viernes, 29 de noviembre de 2013

La novela


Algunos amigos suyos hablaron de la novela,con fervor y entusiasmo.

En la solapilla,una vez más,se descubría para la literatura española una nueva y sólida voz,quizá la más prometedora de cuantas hay ahora mismo en el jardín de la creación palabrera.

Normalmente pasaba bastante de las solapillas,de los descubrimientos y de las nuevas voces,pero esta vez hizo caso de sus amigos.

Unos amigos cuya respiración podía imaginar por haberles visto la cara al menos una vez en la vida,gente lectora,culta,fuerte.

Así pues,no dejó que la envidia la cegara y empezó a leer.

(Para aquella que escribe siempre es envidiable cierto éxito,no basado en las ventas,sino en la atención y el cariño de la gente culta,lectora,fuerte;para despertar admiración en los gañanes vale cualquiera).

Leyó por fin la novela,en un segundo intento;en el primer préstamo de la biblioteca no hubo tiempo,se le pasaron los diez días entre madrugones y trabajo fútil del que quema las manos y replatea las canas.(sin afán aquí proletario alguno,en serio,tan sólo descripción de la realidad).

La segunda vez ya era invierno y tuvo suerte.

La leyó en cuatro noches,le reconoció capacidad de atrapar su mente,buenas palabras,ambiente opresivo y desmitificación de utopías;muy bueno para una primera novela,eso es lo que se dice,que yo no lo sé puesto que madura no soy y ya jamás lo seré.

La madurez no es un regalo,hay que trabajársela,y con poca edad es meritorio y admirable,claro.

Una vez leída,se le empezó a volar el pájaro de la opinión,me ha gustado,no me ha gustado;bueno, es algo serio,la novela seria sí que es,se nota el trabajo,el trabajo hay que reconocerlo siempre.

Los personajes,sus reflexiones,la atmósfera,muy bueno todo.

Pero ya al caer la tarde del siguiente día,encontró la palabra que no quería salir;la churra que no quería ser merina;la negritud y el abandono de una sensación.

La sensación,lo que la novela había aportado a su vida;un adjetivo,sincero,escueto,nada más te pido un adjetivo.

Está bien,ahí va.

Deprimente.

La novela es muy buena,pero deprimente sí,deprimente que te cagas.

(Por supuesto que no voy a decir qué novela es...faltaría más...)

domingo, 24 de noviembre de 2013

La viñeta prometida

...

héla aquí...

Es el análisis correcto del "incidente",a mi humilde entender.(Clic para ampliar).

(Revista El Jueves,autor Manel Fontdevila).

viernes, 22 de noviembre de 2013

La buena educación

El otro día ciertos participantes babosos de un debate televisivo consiguieron hacerme dudar acerca de la legitimidad de usar una chancleta en un parlamento.

Esta semana una tira del Jueves lo explica perfectamente,diáfano.(pondré al autor,y si la escaneo,la tira).

De tal manera que al final ,lo que parece sentado es que la desesperación es una dama bastante maleducada y que los gestos de mal gusto no son comprendidos nunca por aquellos que sienten los problemas como algo lejano;

es como esa mala costumbre que tienen los desesperados que saltan la valla de Melilla de ponerlo todo perdido de sangre,joder.

Qué les habrá dado a esos negros para ensuciarlo todo de esa manera,en vez de solicitar pacientemente y por escrito entrar en un país de forma civilizada,con su visado,su Samsonite y su muda limpia,como Dios manda.

"Disculpe,por favor,¿podría usted poner aquí el cuello,señor X,sobre este delicado almohadón de seda china? Es para que la guillotina cercene rápidamente su delicado cuello;no patalee ni gima,señor,por favor demuestre usted entereza ; componga ese gesto avinagrado y dé usted ejemplo de hombría y de educación,que hay gente mirando."

Quizá,como dicen en el Jueves,éste es el nivel al que estamos llegando.

La pregunta es; ¿Lo merecemos?

martes, 19 de noviembre de 2013

Sombrerito de paja's affaires





Creo que si no fuera como soy,no sería nada,se dijo la hoja de árbol joven,aún verde,brotando en la superficie rugosa de la rama.

Y se dijo lo mismo cuando ya estaba vieja,amarillenta y crujiente.

Así,igual que la hoja,una mujer de mediana edad que nunca será mayor se asoma al espejo,la cara más reseca que los pies de Kung Fú,que según mi padre era una metáfora perfecta de los agarraos, los que "se gastan menos que K.F. en zapatos"...pues eso,decía,esa mujer se mira y sabe que sólo es posible la marea,hay bajamar y altamar y corrientes medianas,que son las menos,pero siempre la marea.

Creo que si no estuviera en el fondo a menudo no podría subir nunca a la superficie,creo que si no tuviera mis festivales de pensamientos sombríos jamás podría amar la vida como lo hago,creo que es inevitable sentir a veces que no tiene nada que ofrecerme y otras sorprenderme en el sentimiento o la convicción de no ser más que una aprendiz.

