miércoles, 6 de junio de 2012

Lo haremos bien

Llega el verano y para variar,toca mudanza.Ni me acuerdo ya de cuántas veces me he cambiado de casa y de cáscara en los últimos años,cuántas cajas con los bordes aplastados habré trasladado de un sitio a otro,cuántas noches de insomnio pensando en cuestiones que resolver;no hace un año todavía que mi ex jefe me mandó un camión sin papeles y dos operarios agotados para trasladar las cosas grandes (camas y armarios)que llegaron rotas por la chapuza con que se hizo todo,sin ganas y muertos de calor;no hace un año todavía que apoyaba mis pies desnudos sobre los embalajes clamando por un novio que me ayudara al menos moralmente,creo que fue entonces cuando tomé conciencia de mi situación y me preguntaba por qué estaba tan sola, si no tengo nada raro aparte de esa tendencia a escribir poemas malos y la capacidad profesional para la angustia;creo que ya entonces se empezó a abrir algo en mi interior como una flor en el desierto,o quizá era la intuición de la felicidad en medio del caos. Sea como sea,las cosas están cambiando,y aunque me acojono pensando en todo el trabajo que tengo por delante,sigo confiando en que seré capaz. Escribiré doce folios cada día,por supuesto,lo haré por amor también,porque hacia mí misma nunca lo he sentido,pero llega un momento en que no puedes tirar a la basura la confianza de los otros;cultivaré la serenidad que no es mi principal virtud pero todo en esta vida se puede regar como se riegan las flores,empezando por el propio corazón.Juro por Dios que no necesito grandes cosas para vivir,en realidad cada vez simplifico más y más,y aunque ahora parezca todo más liado que el moño de una gitana,llegará ese día en que pueda por fin sentarme y respirar hondo,mirando los frutos de tanta lucha metidos en canastas;o quizá el fruto de mi cosecha pueda simplemente colocarse en vertical sobre una estantería.Serán esos libros de tapas finas que contarán todas las historias pequeñas que una vez pensé contar. Si lo consigo estaré preparada para la mudanza definitiva,la que no necesita cajas ni barras de cortinas,sino un suspiro último y a volar. Mientras tanto os invito a hacer un experimento;id al espejo y decid lo mismo que esta niña,(la postura no es necesario que sea igual)y luego me contáis los resultados en los comentarios de este post. Dicen que se manifiestan rápidamente. Veréis qué interesante.

14 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Llevo media vida diciéndome esas cosas. También os las digo a los demás.
Y funciona.
Lo contrario, además de deprimir, nunca soluciona nada.

Marisa dijo...

Estar a gusto con uno mismo
es lo que importa sea donde sea,
y si piensas que el entorno que te rodea no te hace feliz, puede que sea el momento de buscar otro, si las circunstancias lo permiten,¡claro!

Un beso

Tracy dijo...

¡¡¡Fantástico!!!
Voy a hacer este ejercicio a diario.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¿Para qué tengo que molestarme en ir al espejo, si aquí, sin moverme de delante de la pantalla veo cosas que me gustan.

Bueno, será que es lo tuyo,mariposa.

Besos.

Nieves dijo...

Me gustaaaaa todo lo que me rodeeeeeeeeaaaaaaaaa!!!!

Siiiii siiiiiiii siiiiiiiii!!!!

Soy feliiiiiiiiz ...... YEAHHHHHHH


pd: pero casi no me puedo creer que te mudes otra vez!!!

Genín dijo...

¿Y hay que decirlo en Inglés?

¿Y hay que rejuvenecer?

¿El pelo rubio y rizado hay que tener?

Sinceramente el cambio de sexo me da pereza...jajaja

Lo de rejuvenecer me interesa una jartá ¿Como se hace reina de la morería?
"Virgencita virgencita, mejor déjame como estoy"...jajaja
Besos y salud

Eastriver dijo...

jajaja, estos textos tuyos que emanan este optimismo sincero, sin estridencias, me encantan. Porque no son de manual de autoayuda, sino de alguien que ya se ha autoayudado muchas veces y huele que las cosas van a ir bien, y apuesta para que las cosas vayan bien.

Como la niña me atrevo con todo. Lo que más me costaría, lo de me gusta mi pijama... pero bueno, te juro que me autoconvenceré que mi pijama de mercadillo es alucinante. Petons.

Montserrat Sala dijo...

Como me ha gustado esta entrada!!!las mudanzas, aunque en cada una de ellas pierdas una sábana. (que se fastidie la sábana). En cada mudanza tu también te vas renovando, y conviene, sentirse nueva empezaar una nueva rutina, conocer otras gentes... Saber que nada es definitivo. Eres muy joven, y despues de dormir un par de dias enteros,tu cuerpo volverá a pedirte caña. Seguro!
Pero sigue escribiendo estas impresiones que tambiém seran diferentes aunque sean de lo mismo. Embala todo, pero deja que tus ansias de vida,tu imaginación vuele libre. Sin trabas,ni cajas de cartón.
enfín ya me coneces, soy rollera, contigo no lo puedo evitar.
Un beso.

Sue dijo...

Lo harás de puta madre ¿has soñado con el color morado? eso te da más puntos.

Un beso, corazón de mudanza.

Me encanta esa niña yanqui!

O SuSo dijo...

Pequeño contratiempo, me han cortado el pelo y no me gustaaaaaaaa,aaaaiii ahora a esperar que crezca un poco.
Pues si, aquel día algo creció en tu interior y comenzó a florecer una cosa muy bonita.
Si no es tu última mudanza, al menos que sea con una sonrisa!!

Abrazos

BB dijo...

Y yo te diré como el personaje bíblico, Ruth, a su suegra: donde quiera que tu vayas, yo iré, tu pueblo será mi pueblo y tu dios será mi dios...
Y lo harás bien, porque sí, porque es como sabes hacerlo.
Todos te acompañeremos en este nuevo periplo.
Muchos besos, querida Reyes

Larisa dijo...

No sé de dónde has sacado ese vídeo que grabé el otro día en mi cuarto de baño, pero ya has sido convenientemente denunciada. Exhibir imágenes de una menor sin su consentimiento es delito.

Y ahora que ya sabes que tengo cinco años, ¿me quieres igual?

Besos superdotados.

virgi dijo...

Que monería de vídeo. Tal pa' cual, la niña y tú.
Tal vez esta es la mudanza definitiva, ¿qué te parece?
Besos, tesorito

Elysa dijo...

Llevo un montón de tiempo diciendo esas cosas frente al espejo, y frente a otros y creo que funciona.

Besitos

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...