domingo, 2 de abril de 2017

Fea en la colina




Fea por los vientos y los madrugones, fea por la palestra y los madrugones, fea por guardar la línea del horizonte con papel celo como si fuera un póster de los noventa (y los madrugones), fea por mayor y por la cerveza y el vino dulce( y los madrugones), fea por querer y agotar las horas de los días en cosas que hay que hacer aunque no quieras ( y los madrugones) , fea de conducir y de pasar fatigas que a simple vista nadie notaría, fea por cumplir años bajo una luz fluorescente ( y los madrugones),como una flor tropical a la que hubieran traído a una nave industrial y luego olvidado en una maceta sin agujeros en la base.
Fea por querer divertirse a toda costa, sin aceptar que ya la diversión se hizo mayor, es poca cosa,  se inventa dolores nuevos cada día y busca el afán del olvido en la comida y el trago, y ya cuando la disciplina parece imposible el camino se vuelve una broma pesada.
Sin embargo qué sería de ella sin ese mirar hacia lo lejos, guiñando los ojos hacia la carretera, desde el olivar se ven un par de chimeneas de la vieja fábrica de vidrio, los pájaros que cada vez hay menos son aquí desconfiados (trata más con los urbanos con los que comparte el pan del desayuno), las hormigas bajan en parapente y las campanitas se han hecho la ilusión de que vivirán para siempre y han alfombrado la colina, fieles al mandato de florecer.
Hay muchas, y el sol las seca como un amante exigente, el viento las peina como un amante dulce.
Nadie se siente feo en la naturaleza.
Allí no hay espejos ni preguntas; sólo se puede hacer una cosa, que es la vida.

5 comentarios:

Bernardo L. de la Cruz dijo...

¿Fea?; debo parecerme a San Francisco de Asís o a Fernando Pessoa, que veían la belleza sobre todo.
Voy a empezar a pegarme madrugones, a ver si se me pega algo de esa "fealdad"

Reyes dijo...

jajajajaja qué animador....pero empiezo a verme lo que otros años me inventaba, querido, no pasa nada, esto es asi y la verdad descanso poco y me alimento peor.
Un abrazo

Elvira dijo...

De fea ná de ná! Es verdad, nadie se siente feo en la naturaleza, ni juzgado, ni excluido. A ver si esta semana subo a la montaña de aquí al lado...

Besos, GUAPA!

Tracy dijo...

La Naturaleza todo lo embellece.

Genín dijo...

Bueno te ha dado por lo que el loco de la colina, el perro verde, diría de si mismo dependiendo del humor que esté, si estuviera en su colina, o no quien sabe , es todo tan relativo... :)
Besos y salud

Deseo

El deseo no es tan malo como dicen, no es bajo ni mezquino ni ruin, es un hálito de dioses que tenemos entre los bolsillos y que podemos...