lunes, 27 de diciembre de 2010

Se alquila armadura


Si yo tuviera una armadura , todo sería diferente.
Podría por fin meterme en política , hacer como que todo me interesa , salir en muchas fotos y luchar por gente que no tiene voz.
De todas maneras un blog no sirve para mucho, una pequeña carrerita política en un pequeño municipio en una pequeña vida como la mía podría servir para muchas más cosas y desde luego me haría sentir más útil que trabajando por cuenta ajena atada a las ruedas de diferentes molinos, aunque siempre con idénticas orejas de burra .
Pero claro , hay que tener en cuenta que de ser política a pequeña escala , ciertas molestias de la omnisensibilidad me atacarían por todos los frentes, y sentiría esos picores que no sienten los políticos de verdad ,por ejemplo, mientras inauguro una biblioteca o un centro para mayores , o alfombro de parques y jardines la ciudad , y al mismo tiempo pienso en que no hemos sido capaces de eliminar el tráfico de drogas o los asentamientos chabolistas ,por poner un ejemplo .
Solucionar todo lo que está mal es imposible, nadie puede ni podría, para poner justicia habría que desenmarascar al sistema entero;resulta utópico más bien , cuando existen tantos intereses como colectivos y personas que no sabrán jamás quién estuvo gobernando sus vidas ni al son de qué pandereta aprendieron a bailar.
Así pues , nada que hacer, el mundo es un sitio violento y desordenado , según niveles y países , y uno que decide ser político es uno que sabe (YA LO SABE) que no tiene arreglo,pero que por lo menos uno puede tomar parte y hacerse fotos, esto es, hacerse visible.
Quiero mi armadura para que todo me resbale , para habitar dentro de mi propia oscuridad y desde allí saborear la realidad domesticada , mi orden de las cosas ajustado a los tiempos que corren , aprovechar mi buena porción de incultura para barrer con ella la indecisión y la pasividad borreguil.
Oh sí .
Al fin y al cabo no sé de dónde sale esta conciencia , es misteriosa esta roja que emerge en los momentos más insospechados como una guinda abriéndose paso entre las cortinas incoloras de un flan sin nata , en mi familia nunca se habló de política y sin embargo heme aquí , sobrecogida ante los versos de los poquitos poetas que , habiendo perecido en las represalias del rojerío,los escolapios me permitieron leer.
De dónde salió todo esto, no lo sé, pero lo llevo desde siempre en un alma vieja que siempre ha querido progresar .
Aunque también es verdad que nadie me ha visto nunca en una "mani " , porque siento alergia a los grupos y tengo miedo a las consignas, quizá por la sospecha de que no hay política honesta o que no pueda convertirse en crueldad .
Necesito mi armadura para que la intolerancia no me hiera , paradojas de la mente , quiero una armadura para saber quién soy , necesito protección antes de ir a la guerra.
Y la necesito ya .
Aunque sea alquilada .

13 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Seguro que la encuentras en los chinos.

Sue dijo...

"Un alma vieja que siempre ha querido progresar" qué bien definido y qué bien escrito y qué bien traído, reina Reyes. Reina sin armadura pero con una pluma afilada y nada hostil.
Yo quisiera regalarte una armadura, pero fíjate que yo creo que no la necesitas ni tampoco resistirías ahí dentro mucho tiempo. Sin luz y sin tocar el fango para coger las azucenas, que escribió Lorca.
No, mejor sal a la luz y camina orgullosa de no tener armadura, de no ser una hipócrita política ni una corrupta, ni nada de todo eso que son todos esos que aparecen en las fotos.
Allá ellos. Habrá un tiempo y una conciencia que se los llevará y los hará sufrir por dos lo que ellos han hecho sufrir a otros.
Da igual la bandera que enarbolen, o los colores que vistan, o el pin que lleven en la solapa, son todos unos hijos de puta de marca mayor y se merecen ríos de dolor.

Pero tú, Reyes, tú no. Tú encontrarás tu lugar y dejarás de sentir que necesitas una armadura.
Te lo digo yo.

Un beso con sabor a sorbo de cava (que estoy tomando a tu salud).
Salud.
hip!

O SuSo dijo...

Lo malo de las armaduras es que no dejan crecer el pecho cuando se siente algo fuerte dentro.

