martes, 12 de enero de 2010

Caeré


Caeré un día normal,
un día como hoy,
con el cielo nublado y el mundo de puntillas
pero no de punta en blanco
de puntillas, como siempre yo he vivido .
Caeré en un charco directa al otro mundo
sin haber sabido el sabor de mi nombre
con una sonrisa tierna como el churrete de un niño
y si alguien me pregunta
tan sólo podré decir que me gustó la música
esa forma elevada que tienen de salvarse
quienes conocen de sí mismos lo bastante .

Caeré sin motivo como estoy cayendo hoy
sin causa aparente sin marca sin origen
como cae una oreja de cerdo dentro de un paquete
para ser expuesta en las vitrinas
y luego cae otra vez en la cocina
de gente con orejas similares;
todo esto viene porque es un día triste
porque han vuelto la lluvia y mis sorbos de vino
color rojo espeso como la vieja sangre
que siempre derramó la intolerancia.

El tiempo se detiene y mis pequeñas tragedias
son títeres en manos de las nubes
bajo las cuales caeré con mi tristeza
el día menos pensado
sin que el viento mueva por mí una sola hoja.

12 comentarios:

Fran dijo...

Hacía tiempo que no te leía. Y te vienes con un poema exacto a tu medida y puede ser que a la de cualquiera. Puede, Reyes querida, que no caigas sola, o mirando a alguien que sí que tendrá sus motivos.

Mejor no caigas y sobre todo que no caiga tu poesía. Me pondré al lado a sujetarme por si fuéra caer yo también.

El poema es difícil, difícil (me gustan los calificativos de repetición) que sea mejor.

Un beso sin caerse del todo

Isabel dijo...

Pordios, Reyes, si con este tiempo hay que plantar mejor los pies que nunca sobre el piso mojado para no resbalarse.
¡Qué vas a caer tú!, si, como se suele decir, "nos vas a enterrar a todas" con tus hermosas palabras.
Venga, arriba ese ánimo, que siempre que ha llovido ha escampado.

Besos de agua.

Miguel Baquero dijo...

Son muy tristes estos días. A mí se me echa el tiempo encima, pero a veces me anima encontrar un verso como el de "si alguien me pregunta, sólo podré decir que me gustó la música, esa forma elevada que tienen de salvarse
quienes conocen de sí mismos lo bastante", y recobró fuerzas. de verdad. Escribes ran sincero que es bueno a la fuerza. Ánimo que ya queda menos para que termine este larguísimo y crudo invierno.

Además, y esto no se si es elogio o insulto ;-) tú no caeras de puntillas, no está en tu naturaleza. Tú tienes que caer con estrépito y cuan larga eres.

Araceli Esteves dijo...

¿Qué no se moverá una hoja, dices?
Eso ni lo sueñes. Cuando caigas lo harás con gran estruendo. Que se preparen.De mariconadas las justas, guapa.

carmen dijo...

Si te gustó la música caerás con la música en el corazón. Y no de puntillas. De puntillas no te veo. Aunque todos-as pasamos ratos de puntillas para no hacer ruido, para no molestar al que duerme...
Yo ya me entiendo, y te entiendo, princesa

añil dijo...

Ten cuidado cómo caes, que yo estaré abajo esperando para amortiguar.

Besos

añil dijo...

Tanto en prosa como en verso, me gusta lo que escribes.

iliamehoy dijo...

A veces no es caer sino un ligero desmayo, un permitirse el descanso para llorar con los párpados cerrados. Que el valiente titubea, siente miedo y gana la libertad poco a poco. Incluso, desde la tristeza.
Una sonrisa

BB dijo...

No, no quiero escucharte hablando de caer, de traspasar fronteras e irse de puntillas al sitio del no retorno. No niña, tú con tanta vida todavía que recorrer, con baches o sin ellos, pero vida, que es lo que hay, querida Reyes, que es lo que hay y beberse de golpe y hasta el fondo, ese vino rojo y espeso, color de sangre o de alegría.
Un beso y hoy hablaremos sólo de subir, no de caer.
BB

virgi dijo...

Bueno, Reyes, alguna caída nos es necesaria, sí. Solemos aprender. Pero me parece que si tu caes, te levantas rápido, con la mente ágil y el corazón de nuevo a pleno funcionamiento.
Te comprendo, pero sé que tienes mucha fuerza interior, tesoro.
Un abrazo, besos y sonrisas

Reyes Uve dijo...

Gracias a todos.
No es muy adecuado hablar de caídas cuando se está apunto de coger un avión así que mejor compré un billete de autobús.
Espero tener menos probabilidades de caerme , aunque nunca se sabe .
La superstición no es buena consejera.
Y sí, sí, a ver si ya se va el temporal.
BESOS PARA TODOS Y TODAS , CLARO.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Lo tuyo es música: con qué arte usas el contrapunto.

Besos rítmicos.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...