Ay,me digo,ojalá,ojalá pudiera volver a nacer,resetearme,poner el contador a cero,y enseguida me digo,¿pero acaso no es eso lo que hacemos cada mañana?

Me parece que es necesario olvidarse ya de los cuentos de Calleja,que suelen ser callejones sin salida.

Estos días he pensado mucho en mi forma de afrontar las cosas,de pensarlas y agobiarme,de empujar el carrito de los juguetes con todas mis cargas mentales de un sitio a otro,lo que sin duda me hace enfermar, como dicen que también lo hacen el hábito de la crítica y el prejuicio.

He intentado alcanzar decisiones que me lleven a una mejor way of life, porque la vida de mierda por sí misma, tan sola, tan literaria ella,tan propia del valle de lágrimas,nunca me gustó,aunque yo venga de una familia procedente del monte Calvario.

Y sin embargo,esta mañana, al ver que mi rostro empezaba a tener mejor aspecto,me he dicho sencillamente que jamás podría mejorar si no empeoro continuamente.

Que quizá mi condición sea la de sombrerito de paja que sin embargo resiste todas las tormentas.

jueves, 14 de noviembre de 2013

Dulces perras



Angustiada,Elisa acudió al médico,porque le empezaba a gustar ladrar por las noches mientras miraba la luna por la ventana.
"Doctor,doctor,¿soy un perro ?"
El doctor al verla tan guapa se abrió la bata y sonriendo,respondió;
"Guau".
...
Lo que en idioma perruno quería decir que en todo caso,sería perra.




Dedicado a todos los arzobispos.

martes, 12 de noviembre de 2013

Transformación del todo,todito en nada,nadita




Voy a darme de baja en facebook, si encuentro cómo.

(ya lo hice una vez).

Hastiada de sentir una cierta angustia por no tener tiempo de seguir mis blogs amigos,harta de mí misma por la necesidad de encontrar el eco de mis palabras en las vuestras,y cansada de contribuir a ese rollo de la privacidad maltratada que supongo es el motivo de que algunos de mis blogueros favoritos usen seudónimo o cierren sus blogs a lectores no invitados.

Siempre digo lo mismo;a mí la privacidad me sugiere lo mismo que a las momias de Egipto,resecas expuestas a la vista de
todos en los museos de arte y costumbres populares.

Pero aun así yo sigo siendo visible incluso para personas que decían quererme mucho muchísimo aunque no era cierto,por
ejemplo,y que quizá me rastrean aunque yo no pueda ya encontrarlas en su vitrina.

No es que eso me preocupe pero tampoco es necesario,ahora que no encuentro demasiado sentido a casi nada de esto.

Me pregunto(si también encuentro valor para borrar este blog,esta vez guardando sus contenidos en alguna parte),me
pregunto qué seré después de esta vida virtual.

¿A dónde van los blogs cuando se cierran?

Debe existir un cementerio nuclear de palabras,fotos y comentarios.

Seguro.Quizá lo tenga Obama en el cajón de su mesilla de noche.

¿Dónde escribiré mis reflexiones? ¿En el cuaderno de vaquitas que me he comprado,como a los 14?

(Creo que ya no podemos soportar escribir nuestras chorradas para nosotros mismos,nos hemos aficionado,yo al menos, a hacerlo todo hacia fuera).

Eso sí,hay un lujo nuevo;

En los días como hoy en los que las ganas de desaparecer son fuertes,una sabe que puede hacerlo sin tener que morir,al menos del todo,todito.





domingo, 10 de noviembre de 2013

Volver por los caminos andados...

...buscando la niñez como quien busca un anillo valioso.

Y encontrar sólo un montón de servilletas puestas a secar y el azulejo del lago esmeralda de la gruta de las maravillas,que es lo único que pude fotografiar porque dentro está prohibido.

Y subir a la peña de Arias Montano,que fue un humanista y escritor que por allí pensó y pensó hasta conseguir atraer sobre aquel sitio mágico un montón de inquietos pensadores y recolectores de castañas,cuyos espinos siembran las cunetas como si hubiera pasado un mar;

(y es que pasó el Atlántico,que según el cartelito se puede ver desde allí en los días claros,dato impresionante si se tiene en cuenta que hablamos de la sierra de Huelva);

su alma sigue por ahí orgullosa a pesar de haber peloteado a un rey,recitando los poemas más bellos que llegó a escribir,o quizá recordando los numerosos libros que tradujo entre rayos de sol azules y amarillos del otoño.

Con el rumor de las fuentes de seis caños el agua baja de la montaña y los pulmones se llenan de aire limpio que corta tipo cuchillo para el cutis.

