domingo, 31 de enero de 2010

Corazón de hormiga


Anoche pusieron uno de esos programas deprimentes de la 2 , de corte científico e intelectual; por suerte llegué tarde y sólo vi cómo un escritor se quejaba de sus achaques, pendiente de sus dolores de rodillas y de esos cambios que el tiempo lleva aparejados y que me suenan tanto como experiencia vital.
Es cuando cumples años , rebasas límites y te coges una lupa para ver cómo te resquebrajas , poniendo un interés casi morboso en las nuevas fisuras ;
quieres saber a toda costa por dónde te entra el tiempo con sus dedos insolentes , y acabas comparándote con lo que fuiste porque ya no eres , y con este tema ancestral se hace un programa.
También se reflexionaba sobre cómo afrontaremos la muerte cuando los científicos logren neutralizar los efectos de la vejez;
esto es , moriremos , pero no como viejos.
Ya hoy día hay problemas en la aceptación de nuestra caducidad debido al alargamiento de la vida , hemos conseguido convertir a la muerte en algo improbable , sólo causada por accidentes imprevistos ; lo normal es vivir , eso parece , y cada vez lo llevamos peor como especie .
Parte del contenido fue echar por tierra la posibilidad de otros planos; los médicos han hecho experimentos dejando objetos en alto para que los pacientes moribundos digan si los vieron en momentos críticos, como se supone que ocurre según la paraciencia , en las ECM , Experiencias Cercanas a la Muerte .
Pues bien , nadie que ha vuelto vio el oso de peluche que dejó el doctor X , ni las tijeras de mango azul ni otras cosas fuera del alcance de su vista ;
tampoco tiene sentido esa luz que ven los que están a punto de estirar la pata, no es más que sobreexposición que se produce a nivel cerebral por falta de oxígeno .
Así que ni angelitos ni ancestros amorosos esperando al pie de la cama, como decía Elisabeth Kubler Ross;
una miserable bombilla , una máquina de bombeo , y poco más.
Ahora bien , no creáis que me desilusiono tan fácilmente ; en mis trescientos años de vida espiritual he atesorado cientos de testimonios que no me han llegado precisamente por la tele .
Algunos de ellos pertenecen a gente que ha trabajado con la muerte como yo he trabajado con libros , y me contaron cosas extrañas, sobre todo las enfermeras que a veces siguen recibiendo llamadas del viejo que murió dos días atrás por la mañana, desde una habitación vacía que ya está desinfectada .
Y cosillas que sería muy duro y hasta inapropiado contar aquí .
El programa terminaba con un plano fijo de una manzana mordida , oxidándose y encanijando según el tiempo la seca .
Un mal rollo impresionante , no me extraña que tratemos de obviar la vejez y la muerte por todos los medios ,a nadie le gusta el espejo de la transitoria existencia ; de la mortalidad de nuestras patas de hormigas y antenas de hormiga y corazón de ... hormiga? No, no lo creo.
El corazón humano es grande como la Vía Láctea , grande como cien mil castillos, grande como lo que hay después de las nueve bolas alineadas en un rincón de la mesa de billar y que observamos gilipollados como la única carambola posible desde ayer por la mañana , que es cuando nacimos.
Tan grande que por el camino nace gente como Freddy Mercury ,cuyo corazón hindú (universal ) sigue sonando en mi vida un domingo raro como éste .
Hay personas que nunca serán manzanas secas ,aunque lo digan los programas más cultos de la televisión mundial.
Con eso me quedo .

17 comentarios:

Pilar Vidal Clavería dijo...

Por vivir en la esperanza, un abrazo

Isabel dijo...

Vaya lo que te cunde la escritura, vengo de tu post anterior y antes que nada quería decirte OLE y OLE por esos propósitos.

Y sobre este, es cierto que como nadie a vuelto todo el mundo se permite elucubrar, hasta congelarse o crionizarse. De todas formas, a no ser que nos pille un coche, el cuerpo te va avisando porquito a poco, vamos que te vas acostumbrando. Lo importante es no arrugarse por dentro, creo yo.

Besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Hasta las hormigas pueden tener un corazón grande...

Saludos y un abrazo enorme.

añil dijo...

Pues estoy contigo, sigue naciendo gente grande, siguen muriendo y vuelven a ocupar ese sitio gente igual de grande y por eso la vida es bonita, porque sabemos que no es para siempre.
Ante programas así, ultimamente me largo rapidamente, prefiero algo que no me complique demasiado, si no es necesario, y cuando lo sea, ya lo resolveré como pueda. Por ahora es lo más que puedo soportar.

Araceli Esteves dijo...

Uf..eso de "coger una lupa para ver como te resquebrajas, poniendo un interés casi morboso en las nuevas fisuras" me ha sonado muy familiar, y está tremendamente bien escrito.

carmen dijo...

El corazón humano es inmenso, pero a veces las circunstancias difíciles lo asustan y se queda enscondido y con miedo. No vaya a ser que si sale y se explaya le peguen un zurriagazo...
Pero hoy he escuchado que el amor es infinito, y que todo pasará menos él.
Vamosa creerlo, REYES, ¿te parece?

iris dijo...

Llevas razón Reyes , tú nunca serás manzana seca . Besitos .

sue dijo...

Uff, pensar en la muerte me hace caer en depresión... casi prefiero la vida, aunque a veces tb sea deprimente.
Y lo de la manzana es tremendo!

Fran dijo...

