domingo, 11 de abril de 2010

Yo vivo aquí (soy adicta)


Ya está, se acabó, hoy elimino este prejuicio.
Supongo que todos y cada uno de vosotros habéis oído alguna vez aquello de que por internet las cosas no pesan , que es una especie de holograma o de maquinita para hacer pompas de jabón , que cómo se puede querer a alguien a quien nunca has visto la cara , etc etc .sin contar con quien cree que la vida social en internet es sólo para frikis o promiscuos.
Anoche lo pensé escuchando una soporífera entrevista a un famoso personaje español ,pedante como él solo , (no diré el nombre porque le reconozco una cierta honestidad )que dijo que pretende que "Bill Gates no lo invada del todo " y que prefería seguir "mirando por la ventana" antes que por la pantalla de un ordenador , y quedó como un rey.
En cada revolución tecnológica ha habido siempre actitudes intelectualoides críticas ante las moderneces (yo la primera , ponía verde a la gente que usaba móvil en los noventa , como si fuera un espíritu agreste y ermitaño, aunque actualmente soy la reina del SMS, eso sí, escrito en castellano normal ,aunke a vces s me skape algo)...por regla general,la gente guay suele criticar la incomunicación de la sociedad actual , pero yo ya estoy harta y quiero declarar abiertamente que vivo aquí.Y que nunca he estado más comunicada.
Por el Pc busco, encuentro , contacto, amo , odio y discuto .
Escribo, leo , me leen , río y lloro , inicio terapias nuevas o busco trabajo , concierto citas o mando recuerdos , como si me encontrara un conocido por la calle , aunque la calle se llame Messenger y no Avenida del Cautivo, por decir algo.
Hace ya varios años que empiezo el día encendiendo el ordenador como si pusiera en marcha mi vida .
El cartero de Neruda , el trabajo de mi vida , un editor competente , las amistades del futuro, todos están ahí,a mi alcance.
No sé si tendría que plantearme ingresar en un centro de Internautas Anónimos y empezar diciendo "Yo soy Reyes y estoy cibercontaminada " , pero es verdad que aunque no tenga nada en contra de los apretones de manos reales , de los abrazotes amistosos de carne verdadera y otras cosas que me callo , hace bastante tiempo que no quedo con nadie para tomar café en un sitio público , aunque soy capaz de contarle a alguien mi vida en verso como si el latido de mi corazón se pudiera oír a través del correo electrónico.
Echo de menos a personas que no me han tocado nunca , que no saben a qué huelo , les "oigo " en mi cabeza , les conozco; ya no me parece que sea una locura , a través del discurso virtual también se hacen afectos, y vaya .
Vaya que sí .
Ya quisiera haber tenido interlocutores como los que he encontrado aquí en el instituto o en los trabajos o en un bar de copas;
no tengo ya miedo de reconocer lo feliz que he sido esperando o contestando un correo , riendo a carcajadas con los consejos que en alguno se incluye , la ola de calor que se siente al leer a otra persona a la que ya sientes como cercana.
Y mira que al principio me gustaba enarbolar aquella frase que se le atribuye a Saramago sobre el fin de las cartas de amor .
Se supone que dijo "Nadie derramará nunca una lágrima sobre un email " .
En su momento me pareció una frase genial ,pero ya no me sirve.
También cambia la forma de escribir ,pero la gente escribe.
Cambian los usos amorosos ,pero la gente ama.
La moda se altera con el tiempo ,pero todavía necesitamos ropa.
Y vale, mis lágrimas ya no podrán caer sobre un folio doblado en cuatro partes;
pero por supuesto que seguiré llorando de emoción , si me alejo lo bastante del teclado para no joderlo, claro.



( En la foto, mirando por las ventanitas del alma )

15 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Un placer haberme pasado por tu espacio. Mañanita de domingo, y yo por aquí paseando por tu universo...

Saludos y un abrazo enorme.

añil dijo...

Pues ya ves, somos muchos los quee andamos felices por estos lares. Lo del folio también está bien, pero esta bendita pantalla nos deja entrar en cualquier sitio y conocer gente de lo más diverso. A mí me encanta.

Un beso de Domingo (con resaca).

Fran dijo...

Hacía tiempo que no leía un post más sincero y más verídico.Muchos podríamos apuntarnos, Reyes. Yo reduzo mucho mi tiempo en la red porque la literatura me puede más, pero esa sonrisa que imagino, esa anónima casi y luego muy completa información, ese tacto hacia quien no tocaré nunca tiene un poder y una fuerza enorme si proviene de una persona de calidad como tú.

Casi un tacto o al menos el intento.

NáN dijo...

Acuerdo total. Las herramientas están para usarlas cuando son útiles.

Redes sociales: no me gustan. Hace dos meses me di de alta en Facebook porque mi taller había creado una página, pero no entro nunca. A veces, cuando quiero entrar por algo, se me ha olvidado la contraseña y he de poner otra.

Móvil. Tenía muchas cosas en contra, pero hace año y medio me tuve que encontrar uno. LAs que tenía en contra, las sigue teniendo, pero se pueden obviar. Mi principal objeción se la dije a mi Lola, que viaja mucho por el extranjero: "No quiero que me localices cuando no quiero que me localices". Por ejemplo, salgo del trabajo a las seis y me voy andando, metiéndome en todo tipo de bares de mugre a tomarme una copita y escribir en la barra, o escuchar al personal, hasta que llego al barrio a las 9 o las 10, algo perjudicado. Pues bien, si me llama, más de la mitad de las veces ni la oigo: me compré un móvil de 20 euros, sin puntos ni nada de eso, y suena flojito. Y si la oigo, no descuelgo y en paz. Los amigos, como no les llamo si no es pare decir "llego media hora tarde", se dan cuenta de que no me gusta hablar por teléfono y no me llaman. Pero es útil y estoy encantado de tenerlo.

