miércoles, 16 de noviembre de 2011

Los nombres y el destino

Las palabras que nos rodean nunca son casualidad,y nuestros nombres son palabras.
Por eso Roberto Brasero es el hombre del tiempo de Antena 3.
El doctor Emilio Barriga es especialista del aparato digestivo.
Hace poco vi en un libro conmemorativo de Emasesa (la empresa municipal de aguas de Sevilla) que el director (que firmaba el prólogo) se apellidaba Aguado.
Hay pediatras que se llaman Niño de apellido y personas gordas que se llaman Delgado,como para jugar a los contrastes;
tecleo "Vaccaro" en la red y en un sitio me dicen que procede de Escocia,(de ahí mi inapelable deseo de ver esa tierra antes de morir)luego trasladado a Italia.
Hay en ese país unos tres mil seiscientos vaccaros,la mayoría concentrados en Sicilia,(de ahí la pasión y la mala lengua)y muchos más repartidos por países de habla hispana.
(En España somos unos 200).
Una vez cambié un par de correos con el novelista y abogado José Vaccaro,nacido en Barcelona que sí averiguó sobre su familia y la causa de la emigración, el malvado bandido Malatesta.
De los Vaccaro de Sevilla nada sé,salvo que hemos sido en las últimas generaciones gente buena de mal vivir y poco medrar.Bueno, algún cabroncete también ha habido,mujeriego y ligero de mano, a ése lo conocí y pude ver cómo acababa sus días sentado en un sofá de escay rojizo con pañitos en el respaldo,aún me parece oler su tabaco de pipa.
Más atrás hubo un caballero alto con gran sentido de la justicia que tenía un taller de barnizado en el centro de Sevilla;su trato educado rayaba las mentes y solía meter en el sobre de la paga de sus empleados un décimo de lotería en navidad.
Por un tiempo creí que Vaccaro era vacca -de oro;dorado y abundante animal de prosperidad y abundancia que más que tocar para convertir en precioso lo vulgar ,se lo come y es posible que lo eructe en forma de pepitas.
Sin embargo vaccaro es como vaquero, el que guarda las vacas y procura que no les falte de comer y las pastorea en tardes largas que tienen el cielo muy corto, sobre todo si es el cielo de Noviembre.

14 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Pues, llevas razón, yo soy de apellido Delgado y peso 100 Kg, claro que no soy bajo y compenso.
Un saludo

añil dijo...

Nunca antes había oído tu apellido y ¿sabes? a mí me gusta más lo de la vaca de oro así que quédatelo antes que otro se lo pida.

Un beso

mercedespinto dijo...

Vaccaro... Es un apellido muy bonito y original. Igual te lo cojo prestado para uno de mis protagonistas.
Buenas noches.

NáN dijo...

Mi àpellido solo lo llevamos 54 personas en España. Te gano (porque som,os desganados en la procreación).

Y Malatesta fue un renacentista formidable. Hasta Ezra Pound le dedico uno de sus Cantos.

Pero si nos retrotraemos al pasado, todos tenemos los genes de Addán (un gilipollas) o de Eva (un putón esperando a que se inventaran las verbenas).

Ese es nuestro material genético. A no se que inclyamos a los hijos, Caín y Abel. Un tipo de puta madre y un tocahuevos al que había, por fuerza, que asesinar.

Así que no venga la Duquesa del Amanecer diciendo que es mejor que yo. Más podrida de dinero, de acuerdo. Pero a mí el botox me mantiene una cara decente, no como a ella.

Y no sigo porque voy a terminar en la çcçarcel (de donde, por cierto, no debería haber salido nunca: ¡no tienes que firmar hipotecas por el uso del chabolo!).

Estoy optimista. Y eso que me he pasado la mañana leyendo a Schopenhauer.

Montserrat Sala dijo...

un dia que estaba comentando tu blog, también me dió la curisidad de saber, de donde era oriundo tu apellido.también salió Itália y despues semhabia extendido por Argentina.
En todo caso tienes un apellido bonito y poco correiente. Besos

ana dijo...

Bueno,yo soy castillo y aquí en Jaén tenemos un castillo precioso, ¿esto vale? jajajajja. Guapaaaaa.

MariluzGH dijo...

Con mis apellidos no hay nada extraño, pero con el nombre ¡¡me da pánico la oscuridad!! ¿sirve? ;)

un abrazo

Elysa dijo...

Pues con el apellido tan raro que tengo, no sirve ni para sacar conclusiones de na...

Besitos

Genín dijo...

Calla, que te voy a contar una cosa de esas que te gustan...jajaja
El otro día pongo mi nombre y apellidos en Google y resulta que...
¡Estoy muerto desde 1930!
Un conde, me atropelló en el centro de Sevilla, me debió dar un hostiazo padre, me metió en su coche y me llevó al hospital donde al poco fallecí...
Espera, que hay mas...
El conde al enterarse de mi fallecimiento, de la impresión, le dio un yuyu y palmó...
¿Que te parece?
Pero lo cachondo es que un apellido asturiano como el mio y que se ve muy poquito en Andalucia, lo tuviera un sevillano, y encima con mi nombre...
Besitos y salud

TriniReina dijo...

Sí, más que los apellidos, creo que los nombres. Muchas "Trinis" que conozco u he conocido son del mismo "camino". Menos mal que tras mi cataclismo me desvié de el un poco:):):)

Nunca se me ha ocurrido bichear sobre mis apellidos, será porque son tan sencillos que poco hay que rastrear.

Vaya cosas que se te ocurren

Besos

Francisco Espada dijo...

Así que bucólica pastorcilla de vacas, pues yo soy Espada pero no tengo nada de mosquetero, de pendenciero ni de doble filo. Tal vez mi espada, como la de san Pablo, tenga más que ver con la palabra. Besos.

iris dijo...

Puede que tenga algo de razón eso de los nombres, porque mis apellidos son Valls (valles en catalán) y Campos...y me encanta el campo. Lo de investigar los apellidos está bien, tu apellido suena muy bien, aunque seguro que estás cansada de decir que sólo lleva una "c", como yo que siempre tengo de decir que lleva dos eles. Besos.

NáN dijo...

No lleva una "c", sino una doppia vu.

Maripaz Brugos dijo...

Es curioso lo de los apellidos. El tuyo es muy original.
Del mio te puedo decir que siempre le confunden con "Burgos" y no es asi.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...