jueves, 27 de enero de 2011

Esta tarde


Esta tarde se me ocurre que quizá vivimos todos juntos.
Nos presentimos y nos echamos de menos; en la radio suenan viejas canciones de salsa de ésas que son apropiadas para las lunas de miel de la gente antigua , no en vano mi favorita es "Idilio " de Willy Colón , que tiene un tufo nostálgico arrebatador de cosas que ya no pueden ser y que de hecho nunca serán ;casi tiemblo por dentro escuchando ciertas canciones, echando de menos a esa gente que ya no está , pero mira, puede que sí estén porque todavía los siento.
Esta tarde había sol y lentamente se ha ido nublando .
Y pienso , hasta qué punto mi soledad es mi propia obra; a mi alrededor la gente acompañada no brilla precisamente por su felicidad o luz interior ; y sin embargo no soltarían sus jaulas bajo ningún concepto .
Yo solté la mía sin pensar ,por culpa de esas malditas canciones que te dicen que todo ha de ser perfecto ; la gente es más lista que yo, qué duda cabe ; la gente no se deja engañar , todo el mundo sabe que para no estar solo hay que cultivar costumbres y traiciones , soterrar cosillas , hacer compras conjuntas y barrer con los ojos vendados .
También mis abuelos lo sabían , por eso no se divorciaron nunca y por eso nací yo .
Qué decir del inmenso ejército de hombres y mujeres que aguantan porque saben que la vida es eso, aguantar .
Yo que soy tan lista no aguanté , y no me importó hacer caída libre , aun sin madriguera ni alpiste ni colchón .
Siempre fue así .
Menos mal que esta tarde no me siento sola ,por dos razones;
1-La soledad suele ser el precio de la libertad , aunque no te sirva para nada .
2-Tengo la sensación de que vivimos juntos , unos por aquí y otros por allá , presentiéndonos , consolándonos y eludiéndonos , todos los que alguna vez hemos sido , sentido o pensado;los vivos y los muertos.
Algunas veces incluso podemos suplantarnos los unos a los otros.
Nadie podría notar la diferencia.

13 comentarios:

Salvador Navarro dijo...

Esa gente que sentimos están en nosotros, Reyes. No lo dudes.

mariajesusparadela dijo...

Y, curiosamente, esa gente que esta acompañada, barriendo con los ojos cerrados, con toda seguridad, está más sola que tu. Y lo sabe.
Y, al final, los momentos cruciales de nuestra vida como seres humanos, aunque estemos rodeados de gente, hemos de afrontarlos en soledad y esencia personal: nacer y morir.

TriniReina dijo...

Estoy harta de decirlo, estos días grises no son para nosotros, tan acostumbrados al sol. No. Porque se nos meten dentro y nos agrisan el este y el oeste y todo y todo.

Y sale un poco el sol y nos decimos, ya pasó, pero nada, de repente vuelven los grises y nos dejan temblando de nuevo.

No, no estamos solos, no totalmente solos, porque nos tenemos a nosotros mismos.

Besos y soles

Elvira dijo...

"Tengo la sensación de que vivimos juntos, unos por aquí y otros por allá , presentiéndonos, consolándonos y eludiéndonos..."

Yo también, Reyes. Es hermoso. Besos

carmen dijo...

"Por culpa de esas viejas canciones"...


Yo, que nací para ser hada y vivir en el bosque entre la magia, me bajé del carro de la realidad.
Y ya ves, ahora camino entre las piedras del olvido.Entre esas piedras que guardan en su brillo rayitos de sol y calor para mi corazón.
Porque claro que había sol después de noches oscuras . Pero ¡malditas canciones! que abrieron la mirilla de una puerta que se llama libertad.
¿Libertad?...

Me ha gustado tanto lo de "las viejas canciones", que he seguido
besos, princesa!

iliamehoy dijo...

Sentirse solo no es haber fracasado; es enfrentar aún con tristeza, la realidad que uno escogió tal vez no con demasiado acierto. Lo peor de la libertad es tenerla sin saber qué hacer con ella; pero sigue siendo mucho mejor que no tenerla.
Una sonrisa

Isabel dijo...

Buen presentimiento.

Te diría sobre el tema que depende de la infancia sabemos o queremos estar más o menos acompañados.
Yo que fui hija única, anhelo la soledad, la busco. Mi Manué dice que tengo que perderme un ratito cada día. Depende, siempre depende...

Besito.

José Luis dijo...

No sé qué dedcir, pero me parecería injusto no decir nada cuando uno disfruta leyéndote... gracias por compartir tu soledad.
Por cierto, qué buena idea esa de que quizás todos nos conozcamos... es tentador para escribir algo.
Besicos

Sue dijo...

