sábado, 18 de febrero de 2012

LaRisa,elogio De

Nunca pensé que diría esto,pero es verdad.
Tengo trabajo y no puedo dejar que se me acumule.
Aun así,desde este rincón desde donde os sigo leyendo y mirando,escribo con cierta premura esta vez para defender más que a alguien de carne y hueso,a un concepto que entiendo vital para la salud mental de las personas.
Desde hace un tiempo vengo notando que en la blogosfera huele raro,como a susceptibilidad exacerbada,mezcla de chamusquina y sospecha;esto da como consecuencia que se generen conflictos ,sofocones varios y enfrentamientos tal que en el patio del cole donde Fulanita dijo que Menganita se hizo pipí en la silla y Zutanita terminó arreando un sopapo a Fulanita,con la diferencia de que en el blogomundo no tenemos moderador ni profe que nos ponga mirando de cara a la pared.(En este caso está claro que Fulanita se hubiera llevado unos cuantos azotes por irreverente).
Sé que no se puede generalizar pero ya son varios los amigos que se plantean dejar la blogocosa (o algunas,por "intolerables" y "ofensivas") como si de una renuncia familiar se tratase,aunque ya os aviso desde ahora,yo no lo haré,al menos por ese motivo;inauguré mi primer blog hace cinco años y no venía nadie a leerlo,entendí que era una especie de diario para mí sola y sólo gracias a Antonio Oliver,que me hizo un día su primer comentario,caí en la cuenta de que esto era un sitio para visitar y entretenerse y abrirse a otros mundos tan personales como puede serlo el punto de vista de cada uno.
Puede ser que ahí esté la clave;por mucho que os haya enseñado mis heridas y a veces hasta el culo,nunca he dejado de considerarlo un apéndice de la existencia,una droga ,por supuesto,mi droga favorita y gracias a la cual he conocido a seres humanos excepcionales;
ahora bien.
Hubo un momento en que fui "educada" en una materia nueva,inédita para mí.
Fue aquel día en que aterricé en un blog de hiriente mordacidad y tremenda energía, un blog llamado El Comonunca(lo siento,Diego me explicó cómo hacer enlaces pero no lo asimilé)y como cualquier espíritu deseoso de agradar e interactuar sólo de forma amable con los demás,me sentí noqueada;pensé que la persona que escribía era una hija de puta genia absoluta porque se fijaba en cosas tan absurdas y las destripaba con una gracia y una irreverencia totales,riéndose de todo lo que llamaba su atención( y esto es MUY IMPORTANTE)también de sí misma, de sus dolores,sufrimientos y experiencias a veces con una descarnada brutalidad.
Con mis reservas,teniendo en cuenta que crecí deseando ser dulce y buena como la gilipollas de Blancanieves barriendo la casa de los enanos,me acerqué a ella;y aunque pensaba y sigo pensando que el sarcasmo no es la más sana de las formas de expresión,enseguida aprendí algo nuevo.
Tengo mi ego como todo el mundo,a veces es un mélón,otras puede ser del tamaño de una manzana,pero suelo estar dispuesta a aprender.
LaRisa me enseñó que no importa si alguien me dice que soy algo malo;podrían llamarme hija de puta,borracha o mala madre,pero eso no importa un carajo;lo que importa es qué hago yo con esas opiniones.
¿Me permito llevármelas a la cama,donde tendré insomnios y pesadillas?¿Se romperá el espejo donde se refleja lo que yo soy de verdad?¿Las opiniones ajenas me convierten en lo que me están llamando?
Ojalá lo hubiera aprendido antes,por ejemplo aquel día en que puse verde el libro del Burka(lo habré contado unas mil veces,aún no salgo de mi asombro)porque está deleznablemente escrito y me escribió gente para llamarme "fascista".
De repente en el imperio de lo Feminista hay que tragarse el mal estilo si habla de los maltratos femeninos;las ruedas de molino cambian continuamente de forma y contenido.
Y mientras tanto,la libertad de expresión queda coja y manca porque la sensibilidad ajena es o debería ser "nuestro límite".
¿En serio?
Y en lo personal...
¿De verdad una sátira,sea sobre lo que sea,tiene el poder de hacer que nos derrumbemos y dudemos de nosotros mismos hasta hacernos derramar lágrimas?
Poco a poco empecé a pensar en esto;enternecida recordé aquellos días en que un comentario de un tal señor Mojón estuvo a punto de hacer que cerrase el blog;claro que es mucho mejor encontrar palabras de aliento y aplausos en lugar de críticas,pero creo que forma parte del proceso de madurez saber encajar que no somos intocables,ni por nuestra edad ,forma de escribir,opinión o tamaño del culo.
Que ponerle a todo una sonrisa aligera el aire que respiramos y que la vida ya está cargada de tragedias como para que vayamos por ahí haciéndonos sangre por esto o lo otro,más cuando se sabe qué tipo de lenguaje utiliza cada uno como derecho inalienable de la propia expresión.
Juzgar hasta qué punto esto es fruto del aburrimiento,de una inyección de locura poética irreverente o tratar de entender desde el sentimiento de "ofensa" nos reduce a esclavos y/o a víctimas.
Hace unos años que no quiero ser ni lo uno ni lo otro,prefiero reír y reírme de mí misma ,por qué no,y llevar esta vida sin etiquetas en la medida de lo posible.
Quería exponer muchas cosas más al ilustre senado bloguero,a la manera de los panegíricos,con su exordio y su epílogo,pero como os digo la falta de tiempo me lo impide.
Soy consciente de que al defender a LaRisa,con todo ese "mal gusto" que a ella le mola exhibir,estoy "eligiendo",al menos eso es lo que entiendo teniendo en cuenta las reacciones y los corazones rotos que ha provocado;preferiría no haber tenido que hacerlo,porque no creo que la cosa sea tan seria y además no hay un solo blogger que haya conocido por este medio que no me haya aportado,enseñado o ayudado en algo.
Pero sentí que teniendo en cuenta los acontecimientos,lo visto y leído,tenía que decir exactamente lo que pienso.
Y lo que pienso es que en este país estamos perdiendo muchas cosas;
si también perdemos el sentido del humor,entonces ya no tendremos nada.
Deseo que LaRisa me acompañe muchos años más;deseo que la capacidad de ofendernos no nos vuelva pacatos y americanos;deseo que la quedada de Barcelona sea un evento inolvidable para todos los que acudan.
Que seamos gente capaz de divertirse, en cualquier momento de la vida,y no sólo cuando oímos sólo aquello que deseamos oír.
Viva la libertad, aunque la libertad sea puta,ciega,sorda o loca.
Siempre.

