lunes, 13 de febrero de 2012

Los dioses me quieren.(Verdades absolutas).

Madre,libérame
de las amarras que me anclan a tus brazos
deja escapar el miedo que traemos
desde tiempo inmemorial
desde la primera vez que una mujer se ignoró a sí misma
y la primera vez que un hombre se creyó
en la obligación de ser fuerte y poderoso.
Madre,déjame en paz
no sé cómo soltar este veneno
que vuelve miserables a mis labios
no sé cómo contarte que tengo unos derechos
metidos en cajas de madera
descendidos directamente de los dioses
regalos sin abrir que llevo siempre
como un collar de inútiles deseos.
Madre estás perdida
como lo estuve yo
y todos los demás
atrapada en tu ideario repentino
en la cadena de juicios y palabras
que no hacen felices a la gente
porque son como piedras de molino.
Esta noche quisiera morir ya
lo he visto claro
cada vez aguanto menos el deporte
de no saber aprovechar la vida
de tener pensamientos como moscas
paseando el cadáver de mis sueños.
En mi cama
un par de grapas cosen diligencias
que un funcionario redactó con apatía
siempre he sido fracasada y mediocre
y me cubro de gloria al deprimirme;
sólo porque sé hablar con cierto encanto
y me gusta amar y comer con alegría
los dioses me quieren y me cuidan
pero mi madre no;
otra verdad absoluta
a la mañana no le importan mis desgracias;
la luz del sol entra por mi ventana
aunque dentro de mi pecho suena un frío
como de latas vacías.
Mi madre no está,pero volverá pronto.
Cuando la pierda
me quedaré sin ojos que me aprieten
sin voz que diga la verdad
(las verdades que no quiero para nada)
sin jaula
sin medida
sin cuchara de jarabe para comerse mi vida
quién puede ser feliz en la orfandad
que supone pagar para ser libre;
estoy harta de pensar
ahora que Noruega ya no sirve
ni me sirven los puertos donde amarro
las crueles intenciones de mis dioses.
Lo que me serviría sin ninguna duda
es una ventana al mar o una puerta
para salir corriendo como Whitney
a quien ser una diosa no ayudó a quedarse
a completar la ruta establecida.
Los mediocres sin embargo
solemos llegar a viejos
para habitar los bancos de los parques
otra verdad como un templo.
Un lunes de verdades absolutas
es una buena forma de seguir tirando
de mi carrito de basura radiactiva
un poco más
sigo caminando
allí veo un árbol y una piedra
me siento un rato
con mi frío y mis demencias
y mi corazón cansado
entre las cajas selladas de madera
está la soledad
del desarraigo
y me la bebo a morro
yo solita.

15 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Magnífico poema sobre tu cabreo. Me ha gustado el símil de tu carro radiactivo, carro que llevamos todos, unos lo arrastramos mejor que otros. Podemos ponernos de acuerdo y llevarlo a Villar de Cañas (futuro cementerio radiactivo), me imagino que preferirán estos carros radiactivos a los de verdad.

Un abrazo, aunque es lunes, alegra ese cuerpo.

genestel dijo...

Hoy he visto claro quiénes son los verdaderos mediocres y, lo peor de todo (y curioso) es que se creen, ellos y ellas, los poseedores de la verdad. He comenzado la semana con una buena dosis de verdad y con cierta sorpresa después de todo.

Un besote.

Araceli Esteves dijo...

Ay, las madres, menudos tentáculos!

Montserrat Sala dijo...

A mi me duele el alma de ver tu increible desespero. de saberte con padre y madre, y encontrarte tan sola, tan huérfana.
Todo irá a mejor, pajarito que sabes de todos es vientos,porque has estado en todas las tempestades, has vivido al cobijo de tus recuerdos, y ahora te encuentras con la verdad desnuda, con una realidad rota,y el cuerpo deshecho.
Pia y vive, mira y goza, habla y pon las cosas en su sito, porque las cosas són parte de nosotros y de nuestro momento vital. Una abrazo, pajarito.

mariajesusparadela dijo...

Los dioses, que lo sepas, solo quieren a las diosas. Así que, tu sabrás.

añil dijo...

Es la vida, cielo, magníficamente descrita, como sólo tú sabes hacerlo, como a mí me atrae leer, en tus palabras, en tus días, en tu vida, en la mía.

Muack

Francisco Espada dijo...

Espero que esa ventana al mar o una puerta para salir corriendo como Whitney sea sólo un recurso estilístico, un escorzo retórico, y no la formulación de un pensamiento. ¡Te quiero, Reyes!

Eastriver dijo...

Eres un poeta del instante, pero del instante desbordado. Porque incluso en la tristeza, en la melancolía, en la soledad, la vida es una calle que ofrece inesperadas ventajas si uno sabe verlas. Y a pesar de todo, tú sabes verlas, lo mismo que yo.

Y perdona que te llame poeta: odio lo de poetisa, me da rabia, me suena a señorona rubia oxigenada que hace versitos a las flores del jardín de la vecina. Y convendremos que gracias a los dioses y a las vecinas (y a las musas) tú no eres de esas.

Miguel Baquero dijo...

Cuánto tiempo, amiga, sin pasar por los blogs...

Me ha encantado tu pequeña oración o parecido. Seguramente todo es mucho mejor sin esas obligaciones: la de ser fuertes, la de ser sensibles, la de ser felices, la de realizanos, la de aprovechar la vida, la de triunfar... no sé cuándo nos cargaron de todas esas cadenas pero a veces se hace muy duro llevarlas y a mí también me gustaría algún día una ayuda divina (o bueno, como sea, divina, humana o ciclista) que me descargase de ellas y luego no tuviera a cambio ningún remordimiento de conciencia...

Un abrazo de vuelta

ana dijo...

vivir, que no es poco, duro este oficio de ser persona.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Me gusta oírte –leerte- en silencio, sin atreverme a decir ni mu, como adorando a esa diosa –el Olimpo está a rebosar de ellas, no te creas- que teje palabras de día, para destejerlas de noche, como Penélope… Alguien ya te ha hecho recientemente un comentario en ese sentido o parecido, pero es cierto: interpretas magistralmente la enésima variación de tu sinfonía, cada vez.

Besos.

Nieves dijo...

HAS DICHO!!!!

Espero que tu desahogo te liberase de todo lo contenido porque has soltado verdades muy grandes, y algunas difíciles de digerir.

Muchos besos y tranquila el lunes ya está terminando...

Genín dijo...

No tienes mas que ver los años que tengo yo, pero bueno, aunque mediocre, sigo dando caña a mi manera...
Besos y salud

Tracy dijo...

Que no se diga, una mujer de raza como tú, entonces en quien voy a fijarme yo para tomar ejemplo.
Arriba preciosa!!!
Mañana te quiero NUEVA.

Fran dijo...

He guardado tus versos para ver si me sirven para no hacerme viejo. Déjame tus maneras para con unas cuantas palabras sueltas hacer todo un poema. Te lo prometí, todavía me quedan cien años. Voy a ver si te lo cuento.

Un beso entero

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...