jueves, 2 de febrero de 2012

Réquiem por Manolito Reyes.

Tengo que darme prisa,tengo que darme prisa.
La niña está resfriada,quiero acostarla pronto,prometí que hoy me acostaba temprano porque además me duelen las piernas;he caminado muchísimo por la mañana,estoy en el tema de adelgazar,aunque se me olvida que las osas no suelen adelgazar en invierno;necesitamos la grasa que recubre el corazón y las costillas para sobrevivir por ejemplo a los recuerdos o a las dudas;encima se nos viene una ola de frío,un frío horrible que el jamón york y los yogures desnatados no pueden desterrar sino más bien aumentan.
No quiero abandonar porque si abandono,me sentiré peor,como el pastor mentiroso o un Judas de los michelines,(antes de que cante el gallo te habrás comido media bolsa de papas fritas,so fariseica, a quién quieres engañar con el rollo de la disciplina.
A nadie, a nadie,quizá a mí misma, que en vez de ovejas veo trozos de queso por todas partes y esas cosas calientes y densas que apetece comer en invierno para que el barco femenino pueda seguir a flote desequilibrado pero contento).
Es igual,me doy prisa en escribir como me doy prisa en comer, o en no comer,leo artículos en semanales que me hacen reír o sollozar,pensamiento rápido y sublevado,lo mismo los niños que salen en las fotos de Unicef que la incestuosa vida de los faraones,así es la información hoy día,me estreso y me voy.
El blog es mi pañuelo de mocos y fríos,esto ya lo sabéis,el único sitio del mundo donde me puedo explayar a gusto acordándome de Manolito Reyes (algún malintencionado me preguntaba si era familiar mío,puede que sí,yo también tengo chepa,aunque lo mío es peor,además escribo )e indignándome por la noticia de que haya muerto en una residencia de Vejer de la Frontera después de pasar por un período de indigencia.
Los que como yo veíais la tele hace algunos añitos lo recordaréis, cuando Sardá comenzó a hacer circo en la tele y más tarde Jesús Quintero,lo llevaban como lo que era,un discapacitado físico que hacía reír por su forma de hablar y proporcionaba audiencia ,así como dinero a otros que no tenían que enseñar sus llagas,sólo pasear la cabra y luego poner la mano.
Pozí era además de cheposo,homosexual,y hacía mucha gracia;una vez que el circo dejó la ciudad ,se convirtió además en alcohólico y pobre,según me han dicho hay videos por el You Tube de niñatos riéndose de él grabándolo con el móvil por la calle recientemente,herencia de aquella forma de hacer televisión que cala en según qué cerebros grasientos.
Resumiendo,una sociedad también se define por lo que tolera o entiende como espectáculo.
Hoy me he acordado mucho del Cárdenas y del Sardá y del Quintero y del Izaguirre y me he preguntado ,no sé por qué, si a alguno le habrá dado el punto de acudir al funeral,dado que para justificarse siempre lo llamaron "humorista" aunque lo jaleaban y provocaban como en siglos pasados se hacía con los tontos y otros monstruos de la naturaleza.
Supongo que no,que ninguno habrá bajado de su pedestal,despachito,ático o cuarto de pajas para ir a dejar unas flores en la tumba de quien tan buenos ratos dejó en la parrilla de audiencias de sus pestilentes programas.
Como yo soy una doña nadie humana de la categoría anónima,y una sentimental sin remedio,me puedo permitir dedicarle este post a Pozí.
Y una canción para que,cuando cuente tres,se reencarne en director de TV, en modelo clásico griego o en lo que él quiera.
Descanse en paz Manolito Reyes.

10 comentarios:

iris dijo...

Escuchando unas declaraciones del "pozí" en sus últimos tiempos televisivos, decía que ahora lo respetaban por salir en la tele, que antes los niños le tiraban piedras y se reían de él, y desde que salía en la tele decían."ahí vá el pozí". Siempre me ha impresionado este hombre, porque era feliz con sentir un poco de respeto . Lamentablemente a los directores del circo televisivo esto le importan una mierda y nunca le dijeron que el respeto no se consigue saliendo en televisión, el respeto es algo que forma parte de los valores fundamentales de convivencia entre todos los seres vivos y que él ya contaba con ese derecho, el derecho a ser respetado(saliera en tv. o no). Descanse en paz Manolito . Gracias Reyes por recordarlo y por hacer que lo recordemos. Besos y que se mejore la niña.

Tracy dijo...

Descanse en paz.
Llevas razón Reyes, ya que los gerifaltes ni se habrán enterado,recordémoslo nosotros aquí en la blogosfera.

Eastriver dijo...

Hoy estuviste redonda, pero no de oronda, que hay que ver cómo sois las mujeres con el tema, sino redonda de estupenda. Sí, qué asco de televisión, qué asco de gente, qué asco de especie humana, qué asco de tantas cosas. Pero bueno, esta vida sólo se salva porque existen también personas que saben mirar de otra manera, y nos sentimos así un poco menos solos. Sería un buen tema para un post: esa especie de ciudadanía compartida, la de la gente que mira y no provoca daños colaterales, la de la gente que está atenta pero no agobia, la de la gente que es honesta y no se vende. Sería una buena nacionalidad a la que me gustaría pertenecer, más que a las que nos imponen, y a la que sin duda Reyes tú perteneces.

Larisa dijo...

Pozí era un hombre hecho y derecho. Bueno, no.

(Ya sabes que creo que el respeto está sobrevalorado. Además, ser mala persona me da derecho a mofarme de todo y de todos, ¿no? Venga, los demás que se rasguen las vestiduras. Besis, socia).

Genín dijo...

Según leí el otro día, Cárdenas lo rescató de vivir muy malamente en sus últimos tiempos, hasta sin techo, y logró meterlo en una residencia, donde murió.
Besos y salud

José Vte. dijo...

Es lo que hay querida Reyes, este mundo en el que vivimos y ese mundo de la tv de las audiencias, se dedica a fabricar juguetes rotos para luego dejarlos caer cuanto más alto mejor. Manolito Reyes, Pozí, hizo el trabajo por el que lo contrataron en su dia, y lo hizo bien.
Me he alegrado saber que al menos murió en una residencia rodeado de otras personas. Nadie debe nunca morir sólo.
Descanse en paz.

Un abrazo

Elysa dijo...

Tú lo has recordado y nos has hecho recordarlo, eso habla de serees humanos.

Besitos

Sue dijo...

Le vi en la playa de Barbate una noche que paseaba por allí con un ex. Iba con una pashmina amarilla, creo, achepado como era él.
Ni siquiera sabía su nombre real.

Tampoco le seguí mucho, sobre todo porque nunca entendí "el negocio", es decir, por un lado los que le sacaban en su programa para reírse de él y por otro a él mismo, que no sé si se daba cuenta de lo que ocurría o le daba igual. Aunque tampoco sé si eso importa...

Un beso.

Nieves dijo...

Reyes, me has contagiado las prisas y he leído tu entrada como si se me fuera la vida en ello, supongo que todos se habrán acordado de los buenos ratos de risas y audiencias que tuvieron gracias a él, a veces el ir o no ir al funeral no tienen nada que ver con el aprecio que se le tenga a la persona.

Yo me reí mucho con él, era un punto de hombre!!!

Siempre permanecerá en la memoria colectiva de España te gustara no no.

Besos ;)

Francisco Espada dijo...

Po zí, Reyes, po zí,

Qué se puede decir

Qué se puede decir a alguien cuando crees que ya lo has dicho todo??