31 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Creo que tenemos que saber de donde vienen esas críticas, como y por qué se hacen; a veces, la crítica más dura es la que viene de nuestro entorno más próximo; la otra, hay que entenderla en los términos que hay posiciones, puntos de vista y tantos gustos como colores; esas críticas se leen y en función de como se diga y lo que se diga puede o no asumirse y como mal peor se eliminan, el blog es tuyo.

Personalmente solo dejaré el blog, que dentro de poco cumplirá un año, cuando me canse de escribir,se me acaben las ideas, nunca por lo que diga o deja de decir una o varias personas.

Hasta ahora solo le he hecho caso a una crítica realizada por mi hija, me supuso eliminar una entrada tras un largo debate y convencimiento.

Un saludo y a seguir por muchos años.

Montserrat Sala dijo...

Bonito discurso Reyes, Pero tu lo dices bien: todos no piensan lo mismo.
Y gracias a Diós. imagínate, por un instante, que todos los blogqueros y bloggueras, escribieran como tu amiga que defiendes tan bién. No tardaríamso nada en coger los cuchillos de cortar el pan, para otros menesteres menos prácticos. porque hay cosas amiga mia, que no se pueden tolerar ni en broma. Y menos si van dirigidos es una persona seria que no le gustan. ni los tolera. hay que respetar todos y a todos. No es una regañina, Reyes, ni tampoco defiendo a nadie, sencillamente es mi parecer.
Feliz finde. Un besico para tu nena.

Larisa dijo...

Gracias, gracias, querido público. Pero, Reyes, has de saber que tu entrada está plagada de demagogia barata. Burda. Vulgar. Como si hubiese sido escrita por una mujer andaluza, vamos. Demasiada tara junta Me vas a obligar a darme a la droga, y ni tú ni yo queremos eso. O sí, sí lo queremos.

Emilio, que viva Granada, ay.

Montserrat:
Dice usted que "hay que respetar a todos y a todos". Mi pregunta es: ¿por qué? Alzo mi espada contra las "personas serias", señora: no me cabe duda de que son más dañinas que yo. Nos vemos en Barcelona :)

Eastriver dijo...

Tramposo discurso, querida amiga. Ya sabes que probablemente no soy muy valiente, ni muy inteligente, pero por lo poco que me conoces, o por lo mucho, que a veces la intensidad tiene menos que ver con el tiempo que con la intuición de las gentes que reconocen, por lo poco o mucho que me conoces sabes que suelo decir lo que pienso y que además tengo a gala mi lucha cotidiana por ser siempre coherente. Que no lo soy, claro, que todos la cagamos, yo el primero, pero vaya, tú sabes, Reyes, que yo lo intento.

Te juro que yo defiendo la risa. ¿Leíste la novela de Eco El nombre de la rosa? Es una ficción sobre la búsqueda de un tratado aristotélico sobre la risa, prohibido durante la época medieval. Porque la risa es peligrosa, es agresiva, es crítica, es necesaria.

