martes, 13 de septiembre de 2011

Un café

Estoy viendo amanecer desde esta ventana ;esto de los insomnios ya empieza a ser una costumbre.
Mañana empiezo un tratamiento autoimpuesto por prescripción alternativa.
Mientras tanto , un café??

23 comentarios:

TriniReina dijo...

Y has vito la luna?
Desde mi ventana se ve y también tengo en las manos una taza de café.
No, no tengo insomnio (será lo único malo que no tengo) pero me gusta madrugar:)

Besosss

añil dijo...

Un café tempranito y ver amanecer, en ello estoy.

Un beso

Emilio Manuel dijo...

¿Prescripción alternativa?, ¡¡uff!! no se, no se, yo te diría que dejaras los cafés.

Saludos

Anusky66 dijo...

Un café en buena compañía , una magnifica forma de empezar el martes.
Unbesazo

genestel dijo...

Cada mañana veo amanecer..., y cada vez me gusta más. pero el café no me gusta demasiado (sólo cuando me apetece mucho), aunque adoro el aroma que desprende al hacerse....
Por suerte el insomnio es algo que me aparece muy de vez en cuando...

¡Buenos días!

NáN dijo...

¡Por supuesto! Y un cigarrillo. Y buena conversación.

Laura Uve dijo...

Acabo de tomar uno, pero me apunto a ese con corazón.

Los amanecers son preciosos, es la compensación al insomnio.

A ver si funciona el tratamiento... Besos.

Alice vio la luna... dijo...

A mí todavía no me lo ha quitado el médico, pero todo se andará... Yo creo que lo del insomnio es cosa de la edad y a mí me ha dado muy fuerte :-(

Besitos,

Francisco Espada dijo...

Me encanta el café; aunque ahora lo toco descafeinado de máquina, dortado, calentito (a pesar del calor) y sin azucar. Soy madrugador desde siempre y me gusta ver amanecer. Para mí despertar temprano no es una contrariedad, sino lo habitual, así que por las noches no tiene necesidad de reprenderme el hada madrina ni pierdo el zapato de cristal por llegar al lecho antes de las doce.

Muerte roja dijo...

Ya nos cuentas como te va con ese tratamiento autoimpuesto.

Hoy había luna llena no?

La luz entraba por la ventana de mi dormitorio...
Besos Reyes ;)

Encarni dijo...

Acabo de leer tus dos entradas últimas, y me tomaré un café contigo, pero ahora no, que dentro de un rato tengo que ir a la cocina a terminar el almuerzo de hoy que dejé ayer noche. Vengo de limpiar una casa por unas horas, algo que no me gusta porque he tenido malas experiencias, pero de vez en cuanto lo hago para llegar a algunos números, tal vez para el material escolar de mi hija, para ir a la peluquería que llevaba cuatro meses sin ir, para juntar algunos euros y pagar alguna deuda, porque otra cosa no, pero cebollas tenemos todos/as. Y tengo un marido autonomo que se levanta a las cinco de la mañana, para volver a las tres de la tarde cuaanto más pronto. Entre averías y multas hay días que no se costea salir a trabajar, pero... todavía podía ser peor, de momento no me quejaré, que es martes y trece y podría ocurrir cualquier cosa.

Esta tarde en ves de un café tomaré un té, es que el café me ppone nerviosa y el té me gusta más.

Bueno Reyes, un beso.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Cuando veo amanecer, compa Reyes, suelo estar tan dormido, que me parece una osadía decir que veo amanecer; más bien tendría que decir que imagino amanecer. Me alegro de que, en cualquier caso, lo disfrutes... Un fuerte abrazo y buen día.

Genín dijo...

Yo no padezco de insomnio, solo que soy un noctámbulo empedernido, pero lo disfruto...
Salud y besos

Elvira dijo...

A mí me lo quitaron cuando había empezado a tomarlo, a los 15-16 años. Es que siempre me ha costado dormir.

Espero que el tratamiento autoimpuesto sea un éxito. :-)

Un beso

ana dijo...

Reyes preciosa, tus letras siempre me emocionan, y hoy después de hablar contigo mucho más. Eres una mujer con muchos valores y una persona entrañable, fíjate que hemos hablado dos veces y creo conocerte desde siempre. Ese café lo tomaremos un día, sea al amanecer o al atardecer, y seguro que será con tu mejor sonrisa,porque después de la oscuridad viene la luz y ya te toca.

Un besazo y mucha fuerza que la vida es muy bonita.

Tracy dijo...

¿Cómo estás preciosa?
¿da igual un té?
Ana fue a mi blog está preocupada por tí.

mariajesusparadela dijo...

Tomémoslo juntas y le metemos una buena charleta...
Si madrugas tres días, al cuerto se acaba el insomnio. Pero hay que tener voluntad y no echar una siesta en medio.

Elysa dijo...

¡Vale! Cargadito por favor.

Besitos

O SuSo dijo...

Yo también he pasado estas últimas noches en duermevela...no sería la luna brutal? o que se está acercando el cambio de consciencia?

Por cierto, los días que no tomo café y me paso al Roibos duermo mejor.

Un abrazo

Adriana Alba dijo...

el cafè no es saludable para el insomnio....

Saludos, me gustò mucho visitar tu espacio.

virgi dijo...

Pue yo me levanté hoy las 4am. Así que un día te llamo...¡y espero que estés despierta!
Café no, un zumo mejor y un rato de conversa.
Besitos, cielo.

MariluzGH dijo...

A mi no me gusta madrugar (nunca me gustó) pero no me importaría hacerlo si eso significa tener un trabajo aunque tenga que dejar de ser noctámbula...

mi café que sea frío, sin azúcar y con hielo, por favor :)

un abrazo grande, sevillana

Lapislazuli dijo...

Aunque debo madrugar... me encanta la noche, pero con mate. Esperare si resulta el tratamiento. Un abrazo

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...