lunes, 12 de septiembre de 2011

Ruta cero

Algunos días son pura ruta cero.
Como si estuvieras perdido por una carretera tan vieja que no tiene ni nombre ; no es que quiera enumerar mis desgracias , porque seguramente no hay ninguna relevante; mis deseos, pues no sé qué deciros, no tienen nada de budistas , igual con una lluvia de billetes se arreglaba todo , o quizá una buena parte de ese pequeño todo; pero sí diré que hace un tiempo que me siento agotada ; los niveles de placer bajan a mayor cantidad de droga , léase comida o alcohol doméstico o social ;me hace falta más, cada vez más; y luego nada .
Y luego nada .
No quisiera parecer triste , porque poseo una habilidad más que razonable para querer y que me quieran ;el sábado estuvimos en la playa , al sol que más me gusta ; el mar estuvo juguetón y cálido todo el día ,por lo que los niños de mi amigo Darío y mi hija se lo pasaron genial; he hecho amigas de mis ex compañeras de trabajo que son majísimas y tengo fotos con ellas en el facebuk(el otro día estuvimos juntas en sitios de Sevilla que no reconozco, pero eso no importa) ;tampoco necesito grandes cosas para vivir, yo;tengo catedrales a escala de buen rollo , yo; ha venido mi ex y toda la vuelta al cole ha salido perfecta , ha encajado todo ,incluso los rotuladores que me ha enviado esa amiga de gran corazón cuyo nombre empieza por A , que han terminado entrando en la lista ,junto a esos montones de libros bienolientes que mi niña almacena en una mochila preciosa de las Monster High;el colegio ha sido reformado y huele a vida y a nuevos retos; fue ella, mi hija, quien esta mañana me decía toda repipi "Me preocupa haber perdido mis conocimientos ", jeje, como si estuviera estudiando física nuclear , "tranquila , no has perdido nada , repasaréis y aprenderás cosas nuevas " , le dije , tratando de engañarla y pasar por una madre que sabe animar y que habita en la parte serena de la vida; doy gracias como una china acuclillada en su estera , por tenerla a ella que crece ajena a mis engaños ; pero no me los creo,yo.
De un tiempo a esta parte , cuando me saco la pátina superficial raspando un poco, sale la carne fresca y triste de mi falta de ilusiones.
Hago cosas, por supuesto; escribo y envío botellas al mar con mis mensajes y me pillo el látigo con silenciador para ir tirando de intelecto en los días duros , para no acabar "realmente " mal , como nos amenaza la buena literatura , plagada de desánimo , suicidios y alcohol ; yo creo que siempre se nos ha educado para la tragedia y también creo que en mi fuero interno siempre me he negado a ello.
En mi familia las ha habido de tales dimensiones que me parece que ese lenguaje lo domino a la perfección ; podría escribir preciosos libros para hacer llorar a todas las mujeres y hombres de mi sociedad ; para que lo sepáis , no escribo nunca nada que no sea verdad al menos en un cincuenta por ciento ;la gente de la historia de Paradela no eran verdad ,pero sí hubo un perro que murió ahorcado por mearse en una cama;( más concretamente el padre de Charlie, un perro que tuvo mi madre ); me guardo las crueldades que se oyen por ahí y un día , sin saber por qué , me salen por la punta de los dedos .
Cómo no saldrían en esas novelas que un día , me atrevo a pensar , escribiré , con la espalda rota , sentada en una silla de ruedas que chirriará cuando cambie de postura; cuando mi hija me haya olvidado; cuando el blog se haya convertido en otro de mis pañuelos al viento, como esos amores vaporizados que me gustó inventarme; cuando me haya convencido de que todos los esfuerzos son inútiles.
Algo parecido es lo que siento de un tiempo a esta parte , en este desierto que está creciendo dentro de mí,cada vez más grande y desabrido, donde las sombras de los bellos árboles , al acercarse mis pies descalzos y mi cándida cabezota , se convierten en arena caliente.
Y ni siquiera lo pienso: quiero decir que no me regodeo ni nada de eso.
Le pongo una zancadilla a mi pensamiento negativo y se acaba pegando un costalazo, pero es que para sentir este vacío no son las palabras las que tienen la culpa ; supongo que es el balance que se hace desde los ángulos de la soledad interior.
Llevo demasiado tiempo sembrando sin recoger , o eso me parece ; llevo demasiados meses corriendo para pagar esto y aquello, jugando con las facturas como si fuera un maléfico ping pong , y me cansa pensar en chorradas ,(" si pago esto no puedo pagar aquello "); el no tener apenas tiempo para mí y cuando lo tengo, no saber qué hacer con él; entender de una buena vez que amé a quien no me amaba ; regalar las frutitas de mi cesta para terminar siendo una estadística en la panza de un lobo enano; aprender cosas alienantes y estúpidas para que una empresa te use durante seis meses y luego te cambie como a una rueda de repuesto; criar a una niña que cada día exige más y ya no es tan graciosa como los niños de guardería sino una persona con todas las de la ley: entender que las ilusiones de Septiembre se fueron con la lluvia de los primeros días porque todo va a seguir siendo lo mismo , aunque me guste pensar que las cosas buenas siempre están por ocurrir.
Sin hablar del futuro , que es una cosa gris plata con veteado de negro al que ni siquiera me asomo porque no me interesa.
No me interesa.
Me interesa , o quizá es demasiado decir que me interesa, este presente al que no le encuentro por ninguna parte el botón de la F ;
la F de Fantasía.
(Es posible que en unos días no tenga conexión ; por eso dejo este tocho a modo de encíclica , para que no olvidéis a la reyes más coñazo y espesa).
Os quiero a todos , virtual pero también humanamente.
(La foto es del sábado en Punta Umbría; hizo un día estupendo ) .

