jueves, 3 de junio de 2010

Elogio de los moñas


Irvine Welsh es un escritor escocés a quien sólo conocía por ser el autor de "Trainspotting " , que luego se convirtió en película .
Recuerdo que me pareció brutal , la peli ;
ahora estoy leyendo un libro suyo que me llamó la atención por el título "Si te gustó la escuela , te encantará el trabajo ", se llama .
Por suerte coincide con el original , que es "If you liked School, you,ll love Work...",( algunas veces los títulos en español sufren de estupiditis ,como sabéis ).
Y bien ;
no es que mis reseñas o sugerencias deban ser tomadas demasiado en serio, pero el relato principal me va a servir para hacer en este post un elogio de los moñas , que ya está bien de renegar de ellos .
A mí este libro, su tono , me está jodiendo todo el rato ;
y eso es porque soy una moñas que asiste con estupor al desarrollo normal de la vida para algunos, de su concepto de diversión y /o relaciones humanas ; Welsh es ideal para aquellos que vayan de cínicos por la vida ,porque pone voz narrativa a la gente normal, entendiendo por normal aquéllos que sobreviven , dicen tacos, ven a las mujeres como "chochitos " , son homófobos en el lenguaje y reducen su universo al pequeño círculo de meado que deja en sus calzoncillos la punta de su rabo cada noche.
No soy tan palurda como para confundir al autor con sus personajes (no me gustaría que algún día mis cuatro lectores , de tenerlos, me confundieran con la Isidra hasta sus últimas consecuencias ) pero sí creo que cuando uno escribe en determinada sintonía , es porque en el fondo sabe hablar ese idioma.
Queda muy gracioso para quien como digo se defina como alegre normal espectador vividor que disfruta de la brutalidad de lo cotidiano , pero el lenguaje mental y coloquial de los personajes de Welsh es altamente tóxico .
Aunque no hay literatura sin realidad , mientras leo puedo ver la intrahistoria de personas que he conocido ahí fuera , en el mundo real ,idénticos .
Zombies agazapados en diversas estrategias , incapaces de pensar en clave emocional y tramando con precisión otro polvo que no significa nada más que lo que puede significar meterla , el resto lo consideran morralla feminista ;
británicos refugiados en Canarias regentando locales propios con una filosofía muy personal de la vida en las islas .
Cito;
("Mi hogar para mí son las Canarias; sol todo el año y chochitos que vienen de vacaciones y se les cae la baba de las ganas .Por mí Inglaterra os la podéis meter por el puto culo ").
....Y ahora introduzco un par de anécdotas ilustrativas;
Cuando trabajaba como recepcionista en una comunidad de "owners" en Tenerife (si alguien quiere leer mis memorias , las tengo en word ) , la vecina del primero , una española nacida en Argelia , me decía a gritos ;
"!Guirufos ! !!Malditos guirufos !"
Y yo pensaba , menuda xenófoba , con lo majos que son los ingleses , sobre todo los ancianos ; una tarde en que se ahogó un inglés de trece años en la piscina del edificio de al lado , ella exclamó ;
"Deberían ahogarse todos de una vez " .
Yo, que como digo soy moñas de nacimiento, la miré consternada .
Un niño acababa de morir bajo las faldas del Teide (todas las tardes , si estaba el cielo claro, podía contemplarlo) , y aquella mujer no sólo se alegraba, sino que extendía la maldición a todos los británicos.
Qué le habían hecho ,aparte de invadir la isla , sembrar de alcohol y escándalos sus días y sus noches , follar como locos impúdicamente en aquel paraíso del sur, pues nada , y todo .
Los moñas siempre miramos hacia otro lado, somos los salvadores de la esperanza, porque también conocía ingleses pacíficos, traductores como Philip o cachondos como Robert,un subdirector de hotel de talante muy andaluz, y prefería fijarme en ellos.
Pero siendo sincera, reconocía la abundante morralla , porque la veía ;
chicas que amanecían descalzas, borrachas y algunas violadas , chicos bebiendo a las ocho de la tarde , familias cuyo cabeza de familia compraba toneladas de alcohol para subir a la habitación , exhibiendo un tapiz de tatuajes sobre su pecho desnudo y mujeres que bailaban en el hotel mientras su bebé de pocos meses dormía , inexplicablemente , con la cabeza apoyada en un bafle retumbante .
Una vez una chica adolescente entró en el supermercado (donde también trabajé )dando una patada a la barra ;
el cajero, que era un libanés muy correcto, la persiguió por el local y la obligó a entrar de nuevo , como si la dirigiera en una película.
Fue divertido ver a la gamberra entrar como las personas .
En fin .
Personajes de Welsh , vivitos y coleando , claro que existen .
........
Pero como digo, reconocer la brutalidad del mundo no significa tener que fijarse en ella ,porque es fácil que te salpique o que te acabe gustando .
El otro día tuve que aguantarme las ganas de escribir un post sobre los bultos supuestamente humanos que mataron a palos a una vaquilla en Alhaurín de la Torre .
Estuve toda la tarde pensando en ello .
Finalmente colgué los dibujos de soles de mi hija .
Creo que todos salimos ganando pero sobre todo yo , que soy la que decidió reflejar algo agradable .
Así que me temo que cada vez estoy más cerca de ser una escritora moñas ,una mujer moñas, una amante moñas; seguramente con esta selección literaria también el cinismo acabe alejándose gozosamente del resto de mi vida , sea en forma de personas o de empleos.
Aunque eso suponga no tener apenas amigos y ningún empleo conocido .
Ejem .
....Bien , la aclaración es que la libertad creativa por supuesto es lo más importante , que cada uno y una pueda escribir lo que le nazca .
A Welsh le nacen frases como ésta , por boca de sus personajes ;