Más que un comentario a este post, Reyes, (como voy a dejar la red, a excepción de la página de literatura) decirte que te quiero, que te cuides mucho y tengas mucha suerte. Te la mereces. No sé si procede decirlo aquí pero lo he visto escrito a veces y es lo que siento, el único hilo que me queda.

Un beso

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Un respeto, niña, que uno es una manzana seca –o en proceso, vamos-, a mucha honra y pocos barcos; que uno, como todo bicho viviente, forma parte de un proceso natural, en el que, si de pequeño se es obligatoriamente cabezón, de mayor se tiende al pasismo (de pasa). ¿Y que? Pues vale, menos depres, que somos lo que somos y tú más.

Besos por la parte en que nos excedes.

iliamehoy dijo...

Si eso que dices no es pura fuerza, que se atreva cualquier científico a demostrarlo.
Capacidades, las tuyas.
Una sonrisa

virgi dijo...

Podremos ser manzanas secas o uvas pasas, pero la dulzura de nuestros latidos no se agota fácilmente.
Y yo creo que tú de dulzura tienes de sobra.
Mis besitos, linda

salvadorpliego dijo...

Un escrito maravilloso por cualquier lado que se le mire. Te lo aplaudo.

Un placer leerte.
Saludos.

NáN dijo...

Menudos cabrones esos médicos que dejaban osos de peluche sobre los armarios, para que cuando el pobre tipo dijera "y me salí del cuerpo, pero realmente, ¿eh?, y lo vi todo desde arriba", le preguntaran lo que había encima del armario y se echaran unas risitas.

Me parece (y cuando digo "me parece" es que me refiero a las artimañanas con que pobre de mí me las apaño) que el problema no es andar con la lupa mirando nuevas fisuras. Eso me resulta apasionante.

El problema es que a uno dejen de interesarle las fisuras de los demás y que el tema yoyoyoyoyoyoyoyoyoyó le resulte tan potente que no le parezca necesario contarlo bien.

Con lo que volvemos a estar como siempre, como unos adolescentes contándose sus cosas, lo que me parece de puta madre.

Reyes Uve dijo...

Hoy que se dice que son más de cuatro millones los parados , me han llamado para trabajar en una cosita alimenticia.
Esto me hace tener prisa y no poder responder a los comentarios ahora mismo.
Volveré de madrugada para hacerlo.
Besos a todos, besos de color verde.

Reyes Uve dijo...

Ya estoy aquí para responderos ;
PILAR
trataré de mantenerla, muchas gracias.
ISABEL
tienes razón ,las arrugas a nivel profundo deben ser las chungas del todo.
HIPERIÓN
las hormigas como currantas son las mejores, de corazón no sé cómo andarán.
En el fondo se nos parecen bastante.
AÑIL
te comprendo, yo estoy en ese mismo punto que decía Santiago Segura , que pa qué andar preguntándose tol rato , con la angustia que da eso.
Jaja.
ARACELI
es una tentación fuerte , la verdad ,pero hay que tirar esa lupa, no sirve para ver la realidad , sólo los detalles ,que por separado son preocupantes.
Y mira, pa qué...
Vale CARMEN vamos a creerlo.
Si no creemos en el amor, dime qué nos queda.

Reyes Uve dijo...

Tú tampoco , IRIS, tú tampoco , besitos tb pa ti.
SUE
la muerte es la oposición a todo lo que conocemos , acojona y siempre ha sido así; yo por hacerme la interesante durante años la tomé como algo habitual en mis escritos y charlas, y hasta admiraba a Salvador Espriú por pasear y pensar en el cementerio.
Pero mira , que no.
Que de unos años a esta parte es pisar un camposanto y venirme un bajón de la ostia.
No estamos hechos de muerte , sino de vida , y pensar en ella nos sienta mal.
Así que aunque digan que es tabú , pues claro, y qué.
Es normal que lo sea.
Ya llegará el momento en que se aclare todo, o se apague todo, jeje.
FRAN
desaparecer de la red es como morir un poco ,no?
Así pues no te vayas , vive virtualmente un poco más y biológicamente cien años más todavía.
Anda , no seas así.
De todos modos te acepto el cariño , te deseo lo mismo.
No cortes el hilo.

MUY SEÑORES
eso digo yo, que somos lo que somos , y que yo no excedo en nada y que usté , para ser una pasa, pinta buenorra.Y no digo más,ea.
Ejem.
ILIAME
esa fuerza es la que nos hace sobrevivir , la del juego, la poesía, la fantasía...ay...qué saben de esto los científicos? Lo llaman abstracción o quimera ??
Seguro que para ellos tampoco existe nada de eso , menudo aburrimiento.
VIRGI
claro que no , y supongo que aunque pasemos , algo se podrá sembrar en los que quedan.
A lo mejor es sólo eso.
Tú también vas sobrá.
SALVADOR PLIEGO
gracias, bienvenido.
Te leeré con gusto yo también.
NÁN
todo tiene un límite , una cosa es contarse las cosas y otra los achaques, jaja.
Un deporte común entre las manzanas secas y las pasillas del barrio.
Yo no quiero ser así, quiero ser UNA SUPERVIEJA POTENTE Y RESISTENTE Y...ay...si no me dolieran tanto estas rodillas...si no estuviera notando tantos cambios desde que cumplí "esta " edad ...
JAJA...
BESOS A TODOS .

Deseo

El deseo no es tan malo como dicen, no es bajo ni mezquino ni ruin, es un hálito de dioses que tenemos entre los bolsillos y que podemos...