.

Me mola la metáfora (¿metáfora?) de los patos en verde pastoso. Será que llevo como veinte años preparando un caldo de cultivo precioso para que naden los patos del tedio y la cobardía.

Pero eso se ha acabado, porque ahora somos valientes, ¿verdad? ... ¡¿VERDAD?!

(Sigo catatónica tras el debate. Me va a costar superar lo de Alfredo. Empiezo a sospechar que Mari-Ano puede, y sólo puede, que gane, y miro la web de Vueling. Exilio y eso).

Tengo gana de verte, cohoneh.

Bicos en rosa.

mariajesusparadela dijo...

Ellos(los patos) nunca dejan para mañana lo que pueden hacer hoy. Y eso que no son capaces de plantearse que mañana a lo mejor no existe porque el "pato a la naranja" es un bocado exquisito y fácil de preparar.
Cada día estoy más contenta de ser una simple y no aprenderme esas palabrotas que a ti te dan alas como el redbull(¿?)(a saber cómo se escribe eso que nunca he bebido),para poder dejar de estudiar y no aprenderte la magia poética de la Constitución...

Isabel Barceló Chico dijo...

Muy simpática esta entrada. Y los patos. Siempre queda la esperanza de que alguno de ellos se convierta en cisne. Suelen hacerlo por sorpresa... Besitos.

virgi dijo...

Muchacha, ponte a estudiar y olvídate de la procrastinación (2ª o 3ª vez que leo semejante palabra, mira que es fea, la jodía)
Tus patos vuelan, tesoro, y ese es un lujazo.

Eastriver dijo...

Te prometo que no sabía que esto que me pasa tenía nombre... Me alegra que también exista la posibilidad de tomarlo con sentido del humor... ¿Procrastinación, era? Qué nombres... no sé si lograré recordarlo... Mañana intento memorizarlo, jajajaj

mercedespinto dijo...

¿Es posible, digo yo, que de tanto ponerte metas te hayas olvidado del camino? Lo importante, digan lo que digan, es la lucha contra la adversidad; el resultado solo sirve para engordar el currículum.
Buenas noches.

Francisco Espada dijo...

En mi opinión, Reyes, necesitas más que nada, por encima de psicólogos o terapias alternativas, creer más en ti. Repite conmigo: ¡soy una tía estupenda!

BB dijo...

La palabra, un trabalenguas total.
Me niego a pronunciarla.
Y, no le abras la puerta, porque se cuela en tu vida y llegará para quedarse.
Cree un poquito en ti, querida amiga. Te lo decimos todos, una y otra vez. Sabemos lo que vales, que es mucho, muchísimo.
Un beso
BB

Genín dijo...

Siempre se puede recurrir al dicho, "No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy", y al carajo la procrastinación...
Besitos y salud

NáN dijo...

El último párrafo es esplendoroso.

Pero, ¿qué te parecería si todos tus amigos dijéramos "mañana le comento"?

En fin, quién soy yo para dar consejos, o dicho de otro modo: "Manolete, Manolete, si no sabes torear pa qué te metes", que cantaban los antimanoletistas con la música del pasodoble (sin letra) dedicado al torero.

Recuerdo una historieta de Mafalda en la que su amigo escribe en un papel "No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy" y en la viñeta siguiente exclama: "¡Mañana mismo empiezo!".

Iba a comentarte más cosas... pero lo dejo para mañana.

iris dijo...

Bueno Reyes, te entiendo perfectamente y bajo mi modesta opinión pienso que debes luchar por lo que verdaderamente te hace feliz, que es escribir. Yo pienso que el tiempo que estás empleando en estudiar unas oposiciones que si las apruebas te llevará a un trabajo en el que seguirás sintiendo el vacio de querer ser escritora, podrías emplearlo en eso, en escribir que es lo tuyo. Si dedicas ocho horas diarias por ejemplo a ser escritora y a que se publiquen tus escritos yo creo que al final lo consigues y si no lo consigues estarás empleando tu tiempo en eso que te gusta ... y de eso se trata, de que seas feliz, como los patos en la piscina. Besos.

