jueves, 31 de octubre de 2013

¿En qué momento...





...una persona deja de ser lo que es para convertirse en otra cosa?

¿En qué momento se pierde la fe,la esperanza o la inocencia?

¿En qué momento empezamos a pensar que triunfar en el mundo de plástico merece perder nuestra auténtica sonrisa?

¿Cuándo la chica dulce se convierte en mujer fatal sólo porque consigue cosas?

¿Cuándo se renuncia a lo sencillo para sufrir lo sofisticado?

¿Qué habría que aprender en la infancia para poder ser,simplemente,una princesa entre calabazas,con una luz natural y

propia más pura que los amaneceres?

¿Por qué algunas chicas eligen ser esclavas de ojos entornados y caras sugerentes, permanentemente

disponibles para el picadero humano?

¿Se les olvida lo divertido que era hacer la gilipollas de otra manera,montando en columpio,por ejemplo,o rompiéndose

los pantalones por las rodillas durante una excursión?

Siempre me he preguntado estas cosas,a veces en el baño,lavándome los dientes delante del espejo.

O también tirando la basura debajo de un eucalipto que tiene la manía de susurrarme en idioma rama.

Como si yo,española de una sola lengua, pudiera entenderlo.


(Nota;la foto sale en Google si tecleas "Marilyn" y "calabazas".)




8 comentarios:

Genín dijo...

No te sabría decir, yo solo soy un tío ignorante a punto de convertirme en polvo... :))
Besos y salud

Emilio Manuel dijo...

Las preguntas pueden venir en el lugar más insospechado, lo importante es buscar las respuestas aunque no nos gusten.

Saludos

mariajesusparadela dijo...

Algunos desde que nacen; otros en cualquier momento y otros, nunca.

Nieves dijo...

Pues hacernos estas preguntas es inevitable. el echo de hacértelas es la clara respuesta que ya cambiantes, que olvidaste en algún momento de tu vida esa personalidad de niñez y juventud. El cuándo y donde la perdiste es lo difícil de saber.


Buenas reflexiones las tuyas... Yo hace tiempo que no me planteo tal cuestionario.

Besos!!!

Tracy dijo...

Esa pregunta me le he hecho muchas veces y casi siempre me voy antes de recibir respuesta.

Francisco Espada dijo...

No es fácil responder a todo este cúmulo de preguntas, pero sí hay una que me atrevo a asegurar: nunca se deja de ser persona, pero a veces nos comportamos como si fuéramos animales.
Un beso.

Karibel Pérez Villalba dijo...

Relacionado con estas preguntas...este blog que descubrí hace poco y que a veces dice tantas verdades que me parece mentira no haber sido capaz de haberlas verbalizado por mi misma, como lo hacen allí, como lo haces tú.
Un abrazo,
http://www.faktorialila.com/index.php/es/portada/82-faktoria-lila-web/blog/153-las-tias-buenas

Isabel dijo...

¿Tirando la basura debajo de un eucalipto?
Niña, ¿qué método es ese?

Como ves, has hecho que me siga preguntando cosas.

Abrazos

Deseo

El deseo no es tan malo como dicen, no es bajo ni mezquino ni ruin, es un hálito de dioses que tenemos entre los bolsillos y que podemos...