viernes, 28 de febrero de 2014

Feliz Día de Andalucía



Como muchos andaluces universales,era culto,lector voraz,inteligente y tenía conciencia,que es lo que quita el hambre de los pueblos y combate la injusticia desde que los humanos soltamos las antorchas.

Como muchos de los que aportaron algo a esta humanidad vociferante y arrastrada,no llegó a viejo,y su voz fue silenciada con un disparo,que es el arma de los brutos.

Pero hizo lo que debía,y dejó estructurado un pensamiento, lo más cercano que tendremos jamás a un nacionalismo andaluz,entendido como igualdad y reconocimiento de una identidad.

Yo,que fui una de las miles de niñas andaluzas que creció sin conocer su nombre,hoy le rindo homenaje,sacudo el polvo de
aquellos temarios escolares que no le incluyeron jamás y honro su memoria con el corazón apretado.

Blas Infante,padre de la patria andaluza,el símbolo que debería representarnos en lugar de los rocíos,los chistes y las panderetas.

Orgullosamente hablo y pienso andaluz en tu nombre,y desde ahí,deseo un feliz día de Andalucía a todos.

domingo, 23 de febrero de 2014

Sol y nieve


A riesgo de parecer uno de esos hoteles de nombre rancio,traigo aquí algunos momentos del día de ayer en que por fin nieve y sol se aliaron para permitirme conocer a su majestad,el mágico elemento de la montaña fría,la señora Nieve.

Tengo los años que tiene un bosque joven y nunca la toqué,como ya os conté hubo tentativas fallidas que ayer por fin culminaron en proyecto realizado;
estuve,anduve,disfruté a ratos y otros tantos pasé el sofocón típico de las almas ansiosas como la mía que huyen de toda aglomeración humana y que sin embargo se ven abocadas a ellas por estar en época de cría,o por no se sabe qué poéticas ensoñaciones.

Sierra Nevada es una preciosa estación de esquí,no obstante,y fue raro para mí el paisaje que para otras personas que viven en la zona es lo más normal (me hizo gracia cruzarme con un abuelo que subía ,con su nieto y el periódico,en el telesilla,supongo que para los residentes será como coger el tranvía si estás cansado) y ese cielo azul restallando
no contra asfalto ni palmeras sino contra el blanco puro que luce al sol.

Andalucía tiene tantos ambientes distintos,esto ya todos los sabemos,por lo tanto es fácil que todo lo del sur se convierta en turismo de masas;
yo a lo máximo que había llegado a vivir aquí era la bulla de Semana Santa(sólo de joven,desde el 99 trato de no estar en ninguna)o un día de Julio en Punta Umbría,así que me sorprendió mucho ese mundo donde los aficionados a esquiar se toman unas molestias grandísimas para llegar a las pistas armados con ese equipo que es de todo menos cómodo con la idea de lanzarse a completar unos cuantos slaloms.

Y a la caída de la tarde,cruzarse con ellos como si fueran un ejército de gladiadores multicolor,demasiado cansados para apartar los esquís que en cualquier momento te pueden dejar un souvenir facial que ríete tú de la pigmentación
de cejas con láser.

De todos modos sé que estoy perdiendo espontaneidad ,que es una forma sutil de decir que me hago vieja;

porque muchas cosas me parecieron peligrosas,desde el telesilla,que al ser dinámico no se detiene y tú mismo te abres y cierras la barra de sujeción,hasta la poca separación entre esquiadores y gente empanada con niños,como yo,que sólo quieren estar allí en plan parque temático,viviendo la maravillosa ilusión de habitar un mundo invernal y alpino.(por cierto nos colamos en una zona de pistas,un cachito que había allí en lo más alto de todo y no tardó en echarnos un amable esquiador de la empresa de seguridad...de ese sitio es la foto que aquí os pongo,justo en la pancarta informativa que no leímos).

Aunque ahora que lo pienso,qué coño ilusión,aquello es montaña de verdad,mientras almorzábamos nos hacía un grado de temperatura;

casi podía verlo por allí,el grado,digo,pequeño,minúsculo,metiéndose en mis pies enfundados en botas de goma cutre como las de mi pobre hija,que fue la que se lo pasó en grande,a pesar de que ya llevaba los pantalones empapados de haber estado jugando en la nieve.

Y por cierto,que la nieve,señores,no es otra cosa que hielo picado;

(si habéis pasado toda la vida,como yo,leyendo cosas como "suave manto de nieve" olvidaos del tema, que en realidad la nieve,aunque blanca y de aspecto fabuloso,al tacto es una cesta de granizada y por lo tanto a los tres minutos los dedos ya no responden ni para colocar la zanahoria de la nariz del muñeco).

