lunes, 16 de enero de 2012

Me gustaría ser

Quizá me gustaría ser Benicio del Toro en aquella peli("Las cosas que perdimos en el fuego")saliendo al jardín con su cara canalla y demacrada a fumarse un cigarro en el funeral de su mejor amigo(nunca ha habido un desprecio del mundo más bello);o Jonny Depp como detective también antihéroe, pillándose colocones de absenta en aquella otra sobre Jack el destripador;o quizá el triste personaje de Meg Ryan en "Hurly burly"vendiéndose tristemente a un grupo de tíos sin alma,incluso delante de su hija, por un poco de droga;o cualquiera de esos espíritus que ya han desconectado de sus vidas físicas viviendo en las aceras de nuestras calles,mientras los demás,que aún sentimos los zapatos y las ofensas, pasamos a su lado sin verlos.
Quizá me gustaría huir de la felicidad para decir que soy artista y que he nacido para colgar emociones en las solapas como una postulante de la Cruz Roja tirando a amarillo o malva ,y no para dormitar en un sofá los días de lluvia;quizá debería reconocer que a veces siento deseos de irme a correr por el campo,no sé cuál,un campo cualquiera,sólo para oír cómo suena la lluvia sobre la tierra,pero estas chorradas poéticas están reñidas con los horarios y las motivaciones de la gente normal.
Quizá me gustaría que el espejo me dijera que eso es porque soy especial y única y mi desorden emocional es sólo el síntoma de una brillantez indudable,pero no es eso lo que dice.
Al salir de la ducha en una casa ajena el espejo sólo dice que hay una mujer pasada de kilos envuelta en una toalla, con su cuello y hombros no desprovistos de suavidades,con su poquito de morbo,tampoco diré que no,pero desde luego no muy diferente al común de los mortales.
Y ésa soy yo,la que sabe dar vueltas a todos los bombos habidos y por haber,curiosa y cobarde,la que se pasó la vida pidiendo perdón cuando le tocaba algo bueno en el guión,después de muchas escenas de tuberculosis sentimental y tisis de pareja;
y pienso,no lo haré.
Esta vez no.
He sido melodramática buscando mi propia esencia de destrucción en blanco y negro(oh la gran Irene Papas,oh el gran Fellini,esa Cabiria tirada en la calle,a merced del destino,prostituta que es sobre todo mujer buscando amor como la dulce Irma)pero ya no lo soy.
Ayer en las noticias lo decía una señora de las que vio las orejas al lobo en el naufragio del crucero ése en Italia,sorprendida ante la facilidad con que puede uno morirse en cualquier momento,incluso si es un momento feliz.
Somos una raza experta en vivir,y por lo tanto,temerosa de la muerte.
Eso es natural.
Pero lo que no debería serlo es la costumbre de contaminar la vida con quejas o críticas ,como he hecho yo durante años,para ponerle tiritas a la felicidad ,hasta que ésta se harta y se estropea y coge la puerta para arrastrarse a los pies del infortunio,el mejor chulo de putas de todas las historias.
Sin hablar del miedo, que es otro rey del mambo.
A éste de momento lo dejaremos para otro post,ahora nos lo quitamos del medio prestándole un peine,para que sepa lo que vale.
Mientras tanto os dejo un trozo del concierto de Bunbury en Sevilla el sábado por la noche,que (nos) hizo disfrutar a un montón de gente;no llevé cámara,el video es de un asistente que lo ha colgado en You Tube, de los más decentes que he encontrado;esta canción habla de cosas que ocurren demasiado tarde,precisamente.


(En la foto,Giulietta Massina en "Noches de Cabiria",Federico Fellini,1957).

17 comentarios:

Eastriver dijo...

Ah de la vida, nadie me responde, querida amiga Reyes. No, no nos juzguemos demasiado severamente. Todos necesitamos algún tipo de muleta.

Sue dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maria almeyda dijo...

ay, Reyes, que nos gustaría ser tantas cosas que no acertamos casi nunca. Pero a lo que si aciertas es a decir lo que piensas y quieres con una claridad meridiana y con una sinceridad a prueba de etiquetas.

Tracy dijo...

Somos una generación educada en elos miedos, entre ellos al de la muerte y no debería ser así porque la muerte debe verse como consecuencia de la vida.
En fin habrá que seguir viviendo con ese fardo a las espaldas, es demasiado tarde para cambiar.

Laura Uve dijo...

Tu reflexión es de una autenticidad estremecedora y eso es una gran cualidad con la que afrontar los miedos.

Bien Bunbury, no puedo ir a verlo en Barcelona el sábado... una pena.

Un abrazo grande!!

Sue dijo...