Pero convendremos en una cosa. No es lo mismo usar la risa como herramienta crítica contra el poder, que la risa que se gastan en el Sálvame para reirse de cierta famosa que se ha puesto tetas y una le ha quedado mal puesta. Sí, claro, son cosas que dan risa, pero está claro que no es de mucha altura. Y estaremos de acuerdo que esa risa, la fácil, la de la carcajada que sueltas involuntariamente cuando una vieja se cae delante de ti, no es la risa de la que hablaba Aristóteles. Quiero decir que uno puede reirse con el cerebro o con el estómago, con la inteligencia o enajenadamente. No toda la risa es igual, ni por consiguiente sirve a los mismos propósitos.

Y hay más diferencias. Entre la ironia, que es un guiño a la inteligencia, o la sal gorda, por ejemplo.

(Sigue)

Eastriver dijo...

(Continuación)


Reyes, si yo te hago una broma te ries y me río. Primero porque te tengo confianza y de ello se derivará que tendrá una pátina de cariño. Pero si mi broma sigue y sigue, y sigue cuando ya no tiene gracia, y te pongo una entrada en mi blog para seguir siendo gracioso contigo, sin tener en cuenta si eso te molesta o no te molesta, estoy entrando en un punto en que se desdibujan los límites entre la broma y la ofensa. Claro, yo siempre podré decir, Reyes, coño, que era una broma, que lo que dije de ti o de alguien de tu familia era una broma sin mala intención. Pero claro, las intenciones son una mierda, no cuentan. Lo único que cuenta son los resultados y el dolor que puedo haberte hecho. ¿Qué no te duele que te digan esto y lo otro y lo de más allá? Genial, pero no todo el mundo es como tú. Y eso, respetar a los demás en su propia manera de ser, es una base de eso tan maltratado en nuestro tiempo como es la ética. En definitiva, lo que menos debería importar es la broma en sí misma; lo que más, si he molestado a alguien. Pero así va el mundo: lo de menos para mucha gente es cuestionarse si molesta a gente que probablemente no merece ser molestada.

Reivindico la risa; es higiénica, es necesaria. Pero no reivindico la chusquería, ni la broma desagradable, ni el insistir en meterse ni que sea cariñosamente con alguien. Porque reivindico también otra cosa: el ponerme en tu sitio, Reyes, y tener la sensibilidad suficiente para saber parar a tiempo. Y ponerme en el sitio de todos.

No, Reyes, lo que está enrarecido no es la hipersensibilidad de la gente. La gente es gente; es lo que es, lo que ha sido siempre. Lo que está enrarecido es el clima que se crea también en la blogosfera, en que unos se hacen íntimos y pasado mañana se detestan. Lo que está enrarecido es ese mundo de capillitas, en que si estás conmigo o estás contra mí. Y lo que no ayuda son entradas como la que glosas: ayuda, sí, a enrarecer más el ambiente, no a relajarlo.

(Sigue y acaba)

Eastriver dijo...

(Continúa y acaba)


Pero bueno, no vayas a pensarte que me preocupa, ni creo que le preocupe demasiado a nadie. En plata: me importa una mierda lo que digan de mí, por la sencilla razón de que quien me conoce me sabe, y es lo único que me importa. Ahora bien, no es grato ponerse a leer una entrada y ver que se están burlando de otra persona, y luego uno contesta haciéndose el simpático, y el otro se enfada, y todo eso. Digamos que ese no es mi ideal cuando entro a ver los blogs; no entro para eso. Entro para que la ironía que me encuentre sea crítica con los que debe serlo, sea inteligente y que las prosas me enriquezcan y que el viejo tópico de escandalizar al burgués se aplique con quien realmente tiene que aplicarse. Y desde luego, si alguien no está de acuerdo conmigo es fácil: que no entre en mi blog. No, no estoy a favor de la censura: somos libres. Yo mismo me borré anteayer de un blog. Porque me salió del arco del triunfo, que no tengo que dar explicaciones a nadie ni me he casado con nadie. En eso te doy la razón: pasemos de lo que no nos interese. Pero Reyes, tampoco vendamos la moto de que si no me interesan ciertos juegos, el raro soy yo porque tengo muy poco sentido del humor. No, Reyes. Eso es hacer trampa. Porque también es subjetivo lo que entendemos por sentido del humor.

El mismo comentario último de esta persona, aquí mismo, en esta entrada, diciendo que vendrá a la reunión de Barcelona, demuestra que ella sigue y sigue y sigue. Está claro que si era una broma, ya no tiene gracia el tema. Por eso te hace cuestionar de si realmente era una broma o algo más. ¿De verdad Reyes esto es sentido del humor para ti? ¿O más bien ganas de enrarecer el ambiente? No sé, Reyes, no sé para que tienes que defender actitudes tan poco consistentes. De personas que, atención, están haciendo lo mejor que pueden hacer porque seguramente es lo único que saben hacer en su vida. Y mira, como ha de haber de todo, hasta me parece bien. Estas personas sirven para unir al resto, eso es verdad.

