viernes, 4 de mayo de 2012

Las llaves del Paraíso

Esta mañana viendo un vídeo del canal Cuatro en el que salía César Millán haciendo disfrutar a los demás contando cómo se hizo encantador de perros,algo hervía dentro de mi gordo caparazón;un sentimiento de suficiencia que enseguida pasó a acallar el padre Andrés con su vara de medir soberbias,pero al mismo tiempo un profundo abismo de tristeza me fabricó una peineta que rápido empezó a brillar en medio de la sala. El vídeo formaba parte del relleno de los viernes,una tutoría que realizamos dentro de un programa de prácticas en empresas que se me acaban el lunes;he estado dos meses yendo y viniendo (y ganando una pasta extra,todo sea dicho,no demasiado,pero me da para la entrada del chalet);la experiencia me ha servido mucho porque ahora sé que el resto de mi vida laboral no pasa por las oficinas. También compruebo una vez más que lo mío es comunicarme con las personas. ¿Por dónde pasa,pues, mi empleabilidad,aparte de por el canalón de desagüe,a estas alturas de mi vida? No tengo ni idea. Como en los tests ,sólo sé lo que tengo claro,lo que no me gusta,lo que no me aporta nada,lo que me seca el espíritu y me incapacita de verdad;dolores de cabeza,temblor de índice derecho,mareos,moratones e insomnios,la típica resaca de volver a trabajar después de un período de parasitismo obligado ,los efectos de hacer el paripé sobre una silla de oficina me han pasado factura ,pero justo cuando veo a alguien interesante en acción,vuelvo a la vida con una tremenda sed de justicia para mis farolitos de colores. Supongo que como en el colegio cuando el profe pregunta y te sabes la respuesta. ¿Véis cómo alguien puede hacer un show de una simple narración? Y por dentro gritas "yo,yo,yo lo hago mejor todavía". No,tú no,tú eres administrativa,tú a las oficinas y a las tareas comerciales. Y sin embargo ,la línea del horizonte me sigue llamando,me golpea en la cabeza mi tremenda capacidad para buscar fuentes de energía,para hacerme preguntas y sondear sonrisas,el misterio de resolver conflictos,de permanecer en búsqueda y obtener algún fruto.La tremenda satisfacción de un par de ojos y orejas abiertos para ti,encantados y dóciles. Sé que no puedo hacerme entender porque tampoco lo sé explicar. Sé que normalmente tengo que disimular para no parecer demasiado lista,no sea que caiga mal;esto debe significar que mi emisor está en una frecuencia errónea. También sé que soy cobarde,porque al final no me he atrevido a leer aquel texto sobre Parados Felices que Suso me hizo llegar (lo tenía pensado para el último día pero como digo,no se puede ir de listo cuando se supone que necesitas ayuda,normalmente se trata sólo de cubrir expediente y salir pitando para casa). Sé que tengo un mensaje para dar,aparte de la obligatoriedad de ganarme la vida,como dijo Yahvé mientras sacudía las llaves del Paraíso,justo antes de arrojarlas al fondo de un barranco. Desde entonces,somos muchos los que las estamos buscando,aunque vayamos tirando de falsos cerrajeros y agujeros miserables donde no encaja nada con nada y según pasan los años se nos van cayendo los talentos como si fueran moscas sobre la caca vieja. En fin. Me planteo hace meses estudiar algo nuevo. Algo para hacer con las manos y con el alma. Niños,viejos,dependientes,objetivos laborales con cara y ojos a los que no hay que venderles nada,sino hacerles creer que el mundo es un buen lugar. Porque sé que tengo un mensaje sonando aquí dentro pero juro por todos los dioses y demonios que no sé cuál es ni cómo transmitirlo. Buen fin de semana para todos. (La niña de la foto soy yo a los seis años;creo que esa sonrisa era uno de mis primeros paripés).

11 comentarios:

Genín dijo...

Pues para no saber, como dices, comunicas genial, si encuentras que no es lo que querías expresar, tendrás que seguir probando, a mi me pasa con frecuencia, demasiada, no logro transmitir con palabras lo que quisiera comunicar, que se le va a hacer, lo malo que a veces me dan hostias hasta en el DNI por no entenderme...
Besos y salud

Nieves dijo...