A ver si de tanto pedirla se te va a conceder, y luego maldita la gracia para quitársela...en los momentos en que siento que también necesito armadura me acuerdo de una lectura de bolsillo: "El caballero de la armadura oxidada"
Me he metido en google y viendo el texto "al azar" he encontrado esto:
<...>
- ¿Qué es ? - preguntó el caballero.
- Vida.
- ¿Vida?
- Si - dijo el sabio mago. - ¿No os pareció amarga al principio y, luego, a medida que la degustabais, no la
encontrabais cada vez más apetecible?.
El caballero asintió.
- Sí, los últimos sorbos resultaron deliciosos.
- Eso fue cuando empezasteis a aceptar lo que estabais bebiendo.
- ¿Estáis diciendo que la vida es buena cuando uno la acepta? - preguntó el caballero.
- ¿Acaso no es así? - replicó Merlín, levantando una ceja divertido.
- ¿Esperáis que acepte toda esta pesada armadura?.
- Ah - dijo Merlín - no nacisteis con esa armadura. Os la pusisteis vos mismo. ¿Os habéis preguntado por
qué?.
- ¿Y por qué no? - replicó el caballero, irritado. En ese momento, le estaba empezando a doler la cabeza. No estaba acostumbrado a pensar de esa manera.

<...>
Abrazos y graciñas!

TriniReina dijo...

Quizás tengas que prefabricartela tu misma, es que hay tal demanda de armaduras de todo tipo que las fábricas no tienen material para elaborarlas.

Ahora, con las eleciones a la vuelta de la esquina, lo que sobran es politicos y politiquillos con máscara que no con armadura, que digamos.

No hay nada menos poético que un politico, a mi entender.
Besos y poesía

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No te veo yo a tí con armadura, compa Reyes, a tí se te da mejor ir a pecho descubierto. Además, con una armadura, ¿cómo podrás grabar con el móvil el viaje de retorno -después de habernos regalado el viaje de ida...-? Para terminar de convencerte de que es que no, piensa en el frío que debe hacer ahí dentro, con la que cae ya fuera. En fin, con una cota mallada igual ya valdría, ¿no...?

Un fuerte abrazo, buen "resto de fiestas" y hasta pronto.

Fran dijo...

No necesitas armadura, en cualquier guerra que emprendas saldrás victoriosa, eso, eso, como te dicen a pecho descubierto, arrasando y ordenando a quien sea tu Príncipe de las esperas.

Buen año, mis mejores besos

NáN dijo...

Sangrar de vez en cuando purifica la sangre.

con esto:

"Llegó con tres heridas:
la del amor,
la de la muerte,
la de la vida.

Con tres heridas viene:
la de la vida,
la del amor,
la de la muerte.

Con tres heridas yo:
la de la vida,
la de la muerte,
la del amor."

Y con esto:

"Un hombre sólo una mujer
así tomados de uno en uno
son como polvo no son nada."

Me apaño estupendamente

La sonrisa de Hiperión dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La sonrisa de Hiperión dijo...

Feliz año nuevo, este que tenemos a la vuelta de la esquina.

Saludos y un abrazo.

Salvador Navarro dijo...

Me da a mí que tú eres más fuerte que la armadura

Isabel dijo...

Quizás eres muy joven todavía, la armadura es una piel dura que se crea con los años y los golpes que te da la vida y no resbala siempre, a veces es granulosa y empapa. Es mejor no dejar de sentir, sería como estar muertas y para eso ya habrá tiempo.

Ese libro que ahora lees, lo disfruté, lo sufrí, lo regalé y lo recuerdo porque sigue ocurriendo y te dice que siempre hay algo peor.

Abrazos sentidos.

TORO SALVAJE dijo...

Me apunto a la armadura.
Quizás por dos nos hagan mejor precio.

Besos.

virgi dijo...

De eso, nada, a ninguno de ustedes (Reyes, Toro) les hace falta. ¿Cómo disfrutar entonces de la lucidez que llevan? Ni se les ocurra!!!!!!!!!!

Besos besos

Algo se romperá (Crisis)

Algo se romperá entre nosotros cuando ya no piense como tú, cuando entiendas que lo que tanto te importa se me da una higa, cuando nos dé co...