Un beso

Encarni dijo...

De verdad hay que elegir??? Hay que ponerse en uno u otro lugar?? Mira cuando estaba en el colegio, había el típico niño con las orejas de soplillo, el cual era blanco de todas las bromas por el matón de la clase y por ende por el resto que querían hacer méritos para no ser dañado por el matón, que todo hay que decirlo se metía con los más débiles. Cuánto más se enfadaba el orejón, más gracia causaba entre el personal, porque a veces la risa tiene eso de perverso, que si el chico hubiese pasado de esas bromas pues a lo mejor no era el divertimento de la clase y de los matones en cuestión.
Un día vi a ese niño con su padre, más bien el padre le estaba pegando una tunda de palos que me dio pena (que quieres que te diga me aflijo con estas cosas que lo mismo si lo hubiesen visto sus seguires que le llamaban orejones, pues lo mismo se mondan de la risa, pero tengo el corazón de natillas) al día siguiente cuando se metieron con él, yo le defendí, y desde aquel día pasé a ser la novia del orejones, claro, ese niño y yo ni nos habiamos hablado, nunca, ni era siquiera mi amigo, pero ya me colocaron en un lugar, en el de la novia del orejones.
Ya sé, es una historia de patio de colegio, pero quería contarla.
A veces la gente nos ponen en un lugar o en otro según les convengan para que siga el espectáculo.
Una cosa es sacarle punta al lápiz y otra es que te lo metan en el ojo. Creo que hay diferencia.

Genín dijo...

Vamo a ve, reina de la morería, ¿Para que escribir tanto sobre ese bicho de dos sexos si con una sola linea tuya, la última concretamente, defines al Lariso perfectamente?:

"Viva la libertad, aunque la libertad sea puta,ciega,sorda o loca."

jajajaja Y todo depende de si te refieres al Lariso, camionero, maricón activo (Todavía me duele el culo) con barba descuidada de varios días, con pelotillas en el culo, a su otro personaje Jose Luis, otro maricón pero que no ha salido del armario, o a su personaje estrella, Larisa, la pérfida, la amaGrecias, la astuta, el zorrón berbenero y desorejao, la amante de ratas peluas y chepuas, la tía inteligente, la que tu defines tan bien, de la Larisa-personaje que yo estoy ciberenamorao perdio, de mi niña-personaje, con la que me descojono (Con poca frecuencia para mi gusto...jajaja)de todo este mundo bloggeril y virtual con el que ella juega permanentemente.
Larga vida a todos los personajes de Larisa, pero sobre todo, a la no virtual, a su creadora, a la que tiene un corazón que no le cabe en el pecho, aunque sea una cabrona...jajaja
Besos y salud

Sue dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sue dijo...

Yo una vez quise cerrar el blog porque ciertas personas (a las que no conocía, válgame) me acusaron de "antisemita", "basura" y no sé qué más. Me lo tomé muy apecho porque yo no soy antisemita ni basura ni tambpoco demostré con ninguno de mis escritos serlo. Más tarde, con el mismo argumento, empecé a pasar de esas personas y de lo que pensaban de mi. Al fin y al cabo lo que los demás piensan de mi no es mi problema.

Considero que siempre he sido respetuosa en mis escritos (sin que dejen de ser duros y críticos) y aquellos que se ofendieron tuvieron más razones políticas que éticas para insultarme.Eso es algo que no puedo controlar y que, en todo caso, no me preocupa.

En cuanto a reirse, pues claro que el humor es necesario por lo terapeútico, sobre todo en los momentos que vivimos,pero hay que diferencias las coñas. Por ejemplo, hoy escuchaba la opinión de una radioyente sobre los programas del corazón. La mujer decía que no le parecía bien lo que se hacía en esos programas pero que los veía porque le hacían sentirse bien y se reía. ¿?
No lo entendí. No entiendo cómo uno puede decir que no le gusta algo y luego consumirlo y además sentirse bien. No sé si me explico... a lo mejor me estoy desviando del tema.

La cuestión es que considero que hay cosas y personas que no se prestan a la broma y hay que respetarlo, en cualquier caso, incluso de esas cosas y personas se puede bromear si la broma es inteligente y, sobre todo, ayuda a alguien.

Yo es que he tenido una experiencia en el cadalso muy grave con un tipo que empezó bromeando conmigo sin yo darle permiso. La broma repetida se convirtió en humillación y el desenlace final no fue muy agradable. Desenlace que aún hoy tiene consecuencias para mi (y las tuvo para el bromista). Tú ya sabes de qué te hablo, Reyes.