Sue dijo...
Se me ha puesto la piel de gallina, Reyes.
Tendré que leerlo de nuevo unas diez o doce veces antes de llegar a comprender el mogollón de verdades que encierran estas palabras hiladas con fino carboncillo. Pero de momento me has elevado de la silla ergonómica en la que llevo sentada toda la mañana y me has hecho volar más allá de esta jaula.

Besos.

(el comentario suprimido es mio. ¿No voy y pongo ergonómica con "h"? es una palabra que siempre me confunde)

Alice vio la luna... dijo...

Ponle pilas al espejo, Reyes: ¡funciona fatal! Eres especial y si no te lo dice el espejo, mírate por aquí porque aquí se ve tu alma sin toalla.

Un beso,

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¿Y a todos esos personajes que mencionas, no les gustaría ser tú?

Besos.

Reyes dijo...

No sé qué dice esto de que el autor ha eliminado un comentario pero no es verdad.
Lo digo porque ahora no son sólo los de Sue ,sino otros muchos me entran como Spam y yo sólo los publico.
Pero no he borrado nada,parece que Blogger va solo.
Po vale.
...
Besos.

Reyes dijo...

Ostia, no había leído la aclaración de Sue.
Jaja.
Vaya nervios por una falta de ortografía ,nena,tampoco pasa nada por un patinazo.
Me recuerdas a mí.
Un beso.

BB dijo...

Tengo una amiga a la que la vida la golpeó, sin guantes y siempre se levantaba antes de declararla K.O.
Hoy, luego de un par de isquemias cerebrales, vive en una perpetua sonrisa, y ya nada la toca, ni la mortifica. Necesitaríamos alguna que otra de esas isquemias, para poder mantener la sonrisa.
Todos queremos ser tantas cosas, casi imposibles, muchas de ellas, pero se sueña siempre. Y bueno, no queda otra que conformarse, limpiarse las lágrimas, cuando lo que nos tocó en la feria, no fué la muñeca con que soñábamos.
Besos, amiga
BB
Besos, amiga
BB

Miguel Baquero dijo...

A lo mejor es verdad que algunos días, por lo que te he leído, buscabas tu propia esencia de destrucción, pero sea como sea en los últimos días me da la impresión de que has dejado atrás todo eso, y no sabes cómo me alegro. De momento, vas con varios cuerpos de ventaja. Y de verdad que llevas mucho tiempo pegando emociones en las solapas a cambio solo de un pequeño comentario, y no sabes cómo se agradece.Ta has ganado, por supuesto, todo el derecho a dormitar en los días de lluvia. Eres auténtica y te lo has tenido que currar mucho para serlo, ahora llega lo bueno...

Neogeminis dijo...

A pesar del sinnúmero de cosas que nos igualan, todos somos distintos y especiales, merecedores de atentas miradas y concienzudas reflexiones compartidas. Dejarse llevar por el pesimismo o la queja constante no contribuye a construir felicidades, más bien a destruirlas.

Un abrazo.

MariluzGH dijo...

Yo quería ser patóloga de pequeña... me regalaron un microscopio y aún sigo corriendo alejándome del susto que me llevé. Decidí vivir de los números, ellos no engañan; pero con los años he aprendido que se dejan engañar muy fácilmente, se prostituyen a cambio de nada. Y aquí me tienes reciclada en 'mujer mayor, sobradamente preparada' y en paro. Tal vez no debí desear nunca vivir con lo necesario, me faltó ambición y mala leche. Pero aquí seguimos, Reyes, abanicando penas y sonriendo al espejo, para tener quien devuelva la sonrisa. (Bueno, lo cierto es que tengo a mi alrededor muchas personas que me sonríen y quieren)

dos abrazos para ti y uno pequeñito para tu peque

mariajesusparadela dijo...

Carpe diem, Reyes.
Y sé feliz.

Genín dijo...

Si, me has recordado "Las noches de Cabiria" que tenia olvida, que piazo artista la mujer de Fellini (Que también se me ha olvidado el nombre, ¡no!, quita, Julieta Masina) y por el otro lado, el corretear, correr o incluso mejor, correrse, por el parque, a la orilla del Sena, o el Guadalquivir o por cualquier sitio, hasta en el sofá, fíjate tu, es la mejor idea...
Besos y salud

TriniReina dijo...

De ese otro rey del mambo estoy que me salgo en estos días" acaso de ahí mi mal humor del que me habré de arrepentir sin duda...

Niña, las tiritas para Selene cuando se raspe la rodilla en el cole, a ti ya no te valen y te juzgo con un par para defenderte de las heridas, al menos de cara a fuera, lo de dentro...lo de dentro si que tiene para mil historias y me quedo corta.

Besos y Bumbury

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...