Desde allí volver a mirar Alájar como la joya que es entre el verde suave de un sueño que tuve una vez y tener la certeza de que existe algo que no tiene ni tiempo ni lugar.

Miel y poleo,árboles que han visto muchos cielos desde mucho antes de que yo naciera,(lástima de un grupo de cantores que había con guitarras tipo ranciopandilla de mis años de catequesis,Dios los bendiga,ese repertorio sí que era para todos los públicos...divertido...pero me cortó el rollo meditativo).

Y mucho arte en los carteles de una tienda de recuerdos de Aracena,justo enfrente de la gruta de las Maravillas,1.200 metros de galería visitable donde siguen las pollas y las lágrimas que la tierra creó misteriosamente durante miles y miles de años para disfrute de hadas y de humanos.


(La foto de la sala de los Desnudos está sacada de la red,porque está prohibido hacer fotos menos las miles que hacen al día para vendértela a la salida,igualico que en el Loro Parque;cosas del business).

martes, 5 de noviembre de 2013

Viñetas



Yo también fui obrera de fábrica.

Tengo para contar historias de ésas que gustan a los que leen libros y conservan las manos suaves toda su vida.

Otra cosa es que lo haga.

Que no soy Miguel Delibes,ni de lejos.

domingo, 3 de noviembre de 2013

Los vientos azules de los bosques


Un domingo entreverado de sol sin amapolas

una echa de menos subir a un tren (sola) hasta Galicia

sólo para mirar acantilados.

Un domingo de mierda y sin motivo aparente

salvo el cansancio de una vida rebozada en deseos

(algunos cumplidos otros medio crudos )

una se desborda en un dolor estúpido

como si te cabreas porque se mojaron las cerillas

y ya no puedes encender petardos.

Un domingo de otoño de repente eres muy fea

y estás cansada de ser el bufón de la familia

el bastón el báculo el sofá el tendedero

la psicóloga la máquina de abrazos

que en el fondo nadie necesita.

La vida es el mismo milagro para todos

nadie te tomará por su ángel guía

no hay más misión que la de ser felices

esto lo saben las cuatro brujas locas

que a veces se reúnen sin sentido

para entregar sus almas desnudas

a los vientos azules de los bosques.


sábado, 2 de noviembre de 2013

Más días que ollas

He tenido más días que ollas colgando
en el techo de la cocina mágica
donde se juntan las abuelas muertas
atesorando sus monedas para el alma
y siempre fui la misma
al fin y al cabo.
Y aquellos otros días no están tan lejos
si lo piensas siempre hubo otro mañana
incluso en los ratitos de esa angustia sorda
que se enreda a menudo en la ventana.
He tenido otros lunes, otros soles.
Amanecía detrás de una ventana
entelada de gris para las moscas
que tampoco dejaba entrar la lluvia
y yo era una yo muy verdadera
la mejor de todas de las mías;
pero volvió a pasar el tiempo
y ya fui otra.

La granja que puede cambiar pequeñas cosas

Esta foto es el final feliz de una de las numerosas campañas de Change.

Me llegan a pares cada semana y algunas las firmo y otras no.

A veces me parecen muy justas las peticiones,otras un poco más chorras,pero suelo firmar.

Hace unos días el caso de esta niña con cardiopatía congénita me conmovió porque una importante aseguradora no accedía a

meterla en el seguro médico de la familia.

Me hizo pensar en aquel teleoperador que en cierta ocasión me vendía un seguro de salud y cuando le dije que sí (por

aburrimiento,porque no era caro,porque vino a través de mis compras en Cutrefour),al ir a rellenar el formulario y decirle

yo lo de mi 33% de minusvalía reconocida,ya no me lo quiso hacer.

No tuve fuerzas ni ganas de decirle que era un tema de espalda,que no he ido al médico más de diez o doce veces en

veinte años,que no me gusta tomar medicinas (o no me gustaba en ese momento,estoy descubriendo los psicotrópicos legales

que permite o financia este sistema maravillloso),simplemente le colgué,aunque no me pareció justo.

Son cuadriculados,no hay perfiles,si eres una gallinita con tara previa te quedas sin cobertura,que digo yo que una cosa

es buscar la rentabilidad y evitar enfermos crónicos que ya lo fueran de antes y otra estudiar bien a la persona.

En el caso de esta nena la discriminación y la falta de interés ,aparte de humanidad,estaba clara.

Por haber nacido con esa cardiopatía la excluían de la póliza.

Al final un montón de firmas de ovejas sanas o no tanto pero solidarizadas con Valeria pusieron la cara colorá a la

compañía que ha reconsiderado su actitud,acabo de recibir el boletín.

A partir de ahora sólo contabilizaré las pequeñas victorias.



Verdades

Hay ateos bañándose en la sangre de Dios y creyentes que ya están en el infierno. Sé por qué beben tanto los poetas es porque no saben qu...