jueves, 3 de mayo de 2012

Madame Brouette

Anoche me acosté a eso de la una viendo esta película senegalesa. Cosa rara en mí tener paciencia en los últimos tiempos en que apenas me da tiempo a hacer nada;no sé por qué hay rachas en las que sentarse a ver una peli ,prestarle atención a una trama, me cuesta, pero anoche lo hice. Será que he vuelto a leer,(hasta los libros se detienen cuando no puedes dejar de pensar en los círculos que describe el propio ombligo),puedo volver a concentrarme en algo. Y además he vuelto a emocionarme con la ficción. No es porque la historia (en este caso, de madame Brouette) tenga tintes sospechosamente reales ni por el morboso interés que destila la condición de mujer cuando además es pobre;(por la tendencia que los pobres de primera tenemos a condolernos de las miserias de los pobres de tercera según hemos aprendido en Europa la gentecilla más o menos sensible). En realidad,quitando el goce estético de tanta belleza de pieles y ojos africanos,no era para tanto,más o menos lo de siempre;búsqueda del amor,malos resultados,solidaridad femenina y sonrisas que brotan en medio del dolor,la mezcla que aplica cualquier autor más o menos vivido. Pero el caso es que me atrapó desde el principio;puede que por identificación personal,(la madre y la niña juntas a todas partes empujando la carretilla),o por la sencillez de los gestos,o por la inmensa conmoción que supone pensar que es verdad aquella frase de Sábato en la que decía que "contra alguien que canta en la miseria,el mundo no puede nada". O algo así. Sí. Seguro que fue eso. O la canción que ella canta a su hijo que acaba de nacer, a dúo con su amiga,la otra divorciada. Cantan mal,sin música,entre lágrimas,pero prometen al niño que será capitán,que será grande,le dicen que la vida es un hermoso reto. Y yo ahí,con un portátil reventado en el regazo,(a mi lado la niña muy atenta,insomne),intentando por todos los medios contener las lágrimas. Me pregunto cuántas más emociones así nos perderemos entre las avalanchas de Pixar,Disneys 3D y otras ficciones huecas. (En la foto el director,Mussa Sene Absa).

6 comentarios:

Eastriver dijo...

Apuntado queda. Lo dices tan bien que ya te doy la razón antes de verla. (Bueno, en lo de las ficciones huecas estoy también tan de acuerdo...)

Nieves dijo...

Tiene que ser una buena peli de esas que se quedan dentro al menos durante una buena temporada.
He tomado nota.
Un besote :)

Genín dijo...

Trato de no perderme ni una, por eso te agradezco tu reseña, esta se me había escapado, y tiene muchas posibilidades de que no la vea, seguro, casi, que se me va a olvidar para mañana, es otra de las cosas que tiene esta vida mía de noctámbulo...
Aparte de la senectud de mierda...
Besos y salud

NáN dijo...

Lo que más me ha gustado de esto es que hayas recuperado la capacidad de concentración. Significa que vas por un camino muy bueno.

Genín, envejecemos y hay que asumirlo. Estoy encontrando en mí una serenidad que desconocía, unos "dones" y capacidades que suplen con creces a las que tenía antes, he perdido y no echo de menos.

Será porque, por primera vez, tengo el privilegio de ser dueño de mi tiempo.

Tracy dijo...

Me atrae mucho verla.

Elysa dijo...

La tengo en cuenta, ya te diré.

Besitos

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...