jueves, 23 de agosto de 2012

Reconocimiento, crisis

Hablo en mis horas de trabajo;hago chascarrillos;cuento mi vida a trozos como si me fuera en ello la propia vida,mientras desgrano aquellos recuerdos y anécdotas;madrugo y le doy patadas a las horas tirando de mi piel hacia abajo,lo hago para sobrevivir mientra dure la jornada;dejo a un lado mis remilgos y enjuicio,defino,pulo,saco punta y provoco risas con mis comentarios;se empiezan a desdibujar los límites que tenía tan claros los primeros días,cuando las caras nuevas sólo eran gente desconocida con la que trabajar;los codos ahora se rozan(¿no se dice "trabajar codo con codo"?),ya no son desconocidos,como monos locos nos desnudamos a confesiones pequeñas de las que luego nos arrepentimos,pero la anestesia de la inercia nos tranquiliza,y qué importa,y qué y qué. No pasa nada,yo hablo,creo que a grandes rasgos mantengo mi personalidad base,la que cualquiera que me conoce un poco puede percibir;me doy cuenta de que seguramente ésa tampoco soy yo,si nos atenemos a mi versión de la existencia,que es algo amable y bienintencionado;no hay nada o casi nada inocente cuando hablamos,y aún menos cuando hablamos en el trabajo. Trabajo,definición de;unas cuantas semillas de nada,pero un taco de tiempo de tu vida que no puedes mantener en una caja aséptica sin expresarte,sin dar a conocer quién eres y qué piensas de las cosas. Al final resoplo,critico,espero,aguanto,incluso me río con ciertos chistes de mal gusto. Ahora resulta que soy como todos. Qué drama. Resulta que soy como todos los demás.

12 comentarios:

Montserrat Sala dijo...

Eres de carne y hueso, esto es cierto. Pero de neuronas, vas muy por encima de la mayoria. Tampoco es bueno
querer destacar, mostrarte como todos, te beneficiará, y te ayudará hacer amigos.
Es una opinión particular, que me la dicta la experiencia. Mejor siempre, hacerse el distraido que el listo.

Guardate del calor, que está epretando
lo suyo. Un beso.

Genín dijo...

No te preocupes niña,no pasa nada, lo importante es que "eres" eso es lo verdaderamente importante...
Besos y salud

Francisco Espada dijo...

Así es, Reyes. Somos como los demás, si bien tenemos un rincón en la alacena del alma donde soñamos con diferenciarnos.
Besos

Isabel dijo...

No sé dónde leí: "Sólo soy yo cuando estoy sola"

Tiene mucho de cierto esta frase porque aunque se nos adivine nunca nos mostramos del todo.

Montserrat no va descaminada con la suya.

La verdad es que nadamos en la vida como en el mar.

Abrazos.

mariajesusparadela dijo...

Todos somos como todos y todos somos diferentes de todos.
Pero nadie mejor ni peor, aunque algunos crean que sí:-
-El que es más inteligente, suele ser menos listo
-El que es más trabajador, puede ser menos amable.
-El que es más vago puede ser encantador...
Podríamos estar la vida entera definiendo y nunca aparecería la panacea de la perfección.
Lo importante es asumir qué somos. Y querernos a nosotros mismos.
Lo que Monserrat dice es "competencia". No compitas, respeta.
Lo que hagan los demás, es cosa suya.

Tracy dijo...

Eres como los demás, pero mejor.

virgi dijo...

Terrenal y auténtica.
¿Seguro todos son así?
...
...
...
Un abrazo, disfruta de la igualdad y las diferencias, se aprende mucho.

Sue dijo...

Tolle dice que no somos lo que tenemos, ni en lo que trabajamos, ni lo que sentimos, ni siquiera lo que pensamos. Que todo eso nos aleja del tiempo presente. Que somos seres de Luz. Otra cosa es que lo veamos.

Yo digo que somos iguales y somos diferentes. En efecto, y como dice Monsterrat, eres una persona de carne y hueso, pero eso no significa que seas igual que el resto. Que te sientas igual es otra cosa, y no es malo, pero de igual forma en otras ocasiones te sentirás distinta.
A veces nos reconforta saber, sentir que pertenecemos a un grupo, otras nos sentimos a años luz.

Ya sabes lo que pienso de mi cadalso particular y de la gente que lo habita. Yo me siento igual a ellos en algunos aspectos, claro, pero en otros es como si hubiese aterrizado en otro planeta. Me molestan sus chistes machistas, xenófobos y homófobos, me inquietan sus pensamientos y me aburren sus vidas. No me creo mejor que ellos, pero sí diferente. Y no es algo que uno decida (o quizás sí, tengo que ver que dice Tolle).

Además, si todos fueran iguales a ti ¿no hubiera triunfado ya el 15-M?

Besos.

Larisa dijo...

Me decepcionas. Y yo a ti, seguro, pues también tengo un trabajo y me comporto a ojos de todos como un ser cabal y normal. ¡Hagamos algo, salgamos del sistema! Matemos gente...

añil dijo...

No creo yo en eso de que seamos todos iguales, menudo rollo sería la vida con tanto clon.

Besitos, guapa

Elysa dijo...

Eso de que eres igual que todos, no sé, no sé... me parece que no.

Besitos

Lúzbel Guerrero dijo...

Puede ser; pero escribe mucho mejor que los demás
Una pena que se empeñe en no poner un espacio después de las comas y puntos y comas
¡Si, en algunos casos soy muy convencional!, como los demás

Algo se romperá (Crisis)

Algo se romperá entre nosotros cuando ya no piense como tú, cuando entiendas que lo que tanto te importa se me da una higa, cuando nos dé co...