11 comentarios:

Sila dijo...

No tengo nada que decirte, solo que andamos en la misma batalla y que te quiero de verdad.

Tracy dijo...

No me gusta verte así, pero si es lo que toca..., p'alante que tú puedes y me parece bien que no mires el futuro ¿pá qué?, aunque fuera color rosa. El presente, el presente, ¡a por él!

ana dijo...

Como se dice por aquí, "chocho" que tú puedes, que eres muy maja, que tienes una nena preciosa, que has tenido un mal día y ya está. Joder tía, venga no te derrumbes porfi, te llamo uno de estos días y hablamos ¿vale? venga guapa, y madre mía como escribes,era una escritora con todas las letras, sólo te falta un padrino y de aquí a la fama.

Muchos besicos.

Genín dijo...

Pos si que andas desértica si...
En estos casos eso de darte ánimos no creo que te sirva para nada, aunque a mi me suele gustar que a alguien le importe algo mas que un pimiento.
Pues si que te vas lejos a la playa ¿No?
En fin, Reyes, guapa, tomatelo con filosofía, animo mujer, que palante hay que tirar y mejor es hacerlo voluntariamente que a la fuerza.
Besitos y salud

Francisco Espada dijo...

La importancia de la tragedia helénica radica en la catarsis; luego vendrían los confesionarios y los psicólogos. Para mí que tú, Reyes haces una verdadera catarsis desembuchando cuanto dices, como quien se ducha después de la playa y se quita los restos visibles de arena y los inapreciables de salitre. No dejes de confesarte contigo misma que te hará mucho bien. Y ya sabes, en el consumo no está la felicidad (el consumo es insaciable), y la recompensa a ese amor no correspondido y truncado es ni más ni menos que esa criatura que acaba de volver a clase, que necesita libros y rotuladores y que es para ti más importante que tu propia vida. ¡Ánimo, se fuerte!

Montserrat Sala dijo...

