sábado, 24 de abril de 2010



Hace unas cuantas semanas hice una entrada sobre el infortunio personal de Cervantes ,descubierto en aquel libro-documental de Caballero Bonald ;
ayer José Emilio Pacheco en su discurso de recogida de premio Cervantes , dio exactamente ese mensaje , hablando de que el tremendo éxito del Quijote , en poco o nada redimió al autor de su penuria .
Dijo más cosas , algunas ingeniosas , como que los escritores desde antiguo han pertenecido (hemos ,porque insisto en meterme en el grupo de gente que escribe con mala o buena suerte o ninguna desde los once años ) a una orden mendicante , teniendo en cuenta que en la época romana ya se estableció que el autor de libros era el único artesano que quedaba excluido de los beneficios que se obtuvieran por su obra ; pero aun así ,la esperanza o el ánimo del que escribe es un regalo o un castigo absolutamente fuera de toda regla , excepto la que siempre se cumple, la obediencia a una vocación , a una llamada que no se deja de atender y que hace la vida más intensa, a veces hasta puede iluminarla , como es el caso del caballero andante que ha recogido a tantas almas lectoras a través de los siglos , aunque no pudiera salvar la de quien lo engendró.
Vive todavía ,aunque sea una paradoja ,el pobre Miguel de Cervantes ,elevado a príncipe aunque pasara la vida suspirando , y alienta a muchos que después han nacido a seguir por el camino de la emoción y el pensamiento , tratando de explicar el mundo desde la estupefacción o la sensibilidad .
Disculpe Pérez Reverte y sus bochornosos folletines , pero la literatura es eso .
A Pacheco se le notó amor por Cervantes , no lo olvidó en una entrega institucional de un premio que lleva su nombre , en lugar de hablar de sí mismo habló de él , se fijó en la paradoja , y es por eso que lo traigo a este rincón con una sonrisa y la gratitud que siento hacia todos aquéllos que ya no se avergüenzan de ser poetas.

8 comentarios:

añil dijo...

¿Avergonzarse de ser poeta? pero que majadería es esa. Ojalá se nos brindara a más de uno/a la posibilidad de expresar como a vosotros.
Apoyo tu apoyo.

Un beso

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues digo lo mismo que AÑIL, que para no decir nada mejor, me sumo a su opinión.

Por cierto, ¿ya te has enterado que Cervantes, en realidad Miquel Servent, escribió originariamente su obra en su lengua materna?

http://www.20minutos.es/noticia/163877/l/


Besos

iliamehoy dijo...

tus textos son como un sorbo de agua fresca. hidratan las más recónditas partes de mi cerebro.
Te aplaudo.
Una sonrisa

Miguel Baquero dijo...

Tú lo has dicho como yo también creo que es: la literatura es una forma de contemplar la vida. Triste, alegre, optimista, pesimista... depende de la persona. Mejor o peor escrita depende de la técnica, pero es una vocación a la que no se puede dejar de atender.

Todos somos fracasados literarios y más de una vez hemos pensado en dejar eso que no nos proporciona más que sinsabores y disgustos y dedicarnos a otra cosa que reporte pasta. Pero al final acabamos volviendo a escribir un cuento, o una poesia, o algo, movidos por la ilusión estúpida de hacer algo realmente bueno y de provecho. Así que no nos queda sino no avergonzarnos de ser poetas y aspirar a decir cosas tan bellas y vivas como las que escribió Cervantes o tan sabias como las que ha dicho este hombre

NáN dijo...

Me gusta mucho eso de "mendicantes", por lo que tiene de pobres. Pero no mendigamos una olla a la semana al Poder. Solicitamos amorosamente que algunos nos lean. 4 o 5 son suficientes para mantenernos.

sue dijo...

Yo he tenido mis más y mis menos con la literatura, incluso intenté dejarlo hace años, dejar de escribir incluso para mi, pero fue como ponerme un bozal.
Más tarde, vi aquella escena de la primera parte de "Sister act" (dejad que cuente, no os apresuréis) en la que la niña que mejor cantaba del coro (Lauren Hill, solista de Fugees) tenía muchas dudas al respecto de su vocación de cantante.
La monja le dijo, parafraseando a un escritor (imagino que americano) que si despertaba por la mañana y lo que le apetecía era cantar, y era lo que le seguía apeteciendo durante el día, entonces era cantante.
Después de eso pensé "soy escritora". No es mi profesión, pero si mi pasión, así que qué más puedo pedir?
Un beso a Cervantes en los morros, esté donde esté.

Fran dijo...

Hoy es un día esspecial para contestarte como castigo, como obediencia que bien sabes explicar en el escribiente.

Yo le añadiría en el amante que supiera comprenderte y estar en su sitio porque sabes explicar muchas veces cuando escribes "la estupefacción y la sensibilidad."

La que me produces.

Isabel dijo...

Y yo que me había perdido esta entrada tan jugosa y no digamos la anterior.
Te cunde tanto, Reyes querida, que no llego a tiempo.
Debe ser cosa de la edad, jeje.

BESOS

Deseo

El deseo no es tan malo como dicen, no es bajo ni mezquino ni ruin, es un hálito de dioses que tenemos entre los bolsillos y que podemos...