Los blogs, los adoro: he aprendido a querer a bastante gente y dejar que me quieran. Los blogs no son mensajes breves, sino textos y discursos completos. Cuando ha sido posible, he pasado de las pantallas a la cafetería y siempre el resultado ha sido magnífico. Muchas veces pienso en esas personas y me preocupo si están mal; y me alegro si están bien.

Los chinos, que odiaba con esas luces de neón: no podría pasar sin ellos. Cuando llegas a las 9 o las 10 a tu casa, después de tanta paradita. ¿Qué opción hay sino comprar una barra de pan y algo más en un chino?

Los chinos me parecen una herramienta perfecta.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Vaya,vaya, cuanta sinceridad hay hoy por este blog, y lo bien que nos sienta a todos

Gracias y un abrazo por dejar que el corazón también se manifieste

BB dijo...

Pues, que sí, que somos muchos los adictos, sin esperanza de redención. Gracias a ello,
te he conocido, casi te he abrazado y así ha
pasado con otros, tan queridos y buenísimos amigos, porque así me atrevo a llamarlos.
Tal vez podríamos escoger una sigla como la tienen los alcoholitos AA. Algo así como ABA
(Asociación de Blogueros Adictos) o algo similar. Vale?
Un abrazo grandísimo y claro que he derramado alguna que otra lágrima sobre mi teclado.
BB

Isabel dijo...

Un ejemplo, no hubiera tenido el placer de conocerte de no ser por los blogs.
Otro, ¿cómo si no íbamos a saber qué hace Nano a la salida de su trabajo y dónde se para? Je, je...
Me gusta mucho de internet: la rapidez para encontrar la información que busco; el correo, ha llegado a hacerme la misma ilusión que cuando esperaba al cartero y por supuesto los blog, porque detrás de las palabras están las personas y se adivinan si cojes lo que dicen y le das la vuelta como a los cromos.
A veces te sale un "carpi" jeje, pero son los menos si sabes elegir.

Besos soleados

carmen dijo...

REYES, cuando he visto la foto he pensado: mira, nos enseña su casa, qué bonita parece... Pero no. Te referías a esta casa´a la que me costó entrar porque imaginaba llena de fantasmas. Y aquí estoy con un grupo de gentes conversadoras y leales que forman parte de mi vida. Porque vida es darse con sinceridad en tantos pensamientos y sentimientos que hemos compartido.
Así que la única pena es la que digo siempre: un poco de jamón, pan y vino tinto. Pero entonces ya no sería esta casa...
Besos!

iris dijo...

Me ha encantado el post Reyes , se nota que está escrito con el alma . Definitivamente Internet es una gran herramienta , pero hay que reconocer que como todo , usado en exceso crea adicción , aunque al final pasará como con el móvil y terminaremos llevándonos el portátil a todas partes .

iliamehoy dijo...

Y yo. que late mucha vida entre teclado y pantalla. Y derramo lágrimas, y sonrisas, y cerveza, muchas horas, y me abrazo al mundo desde mi silla.
Una sonrisa

sue dijo...

Y yo que me alegro, Reyes. De que seas una adicta y de haberte conocido a través de tu blog y tus mails.
La verdad es que hay tiempo para todo, también para conocerse en persona y tomarse unas cañas, nunca se sabe. O quizás no, quizás no hay tiempo para todo y es por eso que cada uno, desde nuestro pc, buscamos esos mundos a los que no podemos movernos. Somos esclavos de trabajos y responsabilidades que, a veces, solo nos dejan un huequito frente al pc para compartirlo con los demás.

Yo he llorado muchas veces frente a esta pantalla, retirándome (como tu) del teclado. He recibido y enviado cartas de amor (llámalos mails), he recibido consejos y ánimos que me han hecho levantarme con otro ánimo en la mañana. He reído, mucho y muy bien, y he pensado mucho también.

La tecnología no es buena ni mala, depende del uso que se haga de ella. Los hay que la usan para joder al prójimo y los hay que la usan para salvarlo, para abrirse al mundo. No solo de palabras vive el hombre, pero si así fuera no tendría nada de malo.
Ya me gustaría a mi alimentarme solo de Internet y no necesitar comer cada día (hasta cinco veces), mandaría al cuerno el tiempo perdido en la oficina y me iría a recorrer el mundo para conoceros a todos.

Jo, eso sería guay.

Un beso de una adicta amiga cibernética.

Reyes Uve dijo...

Gracias a todos por estos comentarios que parecen posts por sí mismos , algunos incluso por sinceridad y extensión .
Yo también me alegro de haberos conocido, mi vida sería sin duda mucho más pobre de no haberos encontrado .
Besos y cañas para todos .
No me cabe duda de que incluso habrá brindis reales en esta historia.

Miguel Baquero dijo...

Aunque tarde, suscribo todas tus palabras, me tomo un caña a tu salud y también opino que Saramago, de quien me acabo de leer El viaje del elefante por recomendaciones tuyas, se equivocó. Se equivocó mucho.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Una lágrima sólo es lágrima mienras discurre por nuestra piel, tras salir de los ojos; después es sólo agua con alguna otra sustancia. Y no digo nada más, porque ya lo haas dicho tú mejor de lo que yo pudiera hacerlo.

Besos; no ciber-besos, que estos llevan enganchados todo tipo de sentimientos.

virgi dijo...

Eres una lindura.
No digo más.
Pero volveré a decirte otras cosas, tesoro.
Y a darte un buen achuchón con besos, como ahora.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...