viernes, 8 de junio de 2012

I had a dream

Yo también tuve un sueño,qué carajo.En mi sueño los bancos eran un mal del pasado,(pura utopía,lo sé,pero es que a mí me dio tiempo de ver cómo la gente cobraba en sobres de papel marrón,así que puedo imaginar un mundo sin cuentas corrientes donde las cosas se puedan tocar y entre ellas,el dinero).En mi sueño volvíamos a la vida sencilla donde los borregos no íbamos por ahí con la chapa identificativa,en mi sueño se permitía el misterio igual que si fuera una dama asomando velada entre las cortinillas de un carruaje;hoy los únicos que tienen privacidad son los malos,los mafiosos(los gorileros,Arguiñano dixit),los que manejan el cotarro a quien nadie les pregunta de dónde sacaron lo que tienen porque todos lo saben(Leonard Cohen dixit).En mi sueño no había funcionarios esquilmados ni lagrimitas en la sombra,sino un pueblo que aprende cosas del pasado y practica la paz como forma de vida( otro apunte;después de ver en las noticias al simio griego de "Amanecer dorado" dándole de ostias a una mujer de otro partido político,ya no tengo miedo de que la ultraderecha se meriende el continente;se descalifican solos;aunque sigo sin entender el empeño de Obama,por decir algo,o la gran cúpula del poder invisible por guardar las apariencias;quiero decir,ya una vez filosofaba acerca de las mentiras con que desayunamos y almorzamos y nos vamos a dormir,esa necesidad de maquillar la podredumbre que preserva nuestra forma de vida;¿Acaso no sería más fácil que los presentadores de informativos empezaran sus boletines diciendo"Como ya sabrán,ustedes no importan una mierda y por eso les van a subir los impuestos sin que ocurra nada" o "Queridos bultos humanos,como saben,este mes muchos de ustedes lo van a perder todo pero nuestra clase política sigue a lo suyo" O "Como damos por sentado su falta de criterio y analfabetismo,a continuación les ofrecemos un chorro de publicidad para que se entretengan con los cacahuetes"...?)etc. De toda la vida los crímenes de estado se han ocultado para proteger el estado de las cosas y de toda la vida lo que se ha fisurado ha terminado por romperse,desde los romanos hasta la piel de mis muslos,así que por qué no dejar de mentir a nivel público;debe ser que por encima de todo,guardar las formas funciona. Por eso no se habla de los mineros en lucha,de los estudiantes de Sevilla organizando perfectamente sus paros,de las oleadas de gente que está en las barricadas,ni los amables Borbones hacen referencia alguna a ese pueblo al que tanto aman y están dispuestos a proteger según la carta magna de la gran Mentira que nos rige. Hablarles a las ovejitas con voz dulce y contarles el cuento de la buena pipa mola tanto que inventamos las ruedas de prensa y los boletines y desde entonces habitamos un país civilizado. Los moros malos y los americanos buenos pueblan nuestro mundo,mientras en el patio las vecinas con los rulos puestos discuten si Reuters ha dicho la verdad acerca del rescate de la doncella España,de repente convertida en negrita violada por un casco azul de la ONU ,donde hay carne fresca no manda marinero,esto ya se sabe,ni altruismo que valga.Sin embargo en mi sueño no salía nada de esto,sino un país en progreso donde la gente se decía cosas bonitas al espejo,se follaba dulce y frecuentemente sin afanes reproductivos y se dejaba en paz al prójimo, o en todo caso de vez en cuando se le visitaba para regalarle un cuenco de ciruelas lavadas recién cogidas del árbol. En mi sueño los bancos eran un invento superado,nadie necesitaba que le prestaran nada para poner cuatro paredes unas encima de otras y tratar de vivir hasta el último día,(la vida no debería tener que pagar tributos en ningún caso),ojalá fuéramos capaces de verlo así,ojalá lo hubiera visto yo cuando coleccionaba tarjetas de crédito y me aburría. Sí,me aburría tanto y de manera tan espantosa que hasta me gustaban los centros comerciales.Y monté un pequeño negocio y le pedí dinero a los bancos y a la Junta de Andalucía y me creí que alguien como yo podría crear un trozo de mundo próspero de ése que te venden a porciones desde la gran tarta;hoy sabemos que eso fue glotonería y afán de vivir por encima de no sé qué;que yo sepa,muchos no pasamos de tener un taburete de plástico así que mucha altura no pudimos alcanzar. En mi sueño yo era aquella dulce niñita sin herencia ni prejuicios que simplemente intentaba aprender a caminar pero no pretendía subir escaleras,y se lo creyó todo todo todito. Menos mal que hoy ya sólo me gustan el aceite de oliva y la cerveza y dos o tres tonterías más. Desde que soy superviviente todo se ha simplificado bastante. Mi sueño era bonito por eso, porque se respiraba libertad ,entendida como el derecho a elegir lo más sencillo sin tener que haber probado el fango. Nadie se enredaba en el mercadeo,nadie tenía que pelear para obtener lo más básico,la provisión era inagotable;como los besos o la bondad,un mar azul verdoso brillando a lo lejos a eso de las tres de la tarde. Los bancos,como la máquina de vapor o el trabajo infantil,un tema superado,oh sí;un traspiés en la historia de la humanidad;un paréntesis necesario en el aprendizaje,que sirvió para que a algunos se les pudriera la ambición como psoriasis en las palmas aburridas;una mierda del pasado. Claro que también se superó la costumbre de arrastrar mujeres por el suelo de camino a la cueva,(era incómodo llevarlas de una pata porque se abrían como los paraguas y se les llenaba el coño de arena,eso lo vi hace poco en una viñeta )y sin embargo todavía salen asesinadas por las ventanas,los balcones,los bancos de los parques o las alcantarillas;en maletas,domicilios,cocinas,cafeterías;mueren violentamente y dejan tras de sí un rastro húmedo de sangre y lágrimas de los hijos que se quedan,sin entender nada o quizá esperándolo como una sentencia tolerada socialmente,según cada una,sus expectativas,ideas o formación. La verdad es que se avanza poco y que ya me he prometido muchas veces no desayunar con las putas noticias. Menos mal que hay gente que sigue cantando;(dicen que donde alguien canta,no hay nada que temer). Pues que así sea. Salud.