Caramba Reyes, me has dejado de una pieza. Chica nímate. TE voy a decir lo que tienes, y recapacita
Lo primero de todo: tienes juventud, que és algo an valuoso que no tiene precio, y que junto a la salud, ya es inasequibble para muchos. Así que por esta parte has de estar feliz.
Por lo que dices, tienes una hija, esto te obliga ano tener baches, ni depres. Es lo que necesita para su creciminto normal y sano. Dinero?

¿que no tienes dinero? pero tienes para lo mas básico? Si es así, no te quejes. y si me dices que nó, tienes que ir a una asistenta social. También hay otro medio: Pedirlo abiertamente a tus amigos,
Tendrás un ocasión de oro, para despachar, alguno que se lo merece.
Todavia tienes otro camino: tu pluma.
Tiene tal caudal de riqueza, que ni lo puedes imaginar. Hazte colaboradora de los periódicos. escribe columnas esribe cartas a los lectores. No, decididamente no tiense motivos para quejarte. Que no tienes amor físico? una cama caliente?...la ´tendras mujer no desesperes y trabaja, como te indico. Saldras adelante. Seguro!!!
Que quién me ha dado vela en ese
entierro?

pues tu y nadie mas. obstante, si en algo te he ofendido disculpa.

TE mando un traileer lleno de besos

genestel dijo...

Me siento a tu lado para tomar un café (hoy me apetece tomarme uno, dos o seis!, llenitos de azúcar además), para que nos entremezclemos puesto que me siento muy identificado con lo uqe dices, con lo que cuentas, con lo que sientes.
Un día mi hija me olvidó.
Un día mi ex se aprovechó de mi todo lo que pudo.
Un día mis amigos me dieron tal patada en el culo..., que no me dolió de la mismísima sorpresa y por quedarme con la boca abierta (tan abierta que casi me confunden con un hipopótamo y me llevan al zoo, que por otra parte no hubiera estado nada mal, por cierto).
Un día me quedé esperando con la mesa puesta y las viandas expuestas a que vinieran a cenar y me dijeron "que s ehabían olvidado"...
Un día me apartaron del trabajo que mejor sabía hacer para poner a una niña que cobraba el sueldo mínimo.
Un día perdí a mi hermano porque su orgullo lo gobierna...
Un día... y otro día... y otro...

Pero siempre me quedan fuerzas para tirar del carro (no me explico cómo) y aunque el camino esté llenito de putas piedras, tiro y tiro y tiro...

Si pago esto, no puedo pagar lo otro, pero al final lo pago todo y cuando la cuenta se queda a cero pero todo está correcto, respiro por unos días hasta volver a empezar con la misma rueda.

Y me escapo a la playa, que aún es gratis y jugueteo con el sol y la arena, y le hago el amor a la espuma de mar, y me siento como Poseidón cuando me sumerjo en las aguas saldas..., ydesconecto del mundo y lo mando todo a la mierda por unos minutos.

Y eso es lo que voy a hacer en un ratito.

Y seguiré tirando del carro. Como tú.

Un beso!

Isabel dijo...

¡Mader mía! Vaya frase al de tu hija, claro que con una madre como tú...

No dejes de escribir, guapa que lo haces muy bien.

Besos

Elysa dijo...

No tengo mucho que decirte, Reyes, solo que esa batalla frustrante de que pago y qué no también la vivo día a día y requiere muchas energías, lo sé...
En fin, queremos seguir y lo hacemos.

Besitos

O SuSo dijo...

Estas cerca de que tu vida avance...no temas, TODO lo que desees de corazón vendrá.

Tú niña no tengo la menor duda de que es un encanto, y ya tiene que ri saliendole el genio, a ver, de tal palo....

Un abrazo y muchos ánimos.

MariluzGH dijo...

Es lo que tiene la vida de la buena gente, que la putea por todos los lados... afortunadamente tienes un carácter nada depresivo y guardas una dosis de esperanza (ilusión, fantasía)... a mi me gustaría tener una varita mágica para hacer que llamara a tu puerta un editor con un contrato super y digno de ti

dos abrazos para ti, reina ;)

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...