miércoles, 8 de diciembre de 2010

Ya pasó


Una mala tarde la tiene cualquiera.
Llega el Ocho , y amanece un nuevo día.
Tomar notas bajo los efectos del alcohol no suele traer nada bueno.
Como diría Calamaro , "parece que la fiesta terminó " .

11 comentarios:

El Drac dijo...

Qué lindos peluches!! mi hija también los sueles hacer jugar, hacer una fiesta y todo. Un gran abrazo

Pilar Vidal Clavería dijo...

Y con el ocho llega el poder, la confianza y la competencia aunque a veces a través de un duro trabajo.

Un fuerte abrazo

Elvira dijo...

¡Qué graciosos los muñecos con sus cucuruchos en la cabeza! Pues a mí me gustó leerte ayer, aunque no supe qué decir. Besos

mariajesusparadela dijo...

También yo prefiero la víspera del ocho...

Sue dijo...

A mi los peluches me preguntaban la lección. Qué tiempos.
Espero que la resaca bien.

Besos.

(que en el otro coment no te los mandé)

TriniReina dijo...

A mi me gustan los peluches, son hermosos, suaves, tiernos y fáciles de abrazar...Nunca se quejarán de los achuchones...

Un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Las malas tardes son apra olvidarlas...

Saludos y un abrazo.

NáN dijo...

Ha habido fiesta y hay que felicitar.

iliamehoy dijo...

Deliciosos cucuruchos festivos. De sus efectos colaterales, mejor pasar página.
Una sonrisa

Antonio de Castro dijo...

Yo tambien me quede sin palabras tras leer el post anterior; si acaso, decir que con el frio que hace en Paris, al nino bien que se eche a dormir en un charco en plan bohemio, a la media hora se lo llevan tieso por urgencias.
A mi tambien me gusto el post, si bien fue duro. Pero como dices en este nuevo, una mala tarde la tiene cualquiera.
Un saludo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Reyes:
De momento no ponen multas por conducir borracha en tu pc, jejeje. Pero cuidado, que como van las cosas, jejeje.
Besitos.
Tadeo

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...