lunes, 26 de abril de 2010

Ovarios al sol



Hubo una vez en que creí que yo era buena.
Solía mirar por las ventanas de mi alma (así le dicen a los ojos) y aunque todo lo veía oblicuo , me gustaba ; me gustaba incluso lo que salía a saludarme en el espejo con aquella sonrisa que era de verdad y mi espíritu entero que era de verdad .
Hasta creía que jamás sería yo de otra materia que no fuera de luz y esencias , un poco bordes, un poco de barriobajo,pero benditas porque yo, válgame Dios , jamás haría daño a nadie .
Ni manejaría ciertas formas del lenguaje ni me aprovecharía de los viejos rencores .
Nada como echar a rodar por la vida , atraerse personas y situaciones poco recomendables para que el contrato se rompa enseguida en mil pedacitos , la verdadera lluvia de los naufragios ; y debajo de ese confetti de color blanco, descubres que todo te importa en realidad una mierda .
Que las mascaradas ya no te ofenden ,que las palabras no son más que palabras , y que el arrepentimiento de quien te hizo daño ha dejado de ser relevante ;
ya son muchos los lunes que ando secándome al sol como para que me afecte el discurso lacrimógeno de quien decidió solucionar una historia fracasada con una traición , ese broche de oro que eligen muchos para salir a comprar tabaco y no volver.
Con su pan se lo coman , quiero decir, el tabaco, el chocho nuevo( o la polla) y la madre que los parió a ambos , pero que no vengan después al tiempo a sacudir las viejas cartas de navegación que están más desfasadas que las canciones de Torrebruno con las palabritas al uso , que si los paños calientes no sirven , imagínate fríos.
Lo mejor del descubrimiento de hoy es que me siento bien aunque no sea buena.
Porque con las acusaciones de pacotilla me hago un gorro , me lo pongo y me lo quito y le saco la lengua a los manuales del buen cristiano , que la otra mejilla no se la pongo ni a quién te digo yo ; si hay algo que lamento es haber sido cobarde la mayor parte del tiempo de mi vida .
Y las acusaciones por no pasar por el aro son ; (con la venia) .
Que antepongo intereses personales , que me dejo llevar por la pasión , maruja, desgraciada, mordiente , amargada;
que no soy imparcial , que no soy justa , que no cuadro en la mística tolerante a la que todos aspiramos , de puta madre .
Me lo dice alguien que cuando se aburre de un perro, lo regala.
Esta vez las cosas se harán como me dicte este corazón que mordió en falso durante tantos años ,guste o no guste a los afectados, luego que el tiempo nos juzgue a todos.
No pienso tener remordimientos , a pesar del juego de palabras.
Y es que cuando has hecho la mitad del camino sola , sabes que quieres hacerlo sola hasta el final , porque las heridas de los pies , aunque feas, ya no te duelen .
Y que cada palo aguante su vela.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno...
una mala tarde la tiene cualquiera .
Aunque hay verdades incuestionables, como esa de que cada palo debe aguantar su vela.
Un beso, guapa.


Pedro el feriante

Isabel dijo...

Lo mejor es que te encuentres bien contigo misma, y a tirar palante, ea.

Besitos

NáN dijo...

Aplausos y peticiones de bis. Que a veces alguien nos joda, es inevitable, pero que luego lo adornen con historias, ni hablar del peluquín.

sue dijo...

Hubo un tiempo en que yo también quise ser buena...

Anónimo dijo...

Y, pa´lante, sin tembladeras, criatura!
Un beso
BB

Sheila dijo...

Hay gente mala y gente buena de nacimiento, luego estamos los que depende de la circunstancia, nos sentimos u obligamos a ser mas o menos malos/buenos… esto no nos beneficia pues nos estamos poniendo en nuestra contra.. Si en un momento dado, nos sentimos tontos o que han abusado de nosotros, no por ello hay que intentar ser malos, hay que intentar no ser tan tonto, pero siendo uno mismo, ni malo ni bueno…

virgi dijo...

A mí eso de la bondad, el equilibrio, la comprensión, me parece estupendo mientras podamos. Pero no es real ni humano. Así que, como me considero terrenal total, te aplaudo, mientras mis huellas van paralelas a las tuyas.
Besitos, maravilla

iliamehoy dijo...

Que el remordimiento no es sano, y mucho menos cuando viene envenenado por palabras huecas de seres amargados.
Ser bueno es otra cosa....
Una sonrisa

Elvira dijo...

"Lo mejor del descubrimiento de hoy es que me siento bien aunque no sea buena."

¡Cómo te entiendo!!! La buena de manual no es de fiar, te lo digo yo. De las aguas mansas... Dame una mujer brava y auténtica, de esa sí me fío. Una mujer que se aparta de lo que le daña, sin poner la otra mejilla. Y guarda sus fuerzas para emplearlas en causas que sí las merecen. Porque, desengañémonos, no hay fuerza para todo, así que más vale escoger muy bien a qué y a quién dedica uno sus energías.

Un abrazo

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues eso, Reyes: que sí.

Besos.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...