Por supuesto, cada uno puede hacer lo que quiera, uno es el centro de sí mismo y su responsabilidad ahora y siempre. También para aceptar las consecuencias de sus acciones.

Asi que yo defiendo la risa como terapia para uno mismo, pero no como arma arrojadiza contra nadie.

Y dicho lo cual voy a lavarme mis cabellos.

Besos.

Nieves dijo...

Pues si, VIVA LA LIBERTAD!!!

Pero no entiendo como pueden llamarte fascista por criticar ese libro, tendría que ser al contrario no?

No entiendo a la gente de verdad....
Espero y sueño que al menos las risas sobreveivan a estos momentos y no la "recorten"

Besitos guapa :)

Neogeminis dijo...

Luego de leerte, pasé por el blog de tu amiga y allí comprendí de qué se trataba la cosa. Comprendo que no todos tenemos el mismo límite para la tolerancia y no siempre estamos dispuestos a aceptar la disidencia. Pero en todo caso, si en este mundo virtual (o el real)uno se topa con algo que no le gusta o le resulta hiriente o simplemente no comulga con su manera de ser, uno tiene abierto el camino de salida y no pasar más por allí. De allí a optar por el camino de la agresión y los insultos hay un trecho muy largo que separa a la gente intolerante de quienes optamos por la armoniosa convivencia.

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Yo creo ( y es solamente una opinión) que Larisa afirma ser fan de Risto, el personaje más faltón e insultador de la TV.
Y creo que, a partir de ahí habría que tratar de interpretarla.
Su mayor deseo es provocar y está siempre deseando que le entren al trapo.
La conocí gracias a Genín. Y, desde entonces sigo su blog y lo disfruto.

Reyes dijo...

EMILIO
dada la inmediatez del blog,muchas veces escribimos cosas de las que nos arrepentimos a los 3 minutos;me ha pasado muchas veces;pero nunca he borrado una entrada.
Me alegra que no pienses en cerrar el blog ,un beso.

MONTSERRAT
por supuesto que no todos somos iguales, ahí está la gracia,algunos días me levanto de perlas,otros con ganas de guerra y la mayoría depresiva-melancólica;Larisa ha colgado algunos de mis deleznables poemas en su blog a través de enlace y pasado el primer instante de estupefacción me he reído cantidad y te aseguro que luego me he sentido mucho mejor.
Yo no puedo seguir el juego a su mismo nivel porque manejo otro lenguaje,me parece,el mismo con el que me arrastro (o taconeo)por la vida.
Sólo quise decir que la capacidad para ofendernos debería ser menos ancha y dar importancia a cosas que la tienen,nada más.
En los últimos meses he visto a gente con bastantes años cabrearse por bagatelas y me parece que eso no enriquece la vida .
Que no te gusta determinada forma de hablar o escribir...bueno...basta con no darse por aludido,colgarse una sonrisa y seguir a lo nuestro.
Tú precisamente me has hecho comentarios preciosos que aún guardo y que me salvaron días enteros;por eso me duele más que hayas sufrido por una chorrada.
El Comonunca es como la Codorniz o el Jueves,y ofenderse quizá por una viñeta es más propio de la familia real que de gente que tenemos cerebro y alas en el pensamiento.
O que vamos de eso.
Pero bueno,no quiero añadir leña al fuego ni eternizar un debate porque todos me parecen estériles.
Te mando un beso y aunque no pueda defender tu postura esta vez,ya lo dije en su momento,eres otro de mis afectos de este sitio y además lo sabes.
Ya está.
Un abrazo,también.

LARISA
lo sabía que no te iba a gustar,ni siquiera contaba con que comentaras,pero la demagogia es mi fuerte ,no puedo hacer más.
Además está mal escrito porque repito mucho la palabra "irreverente",lo sé.
Mi sevillanía y mi rojerío no dan para mucho.
Cuídate,socia.

Reyes dijo...

