sábado, 20 de noviembre de 2010

Otra vez


Otra vez la lluvia
que viene a poner las cosas en su sitio.
Otra vez el gozo tonto
de no tener que salir a la calle
saber que ahí fuera no hay nada que envidiemos
poner a hervir verduras para el caldo
y mientras tanto
pensar en las copas mojadas de los árboles
el frío que tortura a las ramitas
y en contraste
mi dulce corazón adormecido
en la cruda tormenta del invierno .

14 comentarios:

mateosantamarta dijo...

De todo se puede gozar si sabemos entrgarnos a ello.
Un saludo.

Mery Larrinua dijo...

Lindo...tierno...
un abrazo

Elvira dijo...

¡Qué hermoso, Reyes! Un placer leerte. Besos

Miguel Baquero dijo...

A mí, sin embargo, la lluvia me deja tristón, pensando en lo que podía haber hecho y no hice en esos días que no llovía... Seguramente es una comedura de tarro bastante tonta, pero me suele dar cuando llueve

Sue dijo...

Qué bonito poema Reyes y la foto es perfecta para esas palabras.
Aquí también llovió, y allí donde hoy fui. Me gusta la lluvia porque limpia y se lo lleva todo. También las lágrimas.

Un beso, otra vez.

El Drac dijo...

No hay nada como el hogar para protegerse de las inclemencias del clima y del mundo

NáN dijo...

Sin salidas de tono ni gritos innecesarios, poniendo las cosas en su sitio, nos haces llegar un mensaje de ternura y sencillez. Como son.
Un abrazo al dulce corazón que encuentra su sitio.

TriniReina dijo...

Hola Reyes
Tras leer este sereno y hermoso poema, me ha brotado una sonrisa al leer: "Otra vez el gozo tonto
de no tener que salir a la calle"
Me sucede que, en los días de lluvia es como si tuviera una excusa para quedarme en casa. Es algo raro. Libres soy (o casi) de ir y venir a mi antojo, pero los días lluviosos se prestan a quedarse en el sofá, leyendo o escribiendo, o sin hacer nada, y nadie vendrá a reprochartelo:)

Un abrazo, paisana

Fran dijo...

Te leo siempre, pero hace tiempo que no leía esos poemas tan sencillos y tan bellos que te nacen. Los anteriores y estos. No me he podido aguantar.

besos

Rodrigo D. Granados dijo...

...Y parece tan acogedora esa tormenta, que dan ganas de autoinvitarse.

Isabel dijo...

¡Qué bonito, Reyes!

Menos mal que no tuviste que salir lloviendo, es cuando más apetece que darse en casita; no veas la que caía por la carretera.

Estos poemas calientan como una buena lumbre.

Besazo

virgi dijo...

Me ha llegado una cálida sensación de hogar, te veo sentada leyendo, escribiendo, mientras la lluvia machaca los cristales.
Un beso, querida Reyes

Reyes dijo...

MATEO , eso es verdad , no hay más que intentarlo.
MERY
bienvenida, gracias por tus palabras...qué tal la feria del Libro de Miami??
ELVIRA
muchas gracias, tu blog sí que es un placer para los sentidos.
MIGUEL
no es una comedura de tarro tonta, es algo bastante normal ;las bajas presiones, el hecho de que estemos pegados a la tierra , y todo eso,ya sabes , animales al fin y al cabo.
Pero animales nostálgicos.
SUE
la lluvia limpia, sí, como los sueños , y al día siguiente ya hemos renacido.
Tus lágrimas serán un hermoso río para mucha gente si no dejas de escribir.
Sabes que te quiero mucho.
Anímate.
EL DRAC , es cierto, el hogar es nuestra fortaleza , el sitio donde crecemos y hacemos crecer personas nuevas.
NÁN
gracias , mi dulce corazón te lo agradece , aquí seguiremos intentando perseverar en el susurro más que el grito.
TRINI
como le dije a Miguel, está en nosotros, una tendencia al recogimiento , como si buscáramos refugio, a cada uno nos da por una cosa.
Bellos tus poemas.
Otro abrazo para ti.
FRAN , una alegría verte aquí; he contado con pocas personas en los momentos difíciles pero tú siempre has estado ahí ; ojalá recuperes la costumbre de volver .
Besos.
RODRIGO
pase y acomódese, ahora mismo le traigo un cuenco .
Besos.
ISABEL
me alegra que suene calentito .
Beso para ti , preciosa tu foto de los caballos , pasé pero no me dio tiempo de comentar , ahora voy .
VIRGI
la lluvia siempre me ha gustado.
Son esos días para asomarse a otros tiempos y preguntarse por esas otras vidas que nos antecedieron.
Escribir, sentirse a salvo.
Todo eso.
Un beso, guapa.
GRACIAS A TODOS por vuestros comentarios.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Reyes:
Hermosas reflexiones en forma de poesía. Algo especial tiene la lluvia, tal vez porque nos obliga a detenernos, y cuando eso ocurre, la mente siempre se dispara y es entonces que podemos ver hacia nuestro interior. Besitos:
Tadeo

Deseo

El deseo no es tan malo como dicen, no es bajo ni mezquino ni ruin, es un hálito de dioses que tenemos entre los bolsillos y que podemos...