lunes, 11 de enero de 2010

Más frío que alicatando un iglú descalza


Que ya lo sé, que ha nevado en Sevilla, pero que yo no lo he visto.
Miserablemente se me ha escapado la nieve una vez más y ahora a esperar otros 56 años ; en algunos sitios ha sido nieve , nieve , de la de hacer muñecos, en otros ha sido sólo esa capa blanca de copitos descendidos a tierra que se derriten enseguida, o sea , que nieve a medias.
Pero claro, en las fotos se ve como nieve de verdad , de la del norte , y por eso hoy lo han dicho en todos los noticieros y en la prensa y hasta en el blog de Reyes Vaccaro,la que nunca se entera de nada y ni siquiera conoce la nieve cuando nieva en Sevilla.
Puede ser también que una nevada "histórica " , según los periódicos , no me importe tanto como pequeños fenómenos que se desencadenan a mi alrededor y que me dejan más fría que cuatro copos mal contados.
Ejemplo ;
en estos días , han ocurrido visitas familiares de diversa índole , y mi hija , que está a punto de cumplir seis años , ha pasado su primera noche fuera de casa .
Diréis, buá.
Y qué.
Ya lo sé, es lo más sano para ella, pero no lo esperaba .
Sucedió en la noche del viernes, en casa de su prima ; fue invitada a quedarse a dormir y dijo que sí .
"Pero, seguro ? ¿Lo has pensado bien ?Mira que yo no voy a venir a buscarte en plena noche si te arrepientes..."
Que sí, pesada , me coreaban los familiares ; mi hija repitió el sí , mientras volvía a sus dibujos en la pantallita de la Nintendo color rosa de su prima .
Que sí, que sí, decía el eco , mientras yo de todos modos cogía su abrigo para ponérselo,ajena a la llamada de la emancipación , con el síndrome de madre de la Pantoja y el labio inferior temblándome ligeramente.
"Valor " , me dije a mí misma , "seguro que está bromeando , en el último segundo vendrá detrás de mí diciendo "Mamá" .
Y una mierda .
Hala, dale un beso a mami , que te quedas.
Venga ese beso , último intento , destino madre Solitaria último aviso , y a la puta calle; mañana estaré aquí a la hora del desayuno.
Po vale.
Los números del ascensor pasan rápidamente , el duro suelo, la fría calle;
arrancar el coche y no verla por el espejo retrovisor , conducir, entrar sola en casa, sensación de ser madre de adolescente que se va de marcha.
Qué triste parece mi habitación sin esa niña que va dejando un reguero de barbies desnudas y que siempre va sin zapatillas .
Pero así es la cosa; sólo te queda recordar esos libros que leíste cuando la amamantabas , aquel párrafo que explicaba que los niños que reciben toda la atención en la fase inicial luego resultan ser más independientes .
Asentir como el perrito ése que tiene el cuello de muelle, y tratar de dormir.
Aunque sea en una cama más fría que alicatar un iglú con los pies desnudos.
Me parece que dejarle espacio también es otra forma de ser buena madre, o al menos intentarlo.
Lo que sí está claro es que el tiempo pasa rápido , y tiene un aliento frío en noches como éstas.

13 comentarios:

Araceli Esteves dijo...

Se van abriendo paso, separándose de nosotras. Ganamos independencia, la ganan ellos. Y eso es bueno, mujer. Créeme.

BB dijo...

Es así, como dice Araceli, pero duele.
Te lo digo yo que lloraba cuando los veía
irse a su primer día de clases. Era casi
igual que si se marcharan a las estepas siberianas. Y ellos felices, sin casi mirar
atrás a la madre convertida en Magdalena.
Abren las alas. Qué vamos a hacer.
Un beso
BB

carmen dijo...

Tranquila, Reyes. Las alas se abren poco a poco. Y que sea así, poco a poco...
Con muchos regueros, todavía, de barbies por el suelo
Un beso princesa

Vagalume dijo...

A veces por circunstancias un hijo se convierte en un punto de apoyo, y su ausencia... nos hace pensar.

Hay que disfrutarlos, pero sin olvidarse de que son personas con su vida propia y libertad.

Estas navidades me ha ocurrido algo similar.. ;)

Un bico.

Vicent dijo...

Así son las cosas, todos pasamos por eso en algún momento, sabemos que tiene que ocurrir pero eso no nos quita esa pequeña congoja.

Cuando te vayas a dar cuenta tiene 38 años y aún vive en casa, la jodía...

añil dijo...

No te preocupes, después vuelven, y casi siempre acompañadas y poniendo sus normas.
Ahora, disfruta de tus noches a solas, que de todo hay que tener.

Besos

NáN dijo...

je, je, jé. Mi hijo es muy familiar y, como estos días está su abuela en Madrid (o sea, mi suegra está en mi casa), viene algunas tardes, se queda a cenar y se va a las 11.

Conversación de la pareja, para que veas cómo cambian las cosas.

Ella: Tu hijo se está poniendo un poco pesadito, tanto venir y tanto quedarse.

(Nota: cuando hablamos de él entre los dos, el que habla siempre dice "tu hijo"; es como si nos quitara responsabilidad personal).

Él: Me tiene hasta los huevos, tu hijo. Se apalanca y no se va, el tío.

¿Te das cuén, que decía aquel insigne humorista? Así que, preocupaciones, de esas, las justas.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Reyes,

Has hecho una descripción de tu situación personal de lo más divertida, tu misma te haces las preguntas y tienes las respuestas, déjarla crecer también es eso, es lo mejor que puedes darle: confianza en la vida, pasa por no estar con ella todas las horas del día.

Un abrazo

Isabel dijo...

¡Uy, uy, uy! Se está colando en ti el síndrome del nido vacío, cuidadín.

Es un camino y hay que pasarlo, te pierdes cosas, pero si eres lista, y tu lo eres, descubres otras, una de ellas: libertad.

Besos animosos.

BB dijo...

Nano: Es lógico. Cuando son pequeños, los lloras, pero si se "achantan" cuando creciditos, les haces las maletas. Que sí!
BB

Reyes Uve dijo...

GRACIAS A TODOS por vuestras palabras .
Mi hija es un espíritu libre, no hay más que conocerla para saberlo.
Y mucho mejor para ella .
Por mi parte sólo puedo decir que quiero ser un tipo de madre distinto a lo que fue y es la mía , y que estas cositas me ayudarán a conseguirlo.
Besos a todos los que habéis puesto un poquito de vuestra energía en este blog.
Y mil gracias .

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Ánimo, Reyes, la vida siempre sigue.

Un beso, para acompañarte.

TortugaBoba dijo...

Este día tenía que llegar, y lo que te queda... Así que ármate de paciencia y de zapatillas para no quedarte helada andando descalza por ahí. Por cierto, ¿los perros al menos te harían compañía no?? Muakss

Qué se puede decir

Qué se puede decir a alguien cuando crees que ya lo has dicho todo??