"Las tías hacen que te portes como un capullo a todas horas .
No es que sea un cínico , es que soy alegre por naturaleza,pero tenía que hacer ese comentario " .
...
"Es verdad eso de que la ausencia aumenta la añoranza y ensancha el chumino " .(jaja)

........
"Cynth tiene un polvo excelente pero después se puso un poco rara con el rollo "abrázame , Michael " ; las tías son como el papeo , cuando te has puesto como el quico y te quedas saciado , se te quitan las ganas de acercarte a ninguna durante un tiempo , no? Psicología elemental , pero los chochitos nunca lo pillan " .

Y así todo el rato.
Os lo juro, cuando he salido a la calle después de leer estos relatos , he empezado a ver chochos y pollas por todas partes , como si el mundo fuera en realidad muy poca cosa.
Ése debe ser el punto de vista de los cínicos.
Debe ser bastante infernal vivir así , no?
Casi prefiero mi frustrada pero intensa existencia de moñas sentimental .

8 comentarios:

añil dijo...

Menudo filón sería este libro para Freud, jajaja

Besos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Mi querida moñas: ...

o

Hey, chochito: ...

mmm...

Un beso mientras me lo pienso.

Manuel Márquez dijo...

No conozco, compa Reyes, ni al libro ni al autor, pero, por lo que cuentas, no me veo acercándome mucho al producto. Y no por ningún tipo de reparo moral y/o intelectual (supongo que tengo el punto suficiente de cinismo, aunque, eso sí, mezclado con altas dosis de eso que tú llamas moñería, y a lo que, a lo mejor -o a lo peor-, yo le pondría otro nombre), sino porque ando ahora muy "picao" con la narrativa policiaca, y sólo leo, prácticamente, productos de ésos. Los demás, a la cola, a esperar. Ah, y me pido esas memorias en Word, si eres tan amable de hacérmelas llegar (la dirección de correo a la que enviarlas está en mi perfil del blog...). Gracias anticipadas, compa...

Un abrazo muy fuerte y que tengas un magnífico fin de semana.

NáN dijo...

Pues mira, prefiero que se escriban libros así. Me hablan de mundos de los que estoy lejos. Pero claro, tienen que tener "algo" que me permita leerlos, que no sean la autobiografía de un bruto, sino la de un testigo. No pienso leer este, desde luego, pero la peli Trainspotting me pareció genial.