EASTRIVER;
Brillante tu argumentación pero hay una cosilla que parece que no es importante pero tiene mycho peso;estamos hablando de blogs,no de ruedas de prensa.
Es mucho más privado y libertario que canales de la tele,hemiciclos,consejos escolares o medios de comunicación.
Y encima de un blog de cachondeo que busca la provocación.
Un blog es una sabanita que uno agita y usa para taparse el culo,quitarse el frío,espantar las moscas de las ínfulas literarias o aumentar la autoestima.
Pero no va a ningún lao,es una ventana que se abre o se cierra,y punto.
Me estás haciendo un lío con tu supuesto amor por la desacralización de conceptos y/o blasfemias;parece que sí pero al final es que no.
O sea,tú dices; me río pero hasta un cierto punto en el que "ya no tiene gracia".
¿En serio hay que establecer un límite o protocolo para los blogs?
¿No sería mejor hacerlo para la tele,el discurso institucional o social ?(bueno,esto ya se hace con un desastroso resultado de empobrecimiento cultural y de miras).
Si alguien se ofende por un blog,?Que puede hacer?
¿Qué le apetecería hacer para imponer justicia?
¿Denunciarlo como yo a veces quisiera denunciar al estado de México por el feminicidio impune que se está realizando en Ciudad Juárez(ése sí que es un tema "asqueroso" y no que una pirada como Lari se meta o satirice una reunión o cualquier otra cosa)?
¿No crees que sería más sencillo pasar del tema,abrir las mangas del chaleco para que nos entre más aire y simplemente dejarlo pasar?
...
Mira,igual te estoy explicando mi actitud,o la que quiero que sea mi actitud, para la vida,pasados ya los años en que me ponía a tiro para que me derrotaran o me humillaran gratuitamente;de un tiempo a esta parte sólo me ofende quien puede y no quien quiere o en el mejor de los casos no me ofende nadie.
Ni siquiera la Cospedal balbuceando incoherencias.
Pero bueno,estás en tu derecho de defender lo que crees que es tan intolerable como lo estoy yo de verlo de otro modo y tratar de explicarlo.
Y por eso me llamas "tramposa".
Ay ay ay que eso no es justo,nene.
...
Y ahora que me parece que ya hemos perdido mucho tiempo en esto,qué te parece si nos vamos a merendar unas galleticas y un té bien caliente??
...
Si al final me borras,que sepas que te perderás el estreno mundial de mi novela.
Jeje.
Un beso.

Sue dijo...

Ah, bueno, del tema Larisa-ofensa no comento porque no me he enterado de qué va el asunto realmente y creo que no tengo datos para elaborar si quiera una opinión.
Yo creo que a Larisa la entiendo, entiendo su humor vaya, pero también entiendo que otros no lo entiendan.
¿Me he explicado bien?
Pues eso.

Voy a por papas fritas.

Reyes dijo...

ENCARNI
pues no,nena,no hay que elegir,yo al menos no elijo,que me quedo con tó para no perderme nada y al final no se me comprende,pero bueno,tampoco importa eso.
Lo que sí hago es intentar defender el deporte de la libertad de expresión bloguera.
Es una de las poquillas cosas que nos quedan,junto con la cerveza y los bombones del Lidl.
Muy bonita tu historia del cole.
¿Significa que ahora pasaré a ser considerada la novia de Larisa?
Uff.
Espero que sea verdad que es un tío con bigote.
Un beso.

Reyes dijo...

GENÍN
tienes razón,detrás de todo esto hay una persona estupenda que no se deja ver mucho por los bares...yo no sé por qué le dio a esta diosa por esto del dadaísmo...acabaremos mal,seguro.
Un beso y un abrazo para tu maltratado culo y para ti.
(Maltratado por el camionero,que ya sé que la prueba no...)

Reyes dijo...

SUE
sí,ya sé a qué te refieres pero en aqul caso no era una ofensa sino un atentado a la dignidad de las mujeres,sólo imputable al analfabetismo religioso o machista;deberías haberle destripado con una catana,(es que acabo de ver "sin City" y estoy muy por la violencia,no me hagas caso).
Yo tb tengo que lavarme las greñas.
Besos.

Reyes dijo...

NIEVES
me llamaron fascista porque dije que el libro del Burka estaba escrito con el culo ,que su autora debió escribirlo una tarde aburría en el sofá mientras comía palomitas al lado de pepe sancho ...y es que tiene un estilo vulgar,lleno de lugares comunes,sin ritmo,una bazofia de las que ahora convierten en best seller sólo porque la historia de la mujer (eso sí,tremenda)"vende" por su temática.
No sólo me llamaron fascista sino además envidiosa.
Claro.
Envidia sí que tenía de ver cómo alguien vende de los que escribe aunque sea una mierda ,puede ser.jejeje.
En fin ,ese día desperté y entendí muchas cosas.
La Reyes fascista y envidiosa,jajajaja.
...
Un beso,guapa.
(Por cierto que sepas que han anulado el curso ése por el que me preguntabas...te lo puedes creer?? Por falta de solicitudes...flipas,nena;me llamaron el viernes para decírmelo).

Reyes dijo...

NEOGÉMINIS
ahí estamos,ésa es mi línea...un beso.

MARIA JESUS
al parecer es difícil de entender que no todo el mundo se toma todo en serio.
Vaya lucha más estéril,pero bueno.
Me piro.

BESOS PARA TODOS y gracias por la vidilla que está pillando el blog.
Sed felices.

Tracy dijo...

y... ¡¡¡VIVA LA RISA!!!

Francisco Espada dijo...

