sábado, 4 de agosto de 2012

La paz difícil

Ahora mi vida está llena de paz;no hay nadie a quien yo hable mal,ni grite,ni presione;no intento que nadie vea las cosas como yo las veo,ni sufro porque no sean como yo;todavía me hierve la sangre ante los tópicos y las injusticias,pero intento respirar hondo para invocar a la sabiduría superior que a todos nos rige cuando nos ponemos a ello.La cosa es que hay mucha gente que ni se lo plantea,ruedan como bultos por un tobogán de clasificación hasta la cinta transportadora de la muerte;y qué,pienso,quizá ellos no quieren aprender nada,no es asunto mío.Ahora saco a la perra tres veces al día y vivo en ese sitio privilegiado desde el que se puede oír lo mismo los pitidos de aviso del metro que los saltos de los conejos quebrando la maleza seca a las siete de la mañana;así es este barrio en el que yo he crecido y al que la vida me vuelve a traer después de tantos años y aventuras;ahora ya no discuto ni pataleo frustrada porque se me mojó la cajita de los fuegos artificiales que esperaba encender sobre mi vida,he entendido que las antorchas primitivas y las velitas suaves tampoco están nada mal. Ahora que este mar tranquilo me ha traído tantas cosas buenas,después de un año de afirmaciones positivas dichas en el imposible silencio de mi mente,sin embargo la paz se me resiste. Volvió la ansiedad con un repentino dolor de cabeza y una sensación de angustia insoportable,de últimos minutos antes de salir a la arena como si fuera un gladiador,como si la muerte me mirara cara a cara;no creo que sea,como me han dicho algunos cercanos,por el estrés de un trabajo nuevo o la distancia,aunque pudo ser todo junto,pero siempre desde el mismo puerto,la cabeza;han sido unos días de pensar mucho en la estadística,la osteoporosis,la edad,la lejanía del paraíso,la gente que marcha sin avisar,las bajas de una trinchera que obedece a leyes inabarcables;la levedad de estar por aquí para de repente no estar más;gente muy joven que se va a dormir y ya no se despierta;gente de cuarenta o cincuenta o sesenta y pocos que luchan por un tiempo contra el pequeño mal para acabar siendo arrastrados por una marea que no entienden,pero que es la misma que los trajo;la misma que nos trajo a todos. Hace ya unos años (pocos) que intento darle a mi vida un sentido más holístico,desde que me di cuenta de que los reportajes de salud de Antena 3 no van conmigo y que los percentiles sobre colesterol y edad tampoco;me viene de familia una cierta rareza biomental y quiero aprovecharla ,aunque también una cierta tendencia al alcoholismo alternado con mis grandes ideas literarias y vitales. Desde entonces,como digo,intento alejar de mí el miedo al borrón que somos,apenas una mancha de tinta en un folio que nadie sabe quién puso ahí. Pero soy humana;desde bien pequeña me levanto por la mañana con la certeza de estar de paso,con una especie de nostalgia anticipada que cubre mi mente como un velo de nubes;por suerte algo o alguien me ha dicho siempre al oído que estamos hechos de vida y no de muerte,como los propios animales. La diferencia es que no creo que ninguna cebra sufra de insomnio pensando que al día siguiente podrá ser depredada;vivir no es ningún esfuerzo,tan sólo es una ley. Es nuestra la obligación de escribir sobre el folio misterioso hasta el último día,sin importar cuántas cebras vemos caer cada día,aunque el miedo nos bloquee muchas veces. Dicen que en estado de shock ya no se siente nada. Digo yo que mientras sintamos dolor ,será que nos sobra la energía;será cuestión de intentar cambiar esos ataques por algo mejor,practicar trueque con nuestra propia cabecita;te cambio este puntazo por un paseo por el campo;esta angustia por un texto de blog;este pensamiento trascendente por un rato de baile;aquel insomnio por un relato;estas preocupaciones por una canción...y así. Estoy mejor y no se ha vuelto a repetir;de momento renuncio a las dietas y a las pastillas,esto lo he pasado sin ir al médico porque sé que no necesito Orfidales,bastará con que beba un poco de mí y me acepte tal y como soy. A mi alrededor estalla mucho amor y belleza;el verano cruje,muchos caen;yo también lo haré algún dia;como decía el gladiador negro,"Nos veremos en la otra vida.Pero aún no.Aún no". (Perdonadme si creo en otras vidas;espero que podáis disculparme esta ingenuidad o falacia,pero es que creo,qué se le va a hacer). La paz,ésa no es ninguna falacia;se puede alcanzar,pero qué difícil es.