Anécdota personal. Una de las primeras conversaciones que tuve con Lola, hace tropecientos años, fue sobre los ingleses. Había estado mucho tiempo en Londres y uno de sus últimos trabajos fue cuidar a una inglesa mayor (como hacen ahora las latinamericanas con nuestros viejitos). Ella me decía que son "gente maravillosa" y yo le contesté que son todos unos hijos de puta, los que van tatuados y dan palizas antes y después de los partidos de fútbol, pero también los que parece que no han roto un plato, pero viven de las canalladas de su gobierno en el extranjero, sin decir esta boca es mía.

Ponme del lado de la de la piscina, pero sin alegrarme de ninguna muerte.

Sue dijo...

Voy a comentar que me pillas con fuerza, y fresca, y dejo el post de La reina para otro momento.
No he leído el libro que dices, pero me recuerda a ciertas cosas que he conocido de primera mano. Una pequeña es que conocí a un inglés en un foro de intercambio de idiomas y a los tres días tuve que dejar de chatear con él porque me daba asco. Y no es que yo sea una pazguata, es que no me gusta la gente soez. Yo también puedo ser bruta, pero que llamen "chochito" o similar a su p. madre (aunque sea una santa).
Este inglés con el que yo chateé durante tres días también adoraba las canarias, así que es como si le estuviera leyendo otra vez al leer las citas que has puesto del libro.

Cada uno, obviamente, puede escribir y decir (y mucho más pensar) lo que le venga en gana, pero del mismo modo debe atenerse a las consecuencias de lo dicho o escrito. Es decir, que si hay gente que es capaz de escribir sandeces de ese estilo, yo puedo criticarlas ¿no? Pues eso.
Me ponen de los nervios los que generalizan. No puedo con esos lugares comúnes en plan "las mujeres hacen que te comportes como un capullo" o "los hombres son todos iguales". Eso, aparte de un claro signo de carencia de inteligencia, me hace automáticamente pasar de un libro (o una persona).

Reyes, no me parece que seas una moñas por no soportar este libro, muy al contrario, me parece que tienes más criterio tú al leer que él al escribir.

Sue dijo...

Ahh, y escribe un post sobre esos HP que mataron a una vaquilla en Alhaurín que yo lo comentaré muy agusto :)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como dicen más arriba... esto lo coge Freud... y se pone las botas....

jajajaja

Saludos y un abrazo enorme.

Reyes dijo...

QUERIDOS TODOS ;
A VECES no soy muy dueña de mis emociones, en el sentido de la percepción .
Digamos que soy una talibán de las impresiones subjetivas , aunque actualmente trato de controlarlo.
Al leer los dos primeros relatos, el primero bastante escatológico y mal escrito, y el otro inundado de un machismo bastante hediondo , me dejé llevar .
No quiero que nadie se pierda al Irvine por mi culpa, porque en historias sucesivas su sentido crítico es brillante , entendiendo como tal el retrato de gente superficial y próspera , como las chicas de "Las dogs de Lincoln Park " , donde mete un repaso a las habitantes de un barrio "yupificado " a través de la relación de cuatro amigas bastante gilipollas , todas profesionales y licenciadas con un desprecio absoluto por todo lo que no sea el ombligo de cada una .
De verdad que es super divertido , si hubiera leído ese cuento primero quizá no habría pensado como esta madrugada al escribir el post .
Quizá su objetivo sea precisamente "hacer sufrir " al mostrar esos retratos , revelar lo que hay , aunque sea vomitivo .

Mañana haré un post rectificador ,porque aunque siga siendo demasiado descarnado para mí , es un tipo agudo y cruel ,ágil , mola.
Otra cosa es que al ser tan realista gente como yo se haga pupita , por ejemplo, con el tema del machismo .
Pero no quiero que nadie deje de leerlo por mi culpa.
Ni a éste ni a ninguno .


BESOS A TODOS , GRACIAS POR COMENTAR.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...