lunes, 25 de junio de 2012

Dotor,dotor

Dotor dotor,últimamente abro más el facebook que el blog,no será malo,a qué viene este cambio de prioridades o de búsqueda de respuesta inmediata,dicen que es la mayor gratificación para mentes debiluchas así de poco tomar hierro espartano y eso;no me mire así,todavía lo puedo hacer peor,que son las once de la noche y no encuentro por ninguna parte el estuche de las lentillas,no sé si lo habrán merendado las perras o es que yo esta mañana lo escondí a base de cerebro inconsciente (ayer vi un documental sobre el piloto automático que nos rige mucho más de lo que pensamos)pero el caso es que me veo esta noche guardando las lentillas en el tapón de una botella con Eau de Grifo,que como solución salina no es eficaz.Una tontá como ésta me hace sentir desesperada a pesar de que entra por la ventana un airecillo fresco,que no frío,después de un día abrasador hasta la muerte de pájaros y de olivos y de viejos y de escritoras,porque sepa usted,querido dotor,que la menda hoy se ha confirmado en una de las catedrales del rojerío tradicional como escritora roja,como la sangre y como el vino y otros tópicos de los que suelen gustar a los poetas,no por nada,sino por aquello del sentido de la justicia y porque cada vez que escribo rojo pasa algo que me gusta u oigo una historia tremebunda acerca de la lucha por las libertades ,que es un tema importante aunque se empeñen en banalizarlo en los semanales de los periódicos,bermellón sobre fondo gris con tendencia esta temporada al vintage y escote en caracola y su puta madre con influencia de las pin ups de los cincuenta. "Yo me salvé porque era fea",dicen que decía Carmen Monge,ugetista y represaliada en la cárcel de mujeres de Sevilla;ni contar la violencia sexual que podían sufrir las rojas en aquellos cuadrados,las rojas de entonces,no la selección actual. Qué va,dotor,(si lo prefiere le llamaré dottore),aquí esto no pasa de moda ni es un tema superado,no hay out en ciertas cosas que se ganaron cuando no existían y luego se mantuvieron condicionadas y luego se volvieron a perder,en ello estamos,asfixiados y atónitos,con las bragas en los tobillos y las cárceles llenas.No me mire así,tampoco hace falta que firme ese tratamiento tan agresivo,quizá con un poco de fútbol y media docena de magdalenas me recupere en un par de días y pueda volver a respirar el olor del pan de cada día sin remordimientos ni etiquetas;total,son cuatro días y uno lo pasamos durmiendo y otro de mudanza. A qué tanto calentarse la cabeza,tanto perder los estribos y tanta ilusión firmando dedicatorias,es que estoy loca,o soy simple,dotor. Ah ya ,eso sí lo sé,a los once años deseaba ser escritora y ahora tal sueño amenaza con hacerse realidad;eso es muy fuerte,dotor. Ya no le pongo la cursiva porque estoy segura de que usted me lo perdona,como me perdona que le hable con las lentillas incrustadas por no saber dónde ponerlas;me recuerda usted a un hombre que tiene más paciencia que un santo,si algún santo pudiera ser rojo;un hombre que abre para mí un paraguas dorado cuando me caen los chuzos de mis propias ideas,esto me cura más que las pastillas;pero esta noche, es sólo que esta noche,dotor,pienso en lo que me ha dicho ese autor veterano;que mi cuento era como un "hilo de dolor" suspendido que sin necesidad de usar palabras tópicas contaba una historia capaz de tocar el miedo o de contarlo. Cuánto honor,dotor;casi no he pensado negativamente hoy,ni me han importado las cajas ni tambalear mi tonelaje sobre una escalera para mal medir un hueco cortinero,ni maltratar mi felicidad con las aristas de mis temores y prejuicios;ni siquiera la calima que hemos atravesado con el vaho cruel de un calor casi extremo. En realidad no sé para qué vengo,dotor; ah sí,para decirle que nací con un genoma defectuoso,el de la escritura sarpullida,cada vez lo sabe más gente. Pero¿sabe qué?Que lo mismo estar así de enferma es lo que puede curar mi trozo de mundo. Tenga usted buenas noches,dotor.

8 comentarios:

Larisa dijo...

La ausencia de puntos y aparte hace dificultoso este texto. Pero te mando un abrazo, porque en el fondo te quiero. Hala, a salvarte tocan. Besísimos, roja.

Genín dijo...

Seguro que el dotor te entendió, pero deberías publicar ese cuento aquí, si no es muy largo, que seguro que es buenísimo...
Besos y salud

El Drac dijo...

Hay mucha gente que le gusta el facebook, creo que es para conversar en tiempo real. A mí no me agrada porque se siente que todas las conversaciones son halagos fingidos, y ay de aquel que quiera dar una crítica o algún punto de vista discrepante ¡¡se lo comen vivo!!

Un gran abrazo

mariajesusparadela dijo...

Digo como Genín: por fa, publícalo aquí.

Francisco Espada dijo...

No sé si curará tu trozo de mundo, pero tú no tienes cura, tú está curada. Me ha gustado ese diálogo imposible con tu doc.
Besos

Elvira dijo...

Yo también he cambiado mis prioridades blog-Facebook últimamente. ¿Por qué será?

Besos

Nieves dijo...

Hay momentos para todo... No debes preocuparte chica...
Eso si yo también quiero leer ese cuento aquí eh!

Un besote :)

NáN dijo...

A los que abandonáis el blog por FB, os saco tarjeta amarilla; y la roja a los que lo hacéis por twitter.

Enhorabuena por tu cuento, rojaza.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...