sábado, 28 de febrero de 2015

La verdad es que bastaría...


...con escribir aquí mis sueños.

llevo dos noches con unos super elaborados,surrealistas,con linces que atrapan conejos y muchas películas e imágenes que a veces duran toda la noche y hasta se dividen en partes.

Anoche soñé que mi padre estaba secuestrado y yo sentía un gran dolor,aunque en la vida real no nos veamos mucho;

y luego unos tíos muy guarros me preparaban una encerrona pero les leí las intenciones y pude escapar,recuerdo haberles insultado con muchas palabrotas tan fuertes que no caben aquí,y luego me sentía bien porque en el fondo,según descubría,no soy más que una superviviente capaz de cualquier cosa,llegado el caso.

Todas las cobardías no entonan su miserable canto cuando se trata de mi verdadera talla(la de los sueños),donde soy una fuerza volcánica que no pierde su capacidad de sufrir pero también de salvar a otros.

Tanto estrés onírico debe ser porque doy vueltas a la tan deseada libertad,cuatro meses me quedan para volver al paro,y así tendré tiempo de escribir y hacer papas con carne por la mañana,dormir lo que duermen los humanos normales y recuperar mi traje de palabras.

Sólo yo sé lo mucho que he deseado ese momento,y sin embargo el viernes me parecí a un mono al que le abren la puerta de la jaula y no quiere salir,temeroso de tener que volver a ser él mismo o de cumplir las promesas que le hace diariamente al espejo.

Ahora que me vuelve la tos de perro y se me acuesta en la garganta me doy cuenta de lo feliz que puedo llegar a ser sin las tablas rasas de los horarios y los roces con los demás;sin embargo me pregunto si seré capaz de hacer lo que quiero hacer,encerrarme tres horas por la mañana y escribir sin pausa sin ideas sin inspiración sin cuadernos incluso sin historia.

Encerrarme sin ampulosidad sin formalismos sólo conmigo y estos andrajos cerebrales que me llueven lágrimas a veces y otras puntas de alfileres y poner verde a todo ese mundo que cabe en un alfiler de miseria moral,incluida yo misma,y ese mundo será verde y estará lleno de personajes que vivirán por su cuenta,y haré también dos horas de Pilates a la semana y me desquitaré de todo lo aprendido.

Como dije en los Delfines,he aprendido tantas y tan inútiles cosas a lo largo de mi vida laboral que siento que sólo hay un oficio que considero de interés.

Y ya sabéis cuál es.

Por cierto,ahora escribo porque la cocina está limpia.

Tazas fregadas,una lavadora funcionando,los cajones limpios y frotados con lejía su interior,debido al movidón de una placa de vitro despegada.

El apasionante margen de libertad que me dejará mi nueva vida ha de ser suficiente para cocer historias,estos retales que no sé cómo hilvanar.






8 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Aunque no trabajes, si lo buscas, siempre habrá un motivo para no escribir.
Porque (yo creo) las cosas no tienen nada que ver con lo exterior, sino con lo interior.
De todas formas, yo sé que escribirás. Y sé que triunfarás.

Genín dijo...

¿Delfines?
Y eso que es...
Ya es tiempo de que te convenzas a ti misma que eres muy capaz y puedes hacer lo que te salga del...cerebro... :)
Besos y salud

Tracy dijo...

Haber si es que cenas demasiado y de ahí vienen las pesadillas, jejejeje

NáN dijo...

También yo me quedaría en el mundo de los sueños: incluso cuando son pesadillas son más emocionantes que la vida.

Pero cuando no despertamops puede que sea peor.

Reyes dijo...

Tienes razón como siempre María Jesús...esta tendencia tuya a la preclaridad es la que me conforta cuando dices cosas como ésta.
Triunfar será bonito,sí,en ese plano íntimo que nos importa a los que anhelamos sernos fieles en este tránsito.
Abracitos.

Reyes dijo...

Genín,has debido verlo en alguna lista de superventas en ebook...jejej es mi libro,hombre...no me digas que nunca has pulsado el enlace que tengo aqui en el lateral del blog...ni por casualidad???
Besos y salud anda tira.

Reyes dijo...

Tracy,no me digas eso que es lo contrario,me compré el libro de la Ekaterina y no como nada a partir de las seis de la tarde,todo lo más un rooibos...así que por eso no es.
Besos.

Reyes dijo...

Nán,las pesadillas están todas a este lado en los últimos tiempos.Un abrazo.

Algo se romperá (Crisis)

Algo se romperá entre nosotros cuando ya no piense como tú, cuando entiendas que lo que tanto te importa se me da una higa, cuando nos dé co...