miércoles, 2 de junio de 2010

La reina


La reina siempre se ha vestido de gasa negra , para simular una viuda existencial .
Ha confundido a sus amantes aceptando el saldo deudor de quien se vende barata , ha tirado algún que otro cóctel Molotov contra la fachada de palacio, y luego ha mirado acusadoramente al gamberro yonki de la esquina ;
la gente ha pensado que el culpable de romper los cristales era éste , claro, y la reina ha quedado tan tranquila, envuelta en su chal de oro .
Siempre ha sabido la reina que no era nada especial , para nadie ;
el secreto del ego es mantener a flote la idea de la propia valía , creerse el olor de las rosas y pensar que una es única en el mundo.
El infierno empieza cuando se constata que no es así .
"Ni fui tan especial , ni soy tan fantástica;
el gesto adusto de mi cara espanta las pequeñas hadas de la ilusión;
y ahora, cuando me despido de ti, recuerdo cada uno de tus elogios como agua pasada, que se echa en una cesta vacía , veo flotar los pétalos de las flores que me regalaste ya muertas , como todos los amores que he tenido desde que subí al trono, amores muertos , abortos ejecutados con la meticulosidad de un científico:
y no me puedo quejar .
Yo misma me vestí de mendiga , supliqué los recortes del amor , me hice pasar por quien no era , unté mi corazón con grasa y cubrí mi pelo con cenizas;
criatura quejica y cobarde ,cubierta con ortigas teniendo manto de terciopelo.
Mi reino se ha levantado sobre la certeza de que todo lo mío vale un pimiento a este lado, donde sin embargo está enterrado mi verdadero nombre".
El viento arrastra las palabras de la reina hasta el huerto , donde en efecto , hay una lápida con su nombre , semioculto por la hojarasca muerta .
Una cigüeña cruza tranquila el cielo azul, dando por concluido el día de Junio .


(Después de leer una novela malísima , "El nombre no importa " , Paula Izquierdo , Alianza Editorial ; normalmente intento ser constructiva ,pero es que es malísima, tanto que he tenido que venir a escribir algo mío para hacer la digestión , convencerme de que mi nombre sí importa .
Besos desde aquí ).

9 comentarios:

Anónimo dijo...

A pesar de todo , el valor de una voz es única .
Y la tuya lo es.
Besos de rey muerto


P.

Miguel Baquero dijo...

Pero esa elegancia principesca tan tuya es innata y no se te irá nunca, por más que te untes con grasa, te cubras con ceniza y te restriegues con ortigas. La que tiene clase, la tiene siempre.

P.D. Por cierto, no iré a Morón; han suspendido el "guateque" a causa de la crisis

Miguel Baquero dijo...

Si lo lamento es porque no podré verte, lo demás me da igual

Más claro, agua dijo...

Haciendo esos comentarios sobre Paula Izquierdo lo único que vas a conseguir es que a Miguel y a mí nos líen el sábado para ir a la Feria a firmar libros en su nombre... ¡Y nosotros también tenemos que atender nuestra vida privada, por favor!...

;-)

añil dijo...

"Ni fui tan especial , ni soy tan fantástica;

Ers tan especial y tan fantástica como tú quieras, eres libre para elegir el color de la gasa que te cubra o para desnudarte y volar con las cigüeñas de Junio.

Eres Reyes o reina, como quieras.

Un beso, guapa

Fran dijo...

Para mí siempre fuiste y serás esa reina especial, confundido y sufriendo como el último de tus amantes. Cada vez fueron tus órdenes, cada vez lo serán, obediente y sumiso a tus pies. Y no me levantaré hasta que no me lo mandes.º

Elvira dijo...

"el secreto del ego es mantener a flote la idea de la propia valía , creerse el olor de las rosas y pensar que una es única en el mundo." Pero es que lo somos. El problema está cuando alguien se cree que sólo él/ella es únic@.

Una rosa para esta reina. Y un beso

virgi dijo...

A la que nombras no la conozco y con tu opinión ya me quedo para no interesarme.
Insisto, escribes muy bien, me encantaría que un día cercano te llegara la oportunidad que tu escritura merece. Y espero que sea pronto.
Un montón de esperanza, querida Reyes.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Lo siento, pero no voy a intentar convencerte de que tu nombre importa: tú importas bajo cualquier seudónimo con el que te tapases.

Besos, reinona.

Deseo

El deseo no es tan malo como dicen, no es bajo ni mezquino ni ruin, es un hálito de dioses que tenemos entre los bolsillos y que podemos...