martes, 17 de enero de 2012

Gracias Paradela

Esta tarde llegaron los libros de Paradela,con olor a pan porque me los recogió el panadero de la tienda esta mañana,y allí me esperaban quietos y callados,como son los libros hasta que los abres.
Porque al abrirlos empiezan a hablar y a contar cosas, en este caso todas ésas que hemos compartido un montón de gente durante muchos meses en la senda mágica de Maria Jesús y su concurso literario/audiovisual/fotográfico.
Aunque hoy no las tengo todas conmigo,por emociones que no vienen al caso,me he alegrado sinceramente y he salido al cielo de la tarde para inmortalizar esta lluvia de libros que ha caído dulcemente sobre muchos puntos dispares del mapa.
Gracias,pues,a María Jesús y a todos los que han hecho posible esta edición,a su ganador y los participantes,a todos.
(En la foto, bajo el cielo antes de que se me cayera en lo alto dos horas después;me dio tiempo a leer algo;qué buen papel;qué buen relato escribí;qué frágil es todo algunas veces;qué sorpresas te da la vida,buenas y malas;qué feliz soy;qué maravillas hay en el mundo aunque no seamos capaces de verlas; qué regalos me llegan sólo por el hecho de estar viva,respirando;qué capacidad de sentir dolor y felicidad al mismo tiempo;qué nervios;qué grande la esquina de mi pequeño mundo;qué lecciones una detrás de otra:qué cambios de guión a cada minuto).
...
Por cierto,el panadero es el primero que ha recibido el libro como regalo.
Dice que a su mujer le gusta leer.
Ya os contaré.

11 comentarios:

San dijo...

Que bien queda ese libro entre tus manos. Soy feliz de leer que tu lo eres., ya me contaras en un momento de un día perdido ese cambio de guión, el inicio parece más que prometedor.
Disfruta y se feliz.
Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Gracias, Reyes.
Por tus palabras y por formar parte de ese libro.
Gracias a ti , no podré olvidar aaquel perro que un día apareció por mi casa, escapado de la suya, y tomó posesión de mi coche.
Me queda la ilusión de que un día volverá, no como el del libro, sino para dar señales de vida...

Ale dijo...

Un libro con olor a pan... eso sí que es tentador, alimenta cuerpo y alma

abrazo!

Genín dijo...

¡Me encanta que estés feliz, te lo mereces!
Yo voy a recibir uno, sin participar, solo por votar, me lo manda una amiga tuya andaluza, chincha rabia...jajaja
Besos y salud

Montserrat Sala dijo...

La felicidad y la infelicidad, siempre van cogidas de la mano.
Es una lección que conviene, aprender lo más pronto mejor. Para no tener sorpresas que nos pueden desmontar nuestros planes.
Tu alegría por el libro, comprensible. Es un regalo magnífico, que tenemos que agradecer siempre a M.J.Paradela. Tu dices que has regalado uno al panadero y a mí casi no me quedan.

Francisco Espada dijo...

Un libro es como un joyero: en su alma un tesoro, mas siempre aguardando silente a que alguien lo abra y se engalane con su contenido. Besos.

Eastriver dijo...

Un libro es un depósito de sueños, por eso tiene magia. Besitos, Reyes.

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

¡Larga vida a la pasión de escribir!

Isabel dijo...

¡Qué alegría saber de tu alegría!

Enhorabuena por el libro.

Y besos.

Sue dijo...

No podía oler a otra cosa llegando de Paradela (en realidad tu panadero no tiene nada que ver:)

Disfrútalo, lo mereces.

Un beso.

MariluzGH dijo...

Es un lujo formar parte del mismo libro donde están tus palabras (las de todos los participantes).

Abrazos para ti y tu peque :)

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...