Tu GRITO me ha llegado claro y sin interferencias!

Yo no te tengo por cobarde Reyes, eso sí deberías haber leído ese texto - Parados Felices- para dejar cao a todos tus oyentes allí presente, porque aunque no se de que va intuyo que tendría un Super mensaje.

Y me ha hecho sonreír con eso de "tengo que disimular para no parecer demasiado lista" a mi me gustas como eres, inteligente y todo... no tienes que disimular nada Reyes... :D

Eras una monada a los 6 años, ¿de verdad que tu sonrisa era un paripé? Me cuesta creerlo.
... Que coste que sigues siendo preciosa... y lista...

Muchos besos :)

Francisco Espada dijo...

No creo que se trate de ningún paripé, pues hasta en lo más amargo de tus decires hay un guiño de guasa, el cual te ruego que no pierdas, pues se trata del mejor antioxidante. Besos.

Montserrat Sala dijo...

Ya de niña eras preciosa. se te vé una cara de simpática y unos ojos negros que brillan como dos retrovisores, una mañana soleada de primavera.
Ozú mi arma! que parese una emperaora!!!!
Cariños.

mariajesusparadela dijo...

Tu don está ahí, intacto: desgástalo de usarlo.

Eastriver dijo...

Yo siempre creí que me iba a encantar mi trabajo y resulta que la cosa ha degenerado tanto que la hago por necesidad. Bueno, me considero un buen profesional, y eso me gusta: esa forma de conciencia tranquila haciendo lo que debo, aunque no siempre me guste (y más yo, que trabajo en el sector público en el que creo profundamente a pesar de los pesares). Decidir si nos gusta el trabajo que realizamos me parece hoy por hoy un capricho encantador que no podemos permitirnos. Bueno, al menos yo no puedo permitirme, porque a final de mes la hipoteca no falla, y el súper de los viernes, en fin... Uno acaba siendo pragmático y, en mi caso, convirtiéndose en un buen catalán, què hi farem... es lo que hay.

Un día, cuando empezaba a trabajar, una compañera sevillana (sevillana tenía que ser, no veas) me dijo una frase que no olvidaré nunca. Ella lo dijo en ese acento que ya sabes. Yo seré más soso en mi transcripción. Vino a decir: "Yo procuro hacer mi trabajo bien hecho y resultar eficaz, no engañar a los demás ni engañarme a mí misma. Pero cuando oigo a la gente que dice que se realiza con su trabajo siempre pienso que eso no va conmigo. Lo que a mí me realiza es estar tumbada en la playa sin hacer nada". Bueno, es una exageración muy sevillana pero tiene esa parte de verdad. No lo he olvidado. Lo de la realización laboral y lo de la vocación es la gran mentira burguesa.

Nunca olvido que trabajo viene etimológicamente de TRIPALIUM, que era el palo en el que ataban a los esclavos cuando iban a venderlos en el mercado.

Cuando uno lo asume es más feliz. Porque espera menos, pero por lo menos sabe que lo esencial llega.

Sort! I muakssss

Tracy dijo...

Reyes era una sonrisa limpia, igual que la que ahora te adivino sin conocerte.

mateosantamarta dijo...

Esa alegría que hay en esa sonrisa -que no es paripé, sino sonrisa franca y abierta- será tu futuro si no la pierdes. Un abrazo, amiga.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues date aire en aprender eso nuevo, que me parece que va a durar poco eso de la enseñanza.

A mí me pareces muy lista y no me echas pa'trás.

Besos.

NáN dijo...

Cuando tenías un programa de radio y lo escuché, quedé acojonado de la calidez de tu voz y la facilidad para comunicar.

Sue dijo...

Joer, había escrito un comentario más o menos largo, pero como no estaba en mi cuenta no podía publicarlo y lo dejé copiado para entrar de nuevo como Sue y ahora no aparece.
Me cago en tó!

En fin, resumo: no somos lo que hacemos, no hay profesión que nos defina. Es lo que pienso. Y tú eres una gran comunicadora. Debes volver a la radio.
Serías mi preferida junto a Toni.

Un beso.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...