11 comentarios:

O SuSo dijo...

Tocas tantos palos y tan bien afinados que no se por donde empezar, tal vez por darte la enhorabuena por estar en camino, por ver algo más claro através de las brumas vitales, porque te leo y te siento AMOR, nada de rosa y corazones, si no del bueno bueno, del universal, del que acepta y se acepta, punto de partida.
Realmente el ser humano (vaya nombrecito) es el único ser que se angustia por lo que podría ser, y se castiga y maltrata una y mil veces con una simple posibilidad...y así hasta caer en esa cinta.
El otro día escuché una canción muy buena:"Te crees que estas de paso, y que de nada queda huella, no te olvides que eres, un mensaje en una botella.
Para, no corras tanto, si es a ti mismo a quien estas buscando"

http://www.youtube.com/watch?v=lhqr-P2O0XI

Ai que sabio es el que comparte.

Un abrazo, resacoso, bailongo, meditativo...

Isabel dijo...

Todo está aquí y ahora, querida Reyes, por eso tenemos la obligación de vivir y, si podemos, disfrutar la vida. Y luego estar el refrán: poder es querer, ¿o era al revés?

Si nos damos cuenta, como tú de todo, estamos vivitos y coleando.

Besos, me sigo alegrando de todo lo bueno que te pasa.

Nieves dijo...

Cuanta verdad hay en tus palabras, te he leído mientras que te visualizaba en ese borde del precipicio, y te leía y venia como pasabas de estar allí y volvías a los campos de amapolas y a Vivir con el espíritu alegre.
Me encantas así, con ese humor que te caracteriza y con esta expresividad que me deja ensimismada.

Un abrazo grande :)

pd: Preciosa la canción de Suso!

mariajesusparadela dijo...

La necesidad de trascender nos hace creer lo increíble.

Genín dijo...

Hace mucho que intento no creer en pajaritas preñadas, no lo logro del todo, tampoco me esfuerzo, pero si tengo claro que cuando palme, se acabó, al menos para mi, así que vivo al día, lo mejor que puedo, sin esfuerzos, sin siquiera pensar en si mañana estaré vivo, el resto de vivencias seria muy largo y aburrido escribirlas, pero sobre todo leerlas...
Besos y salud

Tracy dijo...

Tú lo peleas muy bien Reyes, por eso tuya será la victoria tarde o temprano.

Francisco Espada dijo...

Dices bien que es muy difícil, sobre todo cuando la buscamos fuera, cuando el verdadero sentido es desde nuestro corazón hacia afuera.
Besos

añil dijo...

No te acostumbres demasiado al orfidal por si en la otra vida no hay farmacias.

Un beso

Sue dijo...

Somos libres para creer y soñar, estaríamos buenos. Y también deberíamos serlo para vivir la vida que queremos.

Estaríamos buenos.

Un beso.

virgi dijo...

Mi Reyes, la que piensa y escribe como si nada. También eso es difícil y ya ves, lo consigues así, sin esfuerzo.
Me gusta tu paz, llega hasta aquí y me haces sonreír.
Y te escribo aquí y allí.
Besazos, tesoro.

Salvador Navarro dijo...

Nunca alcanzarás el equilibrio porque eres pura sensibilidad, Reyes.

El equilibrio y la certidumbre pertenece a otra raza que no es la tuya, la de los que son centros del universo de por vida (en sus vidas).

Tú eres centro de ti misma, humilde, consciente de tu pequeñez, y ahí está tu grandeza, ésa a la que jamás llegarán quienes se creen a prueba de bombas.

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...