10 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Antes de irnos a tomar por culo, como bien dices, cantemos, porque como dice el refrán "cuanto el español canta sus males espanta", en estos momentos hay males para dar tomar y repartir.

Un abrazo.

Isabel dijo...

Y protegernos para lo que nos hiere no se convierta en herida que nos estropee del todo.

Besos

mariajesusparadela dijo...

Amén, Reyes.

Sue dijo...

Esa orquestaaaaaa indignadaaaa!

Gran texto. Yo también tuve un sueño y como sigo teniéndolo, sigo y sigo como el conejito de Duracell.

No me interesan ni los diletantes ni los que se rinden ni los que pierden el tiempo comprándose lo que se lleva. Ni los que no tienen conciencia.
QUE NO, QUE NO, QUE NO ME REPRESENTAN, QUE NO.

Un beso para ti y un saludo animoso para los mineros asturianos que están en huelga.
ÁNIMO!

Tracy dijo...

Ufffff,¡qué duro!!!,pero es lo que se siente en las tripas y hay que echar bilis fuera para poder seguir tragando.
Emotiva la imagen del antiguo sobre.

Genín dijo...

La parte mas bonita del sueño es esa en que se follaba dulce y frecuentemente, que rico...jajaja
Pues mira, a pesar de los pesares, yo sigo cantando y riendo y que se jodan los bancos, los políticos el capital y su puta madre!
Besos y salud

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¿Sabes que me pasa? Pues que a estas alturas de la corrida, casi me parece lo mismo -o sin el casi- que unos impresentables de ultraderechas -que son de la ideología de la que presumen- hostieen a una mujer, que otros impresentables, presuman de ser de otra ideología -y que no se cree ni dios- la maten a miles y miles de mujeres, hombres, niños y todo bicho viviente de habre y de desesperanza. Que sí, que cada vez más indignado. Pero del todo.

Que ya, ni en Yoko ni en mí.

http://www.youtube.com/watch?v=2rto0MM_n_8

Besos y felicidades por tu conmovedor escrito.

PD: Te agradezco que me hayas recordado lo de los sobres marrones; ese tipo de cosas me hace gracia recordarlas, porque es como recordar que hubo un tiempo en que la sociedad tenía unas medidas humanas, incluso aunque no faltaba quien luchaba por lo contrario.

Francisco Espada dijo...

Yo también tuve ese mismo sueño y hasta he cobrado mi salario en un sobre color caña con algunos billetes, monedas y hasta calderilla; luego vinieron los cheques, la cuenta corriente y la tarjeta de crédito. Ya nunca más fui dueño de mi dinero.
Besos

Nieves dijo...

Que sueños mas bonitos tienes Reyes!!!!
Bonita foto, divina música.

Un beso y (como Sue) también mando un saludo a Los mineros asturianos y su Lucha.

MUACK! :D

Montserrat Sala dijo...

Un placer leerte, como siemprel, queri
da niña. Te envio un fuerte abrazo. y que tengas un hermoso fin de semana,como cuando soñabas.

Qué se puede decir

Qué se puede decir a alguien cuando crees que ya lo has dicho todo??