Terminaré cerrando el blog por dos motivos:
a) cuando me vaya al para siempre.
b) cuando no se me ocurra qué decir.
Pero no lo haré por lo que de su contenido digan. Ni me ufanaré con los elogios; ni me hundirán los torpedos.
Reyes, ponte la tiara de reinona del lugar y ríete de los "piropos adversos".

Isabel dijo...

Viva la risa.

Viva tú risa.

Y que nos dejen vivir en libertad.

Besos.

TriniReina dijo...

Qué ha pasado con miLarisa? Qué habrá hecho esa locuela ahora. Seguro que ha herido a alguna alma sensible:):):)
Ahora iré a mirar qué pasa, porque me has dejado preocupada con tu post.

El sentido del humor hace tiempo que comenzó a desaparecer y más en estos lugares, o sea, los blogs, donde los egos están tan dislocados:):):)

Llevo en esto de los blogs casi 8 años y siempre he respetado lo que escriben los demás. Me pasa con esto como con las tiendas.
Cuando en una tienda no me atienden adecuadamente o me engañan o me "maltratan" no digo ni pío, sino que no vuelvo a entrar más. Es lo mismo que debemos de hacer con los blogs. Si no te gusta uno, pues no vuelvas. No hay porque´insultar porque tras cada blog hay una persona que necesita "explayarse" y cada cual se explaya a su manera. Esa ha de ser la verdadera libertad, al menos la blogueril.

Besos, Reyes.

Larisa dijo...

Querida Reyes y amigos:

Mi socia Carlota (en realidad Esteban, pero esa no es la cuestión) y yo acabamos de leer todos los comentarios al respecto y nos encontramos agradecidas y emocionadas. Es bonito faltar al respeto. De hecho, es lo único que José Luis y yo sabemos hacer. Tú lo sabes, mujer.

Ahora nos encontramos en un ordenador público situado en la terminal 1 del aeropuerto de Barajas. Ya nos han pedido tres autógrafos y nuestro caché se ha incrementado después de la polémica. Incluso sospecho que es posible que nos paguen por asistir a la quedada de Barcelona. Prometemos no molestar, pero sí reírnos en plan Nelson desde la acera de enfrente del Zurich. Nos hemos informado con unos colegas policías y reírse aún no está penado por la ley.

Por lo demás, quería comunicarte que he dormido en una habitación llena de oro, oro que esta misma mañana hemos procedido a vender, y por el que a Esteban le han dado la nada desdeñable cantidad de 330 euros. Dinero, por otra parte, que gastaremos en droga. Pero eso ya lo dábamos por hecho.

Otra cosa: nunca des lugar a perder un avión. Se queda el cuerpo malamente. Cada día tengo más claro que con mi primer sueldo adquiriré un jet privado. Si Enrique Iglesias tiene uno, yo quiero otro.

Lo dicho: que te traeré algo de los Países Bajos. Y que eres un bombón, a pesar de tu tara de mujer, roja y andaluza. Parece un chiste, coño.

Hasta el Viernes, socia.

emejota dijo...

Reyes eres muy graciosa y me gusta la forma en que te ríes de ti misma, además escribes con gracia y salero. Tus opiniones y las del resto de los blogueros son respetables, lo que ocurre es que no todos tenemos los mismos gustos, normalmente porque nuestra franja de edad no coincida o porque nuestros orígenes y experiencias vitales, que tanto marcan, sean diametralmente opuestos, y eso hay que respetarlo y comprenderlo, aunque no sea necesario compartirlo si ello no resulta moneda de intercambio válida.
No acabo de comprender lo del "mosqueo" que escribes, cada cual es libre de expresarse cómo mejor le parezca, sencillamente estará definiendose por activa o por pasiva, eso siempre ocurre; el problema lo tendrá quien lo interprete. ¿O no? Puede que quien lo interprete sencillamente no esté interesado en la cuestión porque prefiera escribir sobre la inmortalidad del cangrejo, bien consciente, sobradamente consciente que no todos los blogueros lectores van a interesarse por el cangrejo inmortal o el pulpo cojitranco.
Esta vieja que escribe sigue con su "maniática" cantinela, que quien se pica ajos come y que pelillos a la mar, y que existe una ley universal por encima de nuestras opiniones que dice que dios los cría y ellos se juntan, aunque me gusta más la interpretación inglesa que reza: pájaros del mismo plumaje vuelan juntos. Solo eso.
Como verás me siento con toda la libertad de expresarme libremente en tu blog sin ofender y dejando bien clarito que los tipos de humor son diversos y por tanto cada cual libre de compartirlos o no.
Por supuestísimo que iré a Barcelona y departiré con tantos nuev@s amigos que tan feliz me hacen. Cada cual será muy libre de aparecer. Como ocurre siempre en estos casos, se irán formando pequeñas tertulias, abarcando y desabarcando indivíduos conforme al interés de la conversación que se esté desarrollando cabo en cada cual. Eso se llama sana convivencia y afinidad y serán las reglas del juego de un grupo muy bien avenido avalado por jugosos comentarios continuos a lo largo del tiempo, ese mismo tiempo que ya nos ha puesto a prueba durante tantos meses.
En cuanto a ti, Reyes, pues me ratifico, eres una mujer muy simpática, inteligente y graciosa, lo que ocurre es que los temas que tocas en tu blog no los siento de mi incumbencia, como los de tantos otros, al igual que seguramente te ocurra a ti con los míos, pero si en algún momento deseas conocerme personalmente estaré encantada y seguro que nos echaremos unas buenas risas, porque te aseguro que irónica, burlona y sanamente destructiva llevo siendolo durante 63 años nada fáciles, y ya sabes eso de la vejez y el diablo.
Ah también decirte que me parece muy bien que defiendas a tus amigos, que para eso estamos, pero estoy convencida que ella además de agradecértelo, sabrá hacerlo por si misma estupendamente, que lo cortés no quita lo valiente.
Como me gustaría que sintieras lo que te escribo tan cercano como pretendo le añadiré un fuerte abrazo a modo de sello final.

