viernes, 2 de abril de 2010

Iluminación


Todos los viernes santos me ilumino, tengo esa costumbre.
No es algo que haga aposta, sino que me sale , un pequeño río de recogimiento fluyendo del corazón que juega a hacer de mí un trozo de cosmos sin importancia , aunque sé que mientras respire la tengo toda , la importancia, digo.
Como cada uno y una se considera (así debe ser) lo más importante porque es lo que ve cuando se asoma al espejo, y con eso ya es bastante.
El viernes santo sin embargo desciende sobre mí una cierta espiritualidad que me hace estarme quieta y callada lo más lejos posible de la gente ,y no por luto cristiano , que ya se sabe que ese pie me cojea mucho ;
es otra cosa.
Un deseo de estar en silencio , a ser posible al sol , sabiendo de una forma serena que estoy de paso .
Claro que hay sucesos familiares que este año me han ayudado a ello, como el fallecimiento del marido de mi tía a los 54 años en su casa , mientras dormía , hace aproximadamente 48 horas ,de manera súbita;
ayer , otra vez en el tanatorio, me preguntaba por qué .
"Es así ,nos morimos " -me respondía , pero te cambias de sitio , sólo te cambias de sitio, no lo dudes.
Desde aquí (desde el apego al sol y las cervezas ,los problemas, la crisis y los noticieros) no lo puedes entender ,pero no hay nada importante, ni siquiera morirse.
Mi prima la que se perdió en las anchas mangas de una secta ultracatólica (no la censuro pero me da pena , es joven y guapa )mandó un cura , siempre hace cosas así cuando muere alguien , y en la familia está teniendo mucho trabajo ; hace dos años cantó con sus compis en el mismísimo entierro de su padre , mi tío José.
Una historia dura que no me corresponde a mí contar .
Tan dura como la historia de esta familia paterna , entregada poco a poco a la muerte y al infortunio.
Y ahí estaba yo, consolando, con una luz interior a salvo de todo .
Tan contradictoria , oyendo el susurro de la otra orilla sin querer reconocerlo porque al fin y al cabo pertenezco a un mundo racional y tangible , posicionada contra el catolicismo del valle de lágrimas negador de vida y placeres ;
sí, y sin embargo arrebatada por esta especie de consolación interna o comprensión de nuestra condición perecedera.
Entendí, no hay nada importante , nada.
Si el marido de mi tía hubiera sido un revolucionario o un gran pensador, hubiera muerto igual .
Si yo misma me dedico a ser a partir de mañana un personaje extravagante, siguiendo los dictados de mi corazón , moriré igualmente perdiendo la sombra una tarde cualquiera , o durante uno de los sueños que me ocupan las noches , sin tener que planear nada como ya no me acuerdo del estudiado plan que me hizo madurar durante nueve meses en el vientre de mi madre para nacer a esta vida .
No he perdido ni un segundo en estos años en analizar mi nacimiento, por qué tratar de estudiar mi muerte ,por qué tenerle miedo a ese cambio de estado.
Algo así he sentido , y sería ridículo intentar explicarlo con palabras.
Pero qué descanso , ver desaparecidas todas mis tensiones, frustraciones y arrepentimientos , por un ratito.
Para conectar la vivencia con el exterior, esta tarde me he tragado la película "El mundo de Sofía " ; leí el libro de Jostein G. y me fascinó .
La peli es flojilla pero quizá no se podía hacer otra cosa con un contenido tan complejo , reducida a un repaso por la filosofía a través de la historia y unas gotas de rayadura con la independencia de personajes que no existen más que en la mente de un militar novelista y que se rebelan contra ello.
Como nosotros ,"los que aquí estamos " en el momento presente.
Puede parecer enrevesado ,o ser confundido con algún efecto secundario de las tortillitas de bacalao.
Pero no es así, es que como os he comentado, tengo la costumbre de iluminarme cada año por estas fechas , sin haberlo apuntado previamente en ningún fallido cuaderno .
Creo que a este paso , conseguiré acabar mis días de un modo bastante socrático .




(En la foto, minutos después de la iluminación ).

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Es verdad que se te ve iluminada...
nunca se sabe cuándo vamos a tener una revelación , aprovechala.
Por cierto no sé si leíste el otro libro , uno que se llamaba "El diagnóstico " ; era de relatos y me pareció buenísimo.
Besos.

Pablo

Pilar Vidal Clavería dijo...

Que bien que hayas levantado la veda a los comentarios, continua con la iluminación que se te ve muy lucida

Un abrazo iluminado

virgi dijo...

¡Vaya, al fin abriste la puerta para recibir estos trocitos de visita!
Me encanta leerte, Reyes, logras explicarte, yo no creo que supiera, será que me voy por las nubes...
Esta entrada me ha dado una especie de serenidad, sí, así mismo es, como si lograras traspasarla a los que te leemos.
Un abrazo, tesoro

iliamehoy dijo...

Estar de paso, en constante trapsaso, cambiar sin a penas quererlo, y seguir preocupados por el mientras tanto.
Una sonrisa

sue dijo...

Yo soy de las que vote que "sí" abrieras los coment así que estoy la mar de contenta de que, por una vez, mi voto sea el de la mayoría y se cumplan mis deseos.
Gracias por seguír por aquí.
A mi no me ilumina la semana santa, a no ser que esté tumbada en la playa bajo el sol o la sombrilla con una horchatita rica. Eso sí que ilimino.
La verdad es que estoy esperando mi rayo de luz... todavía.

Bueno, pues vamos a ello.

Te sigo.

BB dijo...

No sé si se trata de alguna manda ofrecida en estos tiempos de obligada santidad y por ello nos vuelves a entreabrir la puerta, por donde nos colamos encantados de reentablar este ameno conversatorio contigo.
Leí Sophie´s World. Me gustó muchisimo, no asi la peli.
Un beso para mi guapísima iluminada.
BB

añil dijo...

"Y ahí estaba yo, consolando, con una luz interior a salvo de todo ".

Querida Reyes, creo que has llegado al punto perfecto de bienestar sin necesidad de convivencias, como yo.
Piensa cómo sería sentirse así todos los dias del año, sin necesidad de que sea Viernes Santo. Esa es mi aspiración, mi meta, y sé que hay quien lo consigue asi que, porqué no nosotras.


Un beso enorme.

Isabel dijo...

¿Y no te pasa a ti que cuando muere alguien cercano, y todavía joven, piensas en aprovechar más la vida?

Si es que esto es un suspiro, pordios.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Un mundo racional, lleno de irracionalidades que no sé si las entiende quien dicen que se lo inventó. En fin chiquilla, más cine, cine, cine, más cine por favor, cuando la vida es cine.

Besos, ahora, sí

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...