sábado, 24 de septiembre de 2011

Qué puede hacer qué

Qué puede hacer que una tarde de viernes me atreva a bajar a Sevilla con el coche , para intentar aparcar en Torneo (pensaba patearme la calle Calatrava hasta la librería la Fuga , aunque fugarme es lo que quería yo después de una hora dando vueltas y gastando gasolina inútil ) ; qué puede hacer que mueva el culo hasta ese punto ahora que está refrescando y tengo más ganas que nunca de no hacer nada más que lo necesario y aun así con muchos paños calientes, en un momento que como sabéis algunos no es el mejor precisamente .
Pues señoras y señores, un blog.
Un autor , un libro.
Un amigo .
Me parece que Raúl(www.elalmadifusa.blogspot.com) fue de los primeros que descubrí cuando aterricé en la blogosfera procedente de los foros de Crianza natural , hace ya unos cuantos añitos; siempre le he seguido, a veces me lo imaginaba como un intelectual muy serio y esperaba un gafapasta parco en palabras ; ayer sin embargo me encontré a un hombre de mirada chispeante que me abrazó como abrazan los amigos .
Llegué tardísimo , me hubiera encantado oírlo , pero no pudo ser, llegamos Selene y yo a esa hora (no diré que no recomendable) de cuando la gente se está organizando para ir a tomar unas cañas porque ya ha pasado todo.
Teniendo en cuenta que casi no llego, diré que finalmente me alegré un montón de aparecer , ( como añadido ,conocí al autor de Extremófilos , al que perdí la pista cuando cerró su blog , y de poder hablar personalmente con Raúl ) aunque no dejé de sorprenderme de estas cosas que tiene la blogosfera .
De vuelta a casa , donde una Selene parlanchina me mareaba con las impresiones de la velada ,me alegré sinceramente de llevar este libro en el asiento del copiloto ,para poder empezar a leerlo esa misma noche; unos relatos que he leído , seguramente , sentada en mi silla delante del ordenador y que ahora se pueden leer en la cama , justo antes de apagar la luz, como un libro más, uno de esos libros que me han acompañado en la vida.
Algunos relatos de Raúl tienen la capacidad de dejarme pensando , como los de Carver hace mil años; tiene una forma de contar precisa y llana que cuando se permite usar poesía te deja a cuadros ; hay uno en particular (el del padre que quiere que su hija lo salude desde una ventana de hospital) que simplemente me hace polvo .
Es extraño saber que ese libro ( su maduración , pensamientos , ideas,sensibilidad ) procede de alguien a quien conoces(lo he sentido antes , por ejemplo con Miguel Baquero , el libro coral de Nán , y otras obras de blogueros , sinónimo de autores que son amigos).
No deja de ser curioso .
Aunque en el momento presente estoy muy lejos de ello, sé que si un día consigo algo como juntaletras Raúl estará , como los que estáis ahora, y puede que sienta estas mismas cosas cuando lea en papel lo que un día escribí, clandestina y desesperada ,robándolo todo de la misma boca de la vida.
Puede que hasta piense (penséis) lo mismo que yo.
"Quién diría que puede escribir así, qué maja" .
En fin .
Para eso estamos, para disfrutar cuando podamos, entre tanto esfuerzo y tanta lucha .
(Por supuesto recomiendo el libro, claro , se llama Elefantiasis y la editorial es Talentura ).

14 comentarios:

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

El conocimiento personal tuyo y el mío de Raúl, podría decirse que es complementario, pues tú llegaste a la hora de las cervezas y yo, cuando vino a Barcelona a presentar su libro, me tuve que marchar justo en ese momento. No obstante, coincidimos en la impresión de este zagal; es cierto que emana algo muy positivo.

Espero que disfrutes de su libro, como otros lo hemos hecho.

Un besote.

Tracy dijo...

Tú cuando hagas un libro, dímelo que lo compre.

mariajesusparadela dijo...

Ando a salto de mata contigo.
Bueno, no, voy de muerta a viva, porque ayer me mataste con una amenaza de cerrar el blog y hoy me avivas con tu deseo de ser un día como Raúl...
Si lo siguiente que toca es "mata", sáltatelo a "vida", que ya está ahí el concurso, en este fin de semana ( de viernes, 30 a martes,4 que ahora ya trabajo y ando a toda prisa y si no lo pongo el fin de semana no me dará tiempo de leeros bien).

Araceli Esteves dijo...

Conozco el libro, que me encantó, y conoceré también el tuyo cuando lo publiques, que ya estás tardando, amiga.

Francisco Espada dijo...

Calatrava, la Alameda, La Fuga... Saber que has pasado por mi puerta y no te he detectado, saber que es posible que hayamos coincidido en esa librería, que posiblemente tengamos amigos comunes: poetas que trampalean recortes a la vida, que driblan con las palabras y hacen lecturas en ese local...
Sé que vamos a encontrarnos algún día y me emociona. Besos.

ana dijo...

si tu lo recomiendas habrá que leerlo, como espero algún día leer los tuyos, eres una juntaletras genial y mereces la oportunidad de juntas esas letras en un libro maravilloso.

Un abrazo como se abrazan las amigas.

Jose Vte. dijo...

Yo ya estoy esperando ese libro juntaletras para degustarlo y criticarlo, jejeje.
Es bonito ver a amigos conocidos a través del blog, yo sólo he podido conocer a uno, y me gusta haberlo hecho.

Un abrazo

Elysa dijo...

Me lo apunto, Reyes, en la misma libreta de libros pendientes donde algún día apuntaré el tuyo.

Besitos

Genín dijo...

La vida mas allá del 2.0 puede ser muy interesante, no hay que abandonarla...
Besitos y salud

Montserrat Sala dijo...

Que, que, qeee?. Que estás escribiendo un libro? Carammba chica, estas cosas se avisan!
Para ahorrar y comprarlo enseguida. Faltaría mas!
recibe todo mi apoyo, en esta nueva singladura. Un beso guapa!!!

Sue dijo...

Me lo apunto, ya lo había escuchado por ahí, creo que en el blog de Baquero.


Besos.

TriniReina dijo...

Hay preguntas a las que nos cuesta escribir respuesta. Quizá la amistad, el deseo de poner cara a los que leemos y,a través de la pantalla admiramos, el gusto por sus letras y poder tenerlas en la mesilla de noche en lugar del PC. En fin, que sea por lo que sea, el caso es que se pasa muy bien en estos actos entre amigos.

Besos

Raúl dijo...

Avísame cuando me lleves de paseo de tu mano, por favor...
Sonrío ahora y no es en abstracto, lo hago pensando en muñecas de ojos verdes.

Salvador Navarro dijo...

¿Cuándo bajarás a Sevilla a buscar el mío?

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...