Reyes dijo...

TRACY
VIVA!!!
Besitos,reina del buen té.

FRANCISCO
en este caso quería expresar una opinión,me esfuerzo todavía demasiado en que no me afecten las críticas o los malos humos de los demás cuando hablan de mí o de mis cosas.
Pero sigo aprendiendo.
Un beso.


ISABEL
la libertad se nos arrebata o una buena parte de ella al tener cada vez menos derechos;ojalá éste no sea otro a la cola.
Besos.


LARISA
has perdido un avión?
No me lo puedo creer.
En cualquier caso traéme lo pactado de cualquier cofee shop,como sabemos ése es el verdadero motivo de que haya escrito este post.
Jaja.
Besos muy rojos y muy andaluces.
Pásalo del diez y me lo cuentas.

EMEJOTA
graciosa sí que soy,aunque a ciertas personas seguro que ya no me encuentran tan divertida...y eso que no me has visto en persona!!
Tengo un gracejo,una agilidad mental,una forma de contar chistes ...(bueno,esto no,no suelo recordar ninguno,se me olvidan los "argumentos" y si lo intento quedo fatal).
...
Me alegra que te hayas pasado por aquí,bienvenida,siempre.
Estoy de acuerdo en que hay una especie de "selección natural" al hacerse grupos y/o amistades, aunque sean virtuales,pero muy pocas deberían ser excluyentes.
Y menos por este medio.
Un abrazo.

Lila dijo...

Menos mal que la clave ya la tienes, madurez, el resto te tiene que resbalar , es tu blog y ni se te ocurra dejarte tambalear por terceros, ya somos bastante borregos en la vida para además decir lo que los demás quieren leer...

Esilleviana dijo...

Tú conoces muy bien a Larisa. Le gusta sacar de nosotros (o cada uno de los blogueros que leen) lo mejor y lo peor. Supongo que éso es lo que más me llama la atención cuando entro en su blog y leo sus palabras: descubrir esa emoción tan pasional, fanática e impulsiva que demuestran sus palabras.

Cada uno de los blog tienen su propias peculiaridades y carácter, como las personas que lo escriben y L. es característica y diferente.

un saludo R.

Coccinellidae. dijo...

Ende luego...blogger es mejor que un psicoterapeuta! Hay quien escribe para liberarse de sus fantasmas, y quien lee y aprende a ser más feliz (y los que hacen ambas cosas). Hace mucho que ando enganchada al sarcasmo y la exageración, tanto que a veces parezco lo contrario de lo que soy. Pero como siempre digo, me importa tres testículos que quien no me conozca diga estupideces de mi, me la suda mucho que venga alguien a criticar mis opiniones, porque me pasa como al "comunca" que me encanta la polémica.

Otra cosa muy distinta es cuando quien intenta herirte es alguien cercano, al que aprecias, que conoce bien tus puntos débiles. Porque esa persona sabría como decir las cosas para que te rías en vez de llorar, pero en vez de ello lo hace de la peor forma...ahí veo más normal sentirse mal.

En el resto de los casos me parece una tontería ofenderse, además quien lea "El comunca" sabe que insulta a todo el mundo. A veces es difícil entender al 100% su sarcasmo pero simplemente hay que interpretarlo de la forma que mejor nos haga sentir y punto. Cuántas veces me habré reído cuando gente desconocida ha intentado ofenderme con tonterías...y cuántas veces se habrán enfadado ellos por mi reacción! Ahora solo me falta volver a reirme de mis bajones...

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...