sábado, 2 de noviembre de 2013

Más días que ollas

He tenido más días que ollas colgando
en el techo de la cocina mágica
donde se juntan las abuelas muertas
atesorando sus monedas para el alma
y siempre fui la misma
al fin y al cabo.
Y aquellos otros días no están tan lejos
si lo piensas siempre hubo otro mañana
incluso en los ratitos de esa angustia sorda
que se enreda a menudo en la ventana.
He tenido otros lunes, otros soles.
Amanecía detrás de una ventana
entelada de gris para las moscas
que tampoco dejaba entrar la lluvia
y yo era una yo muy verdadera
la mejor de todas de las mías;
pero volvió a pasar el tiempo
y ya fui otra.

5 comentarios:

Tracy dijo...

Suele suceder, Reyes, suele suceder.

mariajesusparadela dijo...

Y todavía serás otra y otra más. Y cada una un poco la anterior, pero algo más.
Eso es vivir, según creo.

Genín dijo...

Si corazón, me acuerdo de aquellos otros lunes tuyos no tan lejanos, "al sol", esperemos que no regresen, pero si lo hicieran, lo superarás, como estamos obligados a superarlo todo, menos la muerte, que ahí si que no hay tu tia :))
Besos y salud

Nieves dijo...

Y todas un poquito mejor cada vez.

:D
Besos!!!

Francisco Espada dijo...

Tú eres otra, pero eres siempre la misma: esa traviesa que juega con las palabras.
Un beso.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...