Sin contar con que,aunque no lo creáis,(jeje)es agua congelada y por lo tanto te empapa hasta los huesos si por lo que sea la tomas por un juguete y te empeñas en acostarte sobre ella para hacer el ángel.

Resumiendo;

que yo ni ángel ni nada,sólo pasé mucho frío y algún que otro agobio;(cola para salir del parking,más frío que en la boda del Yeti y angustia por la ropa mojada de la niña,que bajó varios centímetros el nivel de la cota llevándose litros absorbidos en los vaqueros...la cosa es que no íbamos bien preparados,porque mi hermano con prendas térmicas estuvo tan a gusto;ya lo sé para la próxima vez que vaya,para 2025 o así).

En fin.

Varias conclusiones de la abuela Cebolleta;

1-Yo soy más de playa y chiringuito.

2-La nieve mejor verla por la tele.

3-Nunca iré a Venecia.


(no me preguntéis por qué Blogger no me deja insertar fotos entre el texto,no tengo ni idea; que tengáis buena semana).



viernes, 14 de febrero de 2014

My love

Y cuando estoy sola chapoteando en mi marrón mental, a medias entre el eczema y el sofocón,llegas tú y me dices que los problemas de conciencia no suelen ser entendidos;(que los de carácter sí,ésos todo el mundo los disculpa y comprende).

En ese instante me doy cuenta de que eres muy listo, muy capaz de soltar verdades que me ayudan.

Y entonces te quiero(también)por eso.


/foto blog.sage.es).

domingo, 9 de febrero de 2014

El amor es un candado que se oxida con la lluvia

Se prevén treinta y tantos litros por metro cuadrado durante la tarde de hoy.

Ya me apoltroné con todo lo necesario;bombones,pijamas,periódico,tablet,niña,amor callado,lamparita encendida,brasero.

No falta nada,ni siquiera la regla,de lo que me alegro porque así el dolor no estará en el trabajo el primer día.

Me vengo al blog,pensando qué escribir de entre las muchas cosas que me duelen,nostalgia que pincha como un escalpelo,pero la llevo descartando desde hace días,no quiero malear,no quiero echar de menos a los muertos ni engañarme a mí misma con el rollo de las cosas tristes.

La tristeza es una trampa,la más bonita de todas,porque nos hace más interesantes,no hay tristeza sin reflexión.

Y tampoco hay vida sin emoción,la certeza más dura en temas de relaciones y convivencias,por mucho que se empeñen la civilización y las religiones,no se nos puede sujetar en una repetición de vivencias durante todos los días de la vida por muy corta que ésta sea y por mucho amor que haya.

Entendido esto,al final escribiré una tontería;

me gustaria decirles a todos los seguidores de Federico Moccia, gran conocedor de la necesidad de los jóvenes de creer en el amor eterno, que todos esos candados que el tío vende por internet y con los que se está enriqueciendo vilmente,no les garantizan que la novia o el novio actual sean para siempre,y que es bueno y saludable que así sea.

¿Qué estáis comprando,insensatos,la idea de tener a la misma persona hasta el fin de vuestra existencia?
¿Sabéis acaso lo que eso supone?

Es como apostar ahora,en este mismo momento,por llevar los mismos zapatos hasta los 78 años,o firmar para no cambiar de gustos musicales o alimenticios,comer sólo chocolate hasta la ancianidad ,etc,acotar la vida en la edad más temprana,ponerse los límites antes de haber comenzado...
qué forma más burda de intentar asegurarse lo imposible.

Que lo sepáis;

para lo único que sirve poner candados en los puentes de las ciudades,es para estropear el patrimonio cuando éstos se oxidan,por la humedad de los ríos,ya sea el Tíber o el Guadalquivir,o los días de lluvia intensa como hoy.

Ojalá alguien se ocupara de educaros de otra manera; en el amor a vosotros mismos; en la aceptación de los avatares de la vida; ojalá quisieráis escuchar a los puretas que han vivido mucho,porque ellos tienen libros de cien páginas en el transcurso de sus vidas, y más de un nombre pegado a las costillas y al corazón,que no muere,decían,sin conocer al menos varias victorias;

ojalá algún escritor romántico se atreviera a escribir que vuestro amor es sólo un candado que se oxida con la lluvia.

No hay que dejarse engañar;sólo pensar un poco;

es mucho mejor vivir ese amor que mandarlo a retirar por el ayuntamiento como un mueble viejo y contaminante.

(Foto,abcdesevilla)






lunes, 3 de febrero de 2014

Seis y cuarto

Yo también tengo mis objetos de poder;
una pirámide de cristal;
un elefantito verde de alabastro;
una cinta roja de la virgen de Guaditoca;
una lámpara de sal;
un san Antonio pequeñito;
una estampa reliquia;
es con todo eso y no las tengo todas conmigo cada día
cada nuevo día
a las 6. 15 de la mañana.

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...