Elysa dijo...

Pues hoy no sé que decirte, Reyes, tengo unos días "extraños".
Solo: ánimo, eres grande, muchacha.

Besitos

NáN dijo...

Ojo: en uno de los primeros capítulos de Los Soprano, el mafioso cuya historia se cuenta es feliz como un niño cuando una pareja de patos con sus patitos toman lo se marchan, entra en depresión.as piscina.

Cuand

Sue dijo...

¿Procastina quéeeee? Ay madre, que esos libracos que estudias te han abducido, reina.
Mira a ver.
Me gustan los patos cuando no están en celo, porque cuando lo están los machos persiguen a las hembras y las pican en el cogote hasta que se rinden y se dejan penetrar por detrás. En época de celo fíjate en que algunos patos tienen el cogote pelao. Son hembras.

¿Esos de la piscina cómo tienen el cogote? ... en la foto no se ve.

Putos patos.

Besos y ánimos para esa melancolía. Todo tiene distintos colores según la estación del año con que se mire (calva me he quedao de pensar). El otoño es bonito si paseas por un hayedo, pero para una piscina de verano puede resultar triste.

Te dejo ya, voy a abrazarme a mi cojín y a sorber mi sopa marroquí calentita. Ica.

(esto de dormir con el culo al aire es mú malo reina. No lo hagas nunca).

Jose Vte. dijo...

Poco a poco, una cosa tras otra, muy lentamente, hoy, mañana pasado. Como sea y cuando sea, pero nunca hay que pararse, surgen muchas dudas que nos hechan p'tras, pensamos que no valemos para nada y que nada vale la pena. Pero siempre lo vale.
Ahora es otoño, ya no hay sol (bueno en realidad parece que el verano no se quiere ir), y los patos se han apoderado del lago que antes era una bulliciosa piscina, pero ese lago se pintará de azul piscina y los niños volverán a saltar y a nadar porque el verano habrá retornado. La ilusión nunca debe dejar que sigamos mirando hacia adelante, pero con un ojito puestro atras.

Animo valiente, que tu vales mucho.

Montserrat Sala dijo...

Se me antoja que estas un poco depre. Bahh¿ mujer no te apures. Pasa en las mejores familias. Es el otoño puro y duro. los primeros frios, el ver tu
piscina verde, y no azul turquesa, que es el color natural de su clorada agua.
Veras, como vuelve e sol caliente, como te entrarán por enésima vez los deseos de hacer régimen cuando te pongas el bañador y vuelvas a verte con demasiadas lorcillas....
Esto vuelve enseguida, pero antes hemos de sufrir un poco con las fastidiosas elecciones, las pesadas navidades, etc. etc.
Y cuando seas vieja como yó, que también te llegará, pensarás: Que bien que llega el otoño, que voy a poder comer sus magníficos, frutos
que voy a poder ver la lluvia tras los cristales, que voy a poder oler los campos mojados, que juntaré la família, por Navidad, que me cansaré de cocinar para todos....
que bien que tendré la oportunidad de cambiar las cosas con las elecciones (O eso me harán creer)

¡!! que bien que estoy VIVA!!!

un besito, guapa1

Julio dijo...

queee ruina de fracasamientoooo ffffelliiiizzzzzz seas tú por saber utilazar este chisme y no perder lo escrito para después de media hora poniendote cosas,con el rollo de la contraseña para enviarlo,zass¡mi gozo en el pozo! había desaprecido todo y ahora amndarte esta memez de comentario. aaagggg yo es que me aruño la getaaaaaaaa.Besucazo grande,a ver si otro día tengo más conocimiento y te envío todo lo que escriba,o fariseo o publicano qué se yo,si como tú ddices todo puede ser utilizado en nuestra contra.Muaaakkiiissssss
(Ysi lo consigo mandar este claro)

Alice vio la luna... dijo...

Procrastinada mía: todo es igual y nada lo es, y si no, mira tu propio blog. Hoy son unos patos, mañana el socorrista mazas. ¡La vida es un tango y tú sabes bailarlo!

Besitos de otra procrastinada obstinada en serlo.

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...