Qué verdad eso de que la soledad es el precio de la libertad.
Curiosamente me siento mejor desde que decicí hacer mi propio camino en lugar de seguir el de los demás, aunque a veces esté más sola que la una (o siempre). No me quejo porque durante el trayecto puedes conocer gente interesante y mágica, como tú, Reyes.

Un beso gordo como una pelota.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No sé, compa Reyes, si en tu texto hay más esperanza que desesperanza, o viceversa. O quizá hay un poquito de cada, un poco de ambas cosas. En todo caso, es una hermosa (y, como siempre, bien trovada) reflexión, que me ha hecho pensar y disfrutar. Gracias, pues...

Un abrazo y buen fin de semana.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Reyes:
Me has hecho acordarme de una canción de Silvio Rodríguez, que se llama Casi Gladys, Carmen y un poco de todas, más conocida como Canción de Invierno, que dice.
La angustia es el precio de ser uno mismo.
Mejor ser felices como nuestros padres
y hacer de la lástima amores eterno
hasta que a la larga, nos tape el invierno.

Hemos hablado sobre este tema. Yo creo que no deberíamos ir a los extremos de estar solo o estar casado. Creo que el problema se resolvería si sacaríamos el sexo, de la cárcel del matrimonio y de las relaciones estables de pareja.
Deberíamos terminar de comprender que somos, aparte de sociedad, naturaleza, y de hecho, somos más naturaleza que sociedad, porque la naturaleza es fruto de la obra perfecta de Dios, y las leyes sociales son el resultado de la sapiencia humana, que es bastante escasa. Somos aún una raza muy poco desarrollada racionalmente, porque si lo fuéramos, no encontraríamos placer en inhibir nuestro raciocinio, y como todos sabemos, nos divertimos en discotecas, donde la música estridente no te deja pensar, donde no puedes comunicarte, y donde necesitas estar borracho para soportarlo. Bueno, en ese punto estamos.
Somos tan atrazados aún, que ninguna civilización estraterrestre entiende aún que ha llegado el momento para contactarnos.
Pues bien, si observamos la naturaleza humana veremos que en 28 días, la mujer fabrica 1 célula sexual, y el hombre fabrica 1000 000 000 de espermatozoides. La lógica matemática dice a las claras que tal desproporción no apunta a la idea de la fidelidad sexual.
Luego, la hembra humana es la única dentro de los mamíferos, que no tiene época de celo, la hembra humana está constantemente en celo. Así que si nos guiamos por eso, podríamos concluir que ellas podrían tener una vida sexual mucho más activa. Comozco a muchas mujeres que tienen mucho menos sexo del que quisieran, y hombres también, por supuesto.
Resulta ilógico que suframos tanto por falta de sexo, cuando es algo que nos lo podríamos dar los unos a los otros sin ningún problema.
El único problema es moral, pero es que la moral es un invento nuestro, algo que podriamos derribar.
Yo, que he nacido y vivido en un país muchos más abierto sexualmente (Cuba) sé por experiencia, que esa libertad sexual, puede ayudar mucho a las personas a ser felices.
Una vez me dijo una muchacha, que una sociedad en la que todos follaran con todos, sería un caos. Yo le dije que un caos era esta sociedad donde los unos se matan a los otros, donde los unos esclavizan a los otros, donde los unos explotan a los otros. Y bueno, donde no follamos, jejeje.
Besitos:
Tadeo

O SuSo dijo...

Tengo un amigo que se ha casado con su primera novia,la que conoció con 15 años, después de estudios,trabajo y comenzar a montar una casa, que faltaba? se casaron, siempre me dice medio en broma medio en serio: "Si llegas a cierta edad sin pareja es que tienes alguna tara" Yo sólo me rio y muevo la cabeza afirmativamente, y si, somos tarados para esta sociedad, por elegir, por conocernos, por disfrutar del silencio, por no aceptar pareja cómoda, por no seguir sus esquemas, porque nos reimos si lo sentimos y sino lo sentimos ni los buenos días a nadie...creo que somos hijos de la generación que no se divorció con motivos de sobra para hacerlo y por eso no queremos cometer el error de dejar una pizca de nuestra libertad por estar con alguien por estar.


Sólo puedo decir:
Que viva los tarados capaces de vivir consigo mismos!!!

Ampersand Libros dijo...

"Esta tarde había sol y se ha ido nublando"...En tu último poema prometes que "el sol siempre sale" (más o menos), así que... en estos casos donde la aparente soledad hace su presencia, sólo que hay que despejar un poco el punto de vista, como un cristal empañado, y podremos seguir viendo el sol, como siempre. Besos de una